Jueves, 23 de julio de 2009


Parece que ya se inició la “segunda vuelta” para la elección del Fiscal General de la República. Unos 23 nuevos candidatos se inscribieron ayer en la Asamblea Legislativa. Todo gracias a un decreto legislativo que abrió un nuevo período para que más abogados pudieran presentar su solicitud.

El país tiene varios meses de estar sin Fiscal General, esto es grave para la vida institucional del país. Nosotros lo anunciamos desde que se nombró a Astor Escalante como Fiscal alterno. El 15 de enero señalamos: Con el nombramiento de Escalante, el equipo de Casa Presidencial se asegura que mientras no haya Fiscal, el hombre que lo sustituye es de su total confianza. Con este movimiento ARENA ya no tendría prisa por buscar un acuerdo con el FMLN pues continuaría en el control total de la Fiscalía con un hombre de su confianza, de lealtad a toda prueba, y que no tiene ningún tipo de escrúpulos para cumplir cualquier orden que provenga del Presidente o sus allegados.”


Juro proteger a mis jefes a toda costa!

http://hunnapuh.blogcindario.com/2009/01/02836-que-significa-la-renuncia-de-astor-escalante-del-viceministerio-de-seguridad.html

Ya en enero era previsible que se diera un retraso en el nombramiento del nuevo Fiscal, además después de la derrota de ARENA en las pasadas elecciones presidenciales, el tema se vuelve más candente por el sencillo hecho que el Fiscal, como representante legal del Estado salvadoreño es una figura clave en el combate a la corrupción. ARENA buscará la impunidad para sus funcionarios de gobierno en estos veinte años. Por ello el nombramiento del fiscal se vuelve para ellos tema de primer orden.

Así las cosas, ahora resulta que la Asamblea decidió abrir un nuevo plazo para recibir currículos de nuevos candidatos y trasladarse a Casa Presidencial para resolver el problema. Pareciera que la “casona” les da más tranquilidad para tomar decisiones.


Es que nos sentimos como "en casa"

Pero las cosas pueden ser diferentes. En primer lugar llama la atención que han necesitado de un nuevo período para recibir nuevos prospectos. Esto significa que a los diputados no les gustaron los que aparecen en la primera lista, por tanto, al abrir este nuevo período de hecho se pueden dar por descartados todos los que presentaron credenciales en la “Primera ronda”.

Esto es delicado pues genera inseguridad jurídica. Los abogados que cumplieron el primer (Y único) plazo y presentaron sus documentos ante la Asamblea Legislativa, de hecho son descartados, aunque formalmente se les mantenga. Lo más seguro es que el futuro Fiscal saldrá de la nueva lista.

En segundo lugar, el hecho de regresar a Casa Presidencial no es una buena noticia. La elección del Fiscal General corresponde a la Asamblea Legislativa y por la independencia de poderes no es bueno que se usen para esta decisión las instalaciones de otro Órgano del Estado. La presencia del Presidente de la República en el proceso de toma de este acuerdo no es buena para la institucionalidad del país.

El Presidente Funes, debería en forma amable pedir que le desalojen sus instalaciones y regresen a la Asamblea Legislativa, que es donde corresponde que se reúnan. Además la presencia de dirigentes políticos que no son diputados, como es el caso de Alfredo Cristiani no es legalmente correcta, pues esta decisión corresponde a un  Órgano del Estado no a los partidos políticos.


Achís! si el que manda soy YO!

En tercer lugar, esta negociación es diferente pues se elegirá a una sola persona. En el reciente caso de la CSJ, como eran varios los electos, era posible buscar distintas personalidades que fueran de la satisfacción de diferentes gustos políticos. Al final todos salieron con algún Magistrado de confianza. Pero ahora el consenso de los dos partidos grandes tiene que expresarse en una sola persona.

El fiscal que resulte electo tiene grandes retos, que se sintetizan en su rol en el combate a la delincuencia.  Cuando hablamos de delincuencia nos referimos a  TODAS LAS FORMAS DE DELINCUENCIA . Tanto la delincuencia común, de las maras, del crimen organizado, del narcotráfico y la de “cuello blanco”. Por tanto el compromiso de los diputados con el país es enorme.

Este proceso de elección ya se vició demasiado, comenzando por el retraso de varios meses en su nombramiento. Pero se pueden corregir algunas cosas. Al menos que regresen al recinto legislativo a negociar allí y dejen al Presidente Funes tranquilo en Casa Presidencial.

 

Ayutuxtepeque, jueves, 23 de julio de 2009.


Tags: Asamblea Legislativa, Casa Presidencial

Publicado por JJmar @ 21:52  | Politica
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 24 de julio de 2009 | 11:31
Al Capo Cristiani desde ya deberian de abrirle casos, a el y a su primo, por todo el fraude que a cometido. Ese nefasto se?or quien se cree que es andando ahi donde no le corresponde?
Publicado por Invitado
Viernes, 24 de julio de 2009 | 14:19
Moraleja: Tenemos 84 diputados cobrando exorbit?ntes salarios, por realizar un trabajo (cuando llegan a laborar) que NO PUEDEN HACER.
Pregunto yo: ?para qu? tenemos tantos diputados entonces? no ser?a mejor quitar a tanto incompetente de ahi?
?Cuantos diputados se necesitan para elegir un fiscal general en El Salvador?
R/ 84 que no sirven para nada, y su presidente que les tiene que decir como hacer su trabajo, porque los "ni?os" no pueden.