Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009

Justicia e injusticia en los 20 años que se fueron

Las nuevas generaciones o nuevos gobiernos, aquellos que pregonan “EL CAMBIO,”  tienen que saber que las ideas que sirvieron en el pasado (sea este de izquierda o de derecha) tienen que ser re-aprendidas por las nuevas generaciones y deben de apartarse de aquellas ideas que destruyeron las estructuras de las instituciones. Entre los “eruditos” de nuestra sociedad  y en especial aquellos con “visión siglo XXI bolivariano” que gobiernan en la actualidad en el mundo latinoamericano, atacar a los generadores de empleo es impopular y contraproducente contra el desarrollo y el afianzamiento de una democracia, sólida, participativa y transparente.  Lo que deben de aprender es el buscar la razón de que porque hay naciones POBRES y naciones ricas. Buscar encontrar el camino para que esta nación muy pobre, pueda ser algún día rica.

Ahora que un presupuesto esta por venir y que los partidos políticos  piensan en como negociar el billete para sus intereses (dicen que para el pueblo) y nunca en buscar el camino con un pacto de nación, con un proyecto de Estado donde la alternancia seguirá el cumplimiento a lo pactado después del 2014 o 2019. (Hoy con el gobierno de Mauricio Funes parece que se haráGi?o Como vemos en la actualidad, que después de muchos años desperdiciados aún no tengamos un sistema de salud decente, aún tengamos un analfabetismo inmenso, un hospital Rosales y Maternidad deplorable, un sistema de trasporte arcaico, vulgar y temerario, un sistema de mercados lejos de sus niveles óptimos, la construcción de viviendas donde al “dueño de la plata” se le antoja y sin que las necesidades básicas de las construcciones  sean cumplidas, estas y muchas otras son base de las injusticias de los últimos cincuenta años en el país.

Por ello es que en lo álgido del debate de que si los homosexuales se unen y a eso le llaman matrimonio, o si las bóvedas o el metro no se terminan pronto o que si los niños deben de recibir zapatos y uniformes en las escuelas, me desvío de “la coyuntura actual de debate en la asamblea” por el tiempo perdido para elegir fiscal,  el (la) procurador o negociar el billete del Banco Mundial, voy a retomar lo que en realidad hace un país prospero, rico y con estos argumentos podremos comenzar a entender el porque de las políticas fiscales de Hacienda.

El Mundo era pobre en comparación del mundo pobre actual, Inglaterra, EEUU, México y Centroamérica con su naciente El Salvador. La fuerza muscular, animal y humana era el método único para producir que no permitían caminar con el ritmo del crecimiento humano y las necesidades que este conlleva en si. Aquellos seres humanos que no recibían las dadivas del Gobierno crecían con mayor fluidez, con mayor rapidez. En El Salvador en aquel entonces de revoluciones de Marti solo una pequeña fracción era pobre en relación al pobre de hoy. Ni los platudos de la época, ni la misma población pensó en que hacer para mejorar las condiciones de sus habitantes. Después de años de defender a Farabundo Marti y su revuelta del 32, no existe, no existió, no hubo un plan premeditado de esa “gloriosa gesta” para mejorar la vida de cada salvadoreño en esas épocas que muchos hoy en día glorifican. Todo fue, “volar verga y cuando lleguemos haremos las cosas”.

Para que El Salvador pasara  a crecer debieron romperse las fábulas y cuentos filosóficos con razonamientos económicos que era el pan de cada día en esas épocas:

  1. Que la ética es poca cuando se destruye a un empresario que compite al hacer bienes mejores y más baratos.
  2. Que al “desviarse” de los tradicionales métodos de producción crean injusticia.
  3. Que la maquinaria moderna que produce en masa son las creadoras de desempleo y consecuentemente arruinan el país.
  4. Que hay que proteger a los menos eficientes de los más eficientes como una prioridad “política-social” del gobierno.
  5. Que toda iniciativa empresarial debe de ser restringida mediante la coerción y la reglamentación de toda actividad para promover el bien común en la nación.

