Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009


Mucha policía...Poca...
Fotografía de Nolban Medrano (hondureño) para BBC


La imposición del Estado de Sitio ha convertido al pueblo hondureño en rehén de los golpistas. Representa en la práctica un arresto domiciliar que se decreta en contra de toda la población. Nadie está autorizado a salir de sus casas bajo riesgo de sufrir las represalias por parte de las fuerzas militares y del orden público. El Estado de Sitio convierte a los militares y los cuerpos de seguridad en carceleros de su propio pueblo.

Esta es la realidad que se vive en estos momentos en Honduras. El Estado de Sitio ha servido de cobertura seudo legal para justificar el violento desalojo que se produjo esta madrugada frente a la Embajada de Brasil, donde miles de hondureños se habían congregados atendiendo el llamado de Zelaya.

La decisión de Estado de Sitio afecta también a los más humildes, los que tienen que salir a trabajar para ganar el sustento diario. Golpea a cientos de miles de familias, que por sus escasos recursos económicos, tiene que salir a comprar diariamente lo de la comida a la calle o al mercado.

El Estado de Sitio sirve de cobertura para intentar ocultar los hechos represivos como el desalojo de está madrugada, que ha dejado más de cien heridos, según reportes de los hospitales; y más de cien detenidos, según reportan los organismos de derechos humanos.


Piedras contra Balas...
Fotografía de Nolban Medrano (hondureño) para BBC

Las noticias, al señalar que más de cien detenidos han sido llevados a un campo de concentración improvisado en un estadio olímpico de la capital, nos recuerdan los siguientes días después del golpe de Pinochet en Chile, nos recuerda los campos de concentración de la época de Hitler. Increíble los extremos a los que está llegando el gobierno de facto hondureño. El Sr. Micheletti está corriendo el riesgo que mas adelante pueda ser juzgado por los tribunales internacionales, por violaciones a los derechos humanos.

Honduras se encuentra en medio de la campaña electoral, pues el gobierno de facto se empecinó en mantener la fecha original de las elecciones como si nada había pasado. Esta medida atenta también contra el mismo proceso electoral que ellos quieren poner como salida a la situación. ¿Cómo puede hablarse de un clima de libertades y de elecciones libres en un país que se ve obligado a suspender la campaña electoral por una declaratoria de Estado de Sitio? En estos momentos hasta los candidatos presidenciales están bajo “arresto domiciliar”, nadie puede salir de sus casas ni a comprar una medicina urgente, mucho menos para hacer propaganda electoral.

La situación es tan delicada, que hasta el mismo candidato a la presidencia por el Partido Nacional ha tenido que declarar que si Micheletti no dialoga con Zelaya le retirará su apoyo al gobierno de facto. Es decir, que hasta el ultra conservador partido de derecha, ya vio que las cosas se van a complicar en el país, y están tomando las medidas para distanciarse con prudencia de la actual camarilla gubernamental.

Micheletti puede quedarse más solo aun, con estas medidas que está tomando. Varios sectores conservadores hondureños que inicialmente apoyaron el golpe, pueden comenzar a cambiar de opinión. Ya lo amenazó el candidato presidencial del principal partido de derecha. Muchos empresarios ven con preocupación el aislamiento en que está quedando Honduras y sacan las calculadoras para evaluar las consecuencias de las medidas de sanción económica de la comunidad internacional. El Estado de sitio y la situación de desorden social, no alienta la inversión, ni nacional y mucho menos extranjera. Por ahora invertir en Honduras es una locura.

Estos factores deben ser puestos en la balanza por Micheletti y la camarilla usurpadora del gobierno. Pues así como los grupos de poder hondureños los alentaron a asumir la presidencia y el gobierno de facto, luego los pueden dejar solos. Micheletti debería verse en el espejo de muchos golpistas latinoamericanos, que dejaron de ser héroes de la patria y salvadores de la nación, para convertirse luego en delincuentes, que ahora huyen de la justicia o pagan en las cárceles sus delitos.

Mientras tanto, nuestra solidaridad con el noble pueblo hondureño, que por hoy vive momentos difíciles, pero esperamos que pronto recupere la democracia y la legalidad, usurpada por una camarilla golpista.

 

Ayutuxtepeque, martes, 22 de septiembre de 2009.


-----

Tags: Honduras, Golpe de Estado

Publicado por JJmar @ 9:51  | Internacional
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Itzamna
Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009 | 10:20
No deparo en decir que la educacion politica en Honduras es tan baja que la clase media (supuestamente los educados ) defienden los indefendible, apoyan lo inaudito. Apoyan un gobierno usurpador, no me cansare de decir que para quitar un presidente es por la via de las elecciones, si no te gusta un presidente tenes que aguantarte como nos aguantamos nosotros 20 anios.

Asi que a los hondurenios inteligentes va mi mas sincero apoyo.

Saludos Hunna, y Felicidades por esos 3 millones de hits en tu blog !!!!!!!!!! Sigue adelante que este tipo de medio enriquecen la educacion social de la poblacion.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009 | 16:55
Habla tambien del estado de sitio en que tienen las maras a muchas de nuestras colonias y nuestras autoridades no parecen poder deternerlas no importando el gobierno que este, Esto de honduras ya aburre y al final no restituyan o no que nos importa.
JJmar se te olvido bloglear con el nombre de Tepezcluntly (o sera por las pajas que se dijeron anteriormente)
Anda a la tumba de Cesar Ham a protestar para que restituyan a Zelaya.

Ya termino la campa?a aca, hay que buscar que hacer aunque sea en otro pais, ya que el nuestro esta tan jodido que para que hablar
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 23 de septiembre de 2009 | 23:04
el toque de queda o arresto domiciliario fue la respuesta que utilizo el gobierno a los desmanes de una persona que incito a las turbas a la insurreccion. personas que no quieren a su pais obedecieron haciendo saqueos y destruyendo todo a su paso pero esto no tiene importancia ya que la policia o militares no han hecho masacres....pero ya falta poco para las elecciones y los que somos la mayoria iremos a votar y aqui acabara esta pagina de la historia de nuestra honduras y espero que no gane el candidato que sigue pensando que este problema es de otros hondure?os al parecer olancho no pertenece a honduras ya que no quieren a honduras solo se quieren ellos mismos.
Publicado por anonimo
S?bado, 26 de septiembre de 2009 | 1:23
ya basta de estos golpistas usurpadores de la democracia como el tal micheleti. estas oligarquias golpistas quieren destruir nuestra democracia latinoamericana es por eso que nosotros tambien en el salvador se tuvo que hacer una guerra porque solo asi se hicieron valer un poco nuestros derechos no del todo.pero ahi vamos.el pueblo hondureno debe unirse para sacar a este golpista del tal micheleti porque a el no lo eligio el pueblo en las urnas.sino que por la fuerza se apodero de la presidencia y eso no es una verdadera democracia fuera oigarquias latinoamericanas que solo sirven para saquear al estado y dejandonos mas en pobreza y miseria .es por eso que nosotros sacamos del poder a arena porque con estos 20 anos de poder nos dejaron mas en la ruina