Mi?rcoles, 15 de julio de 2009


"Juntos como Hermanos..."

En los puntos de fondo no hay cambio. Se trata que las Fuerzas Armadas actúen para deponer un gobierno legalmente electo. Los intereses que los militares defienden son esencialmente los mismos de las décadas anteriores. Es decir, se trata del uso de la fuerza para romper el orden legal.

 Pero las formas han variado, se adecuan a los nuevos requerimientos del joven siglo. De las nuevas exigencias de la globalización de las comunicaciones. De los nuevos paradigmas de la democracia formal. De la nueva imagen necesaria para no ahuyentar las inversiones.

 Antes, un Golpe de Estado, era un Golpe de Estado. Nadie lo negaba. Los militares únicamente lo justificaban. Ahora se niega. Resulta que en Honduras nunca hubo Golpe de Estado. Fue una acción de los militares haciendo cumplir una orden de detención del poder judicial. Una Fuerza Armada que deja su rol constitucional por un momento y asume funciones de seguridad pública. Militares que por un momento se convierten en policías y cumplen una orden de arresto. En el caso de Honduras se les fugó el reo.


"...Y somos los exploradores..."


 Antes los militares llegaban al gobierno para quedarse. Pinochet se quedó más de diez años. Ahora solo los mandan a hacer el mandado de sacar al Presidente legítimo. Solo hacen el puro trabajo sucio, sin gozar del oropel del poder.

 Antes los militares se entendían directamente con los grupos de poder económico, se codeaban con la oligarquía. Los viejos golpes de Estado los hacían en comunicación permanente con estos sectores. Luego llamaban a algunos civiles y políticos para que les ayudaran a administrar el aparato público. Pero estos siempre sujetos al poder militar.

 Ahora los militares ya no se codean con los poderosos. Cuando bien les va, se entienden con sus empleados: los políticos de las derechas. Todo indica que en Honduras, los militares fueron mandaderos de los políticos locales que a su vez son mandaderos de los grupos de poder oligárquico.  Esto podría ser una degradación de hecho. Pero al menos le devolvieron el hueso al militar despedido por Zelaya.

¿Golpe de Estado o Bailando por un Hueso?

 Antes los Golpes de Estado servían para retrazar las elecciones, estas eran suspendidas indefinidamente pues los militares llegaban al poder para quedarse. Ahora amenazan con adelantarlas, no saben ni como lo harán y cual es el sentido, pero lo ofrecen como carta de negociación.

 Ahora en este nuevo siglo hay que tomar en cuenta que los golpes de estado son filmados y transmitidos en vivo por CNN y otras cadenas televisivas con cobertura internacional. El mundo entero  ve la operación militar a todo color en la comodidad de sus hogares. Es importante que los militares vayan bañados y peinados. Los fusiles deben ir limpios pero no muy brillosos para que no generen reflejo que dañe la vista de los televidentes. Si pueden sonreír a la cámara, mucho que mejor.


"En Honduras todo está tranqui..."

 Ahora la acción golpista no debe afectar el clima de inversiones. No debe afectar la calificación de riesgo país. Hay que tomar en cuenta que un golpe puede fracasar si cae demasiado la bolsa de valores. Se puede jugar con las armas pero no con los negocios, o como diría la Iglesia Católica (Mater Magistra), se puede jugar con el santo pero no con la limosna.

 Probablemente muchos viejos militares sientan la nostalgia por los tiempos pasados. El General Martínez y el General Pinochet se deben haber revolcado en sus tumbas de la cólera. El General Medrano debe pensar desde el infierno que a los chafas ya no los hacen como antes.

 

Ayutuxtepeque, Miércoles, 15 de Julio de 2009.


Tags: política internacional, militarismo, humor

Publicado por JJmar @ 9:29  | Internacional
Comentarios (12)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 15 de julio de 2009 | 15:31
Los militares hondure?os solo han sido quintacolumnas de su propia patria, traidores al orden constitucional y judas del pueblo que los mantiene