Estos seres humanos que rompieron estas fabulas marxistas, pavimentaron el camino para el libre comercio donde el gobierno ponía obstáculos a la actividad empresarial. Ni el capital acumulado con anterioridad, (no existía como tal) ni la tecnología moderna (incipiente para la época) fueron la chispa que inicial del progreso industrial y material en El Salvador. Fue la filosofía de la empresa privada del saber como hacerlo, avanzar y madurar. Por ello es que inteligentemente el Sr. Presidente Funes esta realizando alianzas con la empresa privada. Muchos de los gobernantes en países con retraso han aplicado conceptos muy equivocados en sus planes para el mejoramiento económico. Creen que hablar de industria, crear industria y desarrollar la industria es cuestión de maquinas y libros en la tecnología. Libertad económica significa industrialización, que se responsabiliza por aplicar la tecnología y crear capital. 

En El Salvador no hemos invertido (NUNCA) el capital suficiente por ciudadano, porque no hay ideas capitalistas, porque no hemos adoptado las políticas de los países capitalistas del mundo occidental y debido a ello hasta la fecha todos los obstáculos tradicionales a la libre empresa y la acumulación a gran escala no han sido eliminados. Somos paternalistas, dadivosos, creadores de gigantescos elefantes blancos, corruptos y violadores de las instituciones que velan por el desarrollo del bien común en el país. Con escuadrones de políticos que en su “encuadrado mental” por generaciones, es el de quedar bien con quien ostenta el poder en la dirección del partido político. Llámese partido A, B, o C. 

El Capitalismo llega a San Salvador como ideas raras, malolientes, de “imperios capitalistas”, de rateros de corbata, no así en UTAH por ejemplo, donde el funcionamiento de la ley es inobjetable. Donde el balance de poderes existe, donde “los perla” que le roba a cada ciudadano mediante recibos de cobro de servicios y licitaciones son encarcelados, donde los policías “perrones” son “no solo descubiertos” sino enjuiciados y condenados de acuerdo a sus faltas. ¿Cual es la verdadera industria salvadoreña? ¿Las cervezas?, ¿las pupusas?, ¿los productos nostálgicos?, la construcción de centros comerciales, ¿el mejorar calles con el fovial? Fue el gobierno de Duarte o de Molina el que comenzó la industrialización de El Salvador? ¿ o fue Julio Rivera o quizás Osorio que era mas izquierda que la que esta ahora? ¿Fue la inversión extranjera? ¿El café orientado a la exportación? ¿Se inicio con el calzado y los textiles? 

Con la guerra fraticida interna que costo millones en pérdidas  y atraso a nuestro desarrollo industrial con la pugna entre las partes, como los sindicatos y empresarios propietarios de las grandes y medianas empresas en como repartir las utilidades, prestaciones y beneficios que viene de la ideología revolucionaria de la revolución Bolchevique marxista (la revolución de Octubre) es decir en buen cristiano, incorporar las ideas marxistas, socialistas y “progresistas” como el caso de la plusvalía que han influido en las constituciones del 62, de los 80s´ y los 90s´.  Los “derechos sociales”, “Tierras en función social”, “expropiación de tierras sin uso”, las expropiaciones y la nacionalización de la banca en la era de José Napoleón Duarte, no fueron para nada benevolentes para el desarrollo industrial de este país. Fueron medidas “anti-capitalistas”, anti-yankis, convirtiendo al estado como conductor de la economía, vedando la iniciativa privada. 

Luego viene los 20 años que acabamos de finalizar, donde los intereses voraces de los capitalistas sin menoscabo, destruyo cualquier posible conciliación entre los empresarios y trabajadores, “las clases políticas” se repartían a granel las cuotas de poder con los recursos del estado, diputaciones, las instituciones como Fiscalía, Corte de Cuentas, La Corte Suprema de Justicia, gobernaciones, El Ministerio de Gobernación, La PNC, el Tribunal Supremo Electoral (no ha cambiado nada con “el cambio”, solo son otros los titulares en las cuotas) agregándole el importante esfuerzo del partido de izquierda donde la táctica de sacar a ARENA del poder le funciono en la estrategia de la consolidación y toma del poder por vías pacificas en su camino lento y seguro (pueden ser 20 años mas) para imponer el socialismo del siglo XXI en El Salvador (El FMLN utilizó a Mauricio Funes y Mauricio Funes y sus amigos utilizaron el FMLN)

Saca quiso con FOSALUD, REDES SOLIDARIAS y otros “planes sociales en función social” para reducir la pobreza, detener la marcha de la historia con el fin de propiciar el desarrollo del capitalismo con promesas para ambos sectores de salir beneficiados económicamente lo cual falló. Los prestamos o fideicomisos se incrementaron, la deuda externa se creció y el capital (generador de progreso) se perdió. Nuestro país para lograr desarrollo pide prestado, porque no puede invertir con capital propio para “desarrollar al pulgarcito de América”, hay crisis de deuda porque las ideas socialistas han prevalecido sobre las ideas capitalistas. Y según parece esa será la constante. Hemos tenido en El Salvador un “capitalismo” mercantilista en función social y en función de cúpulas partidarias con elementos corruptos, primitivos con el poder de la libertad económica para unos pocos, enfrascados en ideas erróneas de migajas, hasta que se llego a acuerdos como los TLC. (Aun con vicios) que se abrieron un poco. 

Al final, las libertades económicas plenas que hacen posible la acumulación del capital nunca han existido en su totalidad. Las fabulas arriba mencionas, especialmente la 4 y la 5 se mantienen hasta este día. Siempre hemos tenido que recurrir a capital extranjero para desarrollar la industria salvadoreña. La industria ahora es básicamente extranjera y no solo la industria, sino la banca y el sector de los servicios. Por lo que considero que el “sacudirse el imperialismo norteamericano” no será posible, ni para los de ahora llamados “los del cambio”, ni para generaciones futuras, dependemos muchos de el capital extranjero. 

A pesar de la influencia y cercanía (Muchos salvadoreños ha caminado este trecho) otros países distantes como Taiwán, Vietnam, Polonia, Corea, la India, los checoslovacos, Singapur, Hong Kong, Estonia, Irlanda y la China, si se han “puesto las pilas” con los beneficios del capitalismo y es por ello que muchas inversiones se van para esos países y no para El Salvador. El impuesto sobre la renta para estos países es casi cero. Aquí en cambio vamos al revés. 

“No importa que el gato agarre los ratones con la derecha o con la izquierda lo importante es que los agarre”
. El Líder Chino Xiaoping da ha entender con esta frase que no importa que las políticas sean comunistas o de mercados libres lo importante es que generen prosperidad y empleo permanente. El Salvador, esta acompañado en su infortunio, el bloque “bolivariano de Chávez-Ortega-Castro-Correa-Morales-Krischner” (una URSS renacida en el extranjero) empuja a muchos países a la caída estrepitosa económicamente, aumentando la pobreza de sus países al perdiendo capitales día a día.

 


 


Publicado por nelsons @ 12:32  | Politica
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009 | 13:53
" ....atacar a los generadores de empleo ....",

QU? BONITO SE OYE ESO DON NELSON !!

PERO, D?JEME PREGUNTARLE EN QU? PA?S DEL M?S ALL? ?

TALVEZ USTED SABE M?S QUE NOJOTROS !! JA JA JA JA JA

IDEAS SE DISCUTEN CON IDEAS, -> LO QUE LE DICE LA OLLA

AL COMAL !!
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009 | 15:07
Mmmmm...no cambias va...siempre de mesianico...
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009 | 23:18
TEORIA Y PRACTICA: el autor de "Ideas versus Ideas", al igual que otros amantes de libros de teor?as que ensalzan "el capitalismo" privado, pasan de lado para no ver, (porque saben que existe), la pobreza que va dejando ese sistema sin alma humana, sin coraz?n, sin solidaridad por el semejante. VEA LO QUE HAN HECHO en su cuna, sin pasionismos, y vea lo que sucede en otros pa?ses que han adoptado sistemas econ?micos distintos de los que ataca. El diario de hoy, propulsor del liberalismo salvaje del siglo 18, en sus talleres y oficinas han sido por generaciones el ejemplo de la miseria humana que representa la ambici?n desmedida por el dinero, arropado en una "sesuda" exposici?n de "principios", al igual que el autor del art?culo comentado. El ser humano tiene que ser humano para cumplir con el papel de hombre feliz. Tiene que despojarse de sus ambiciones materiales, en uno u otros sistemas....la destrucci?n est? en camino por sus ambiciones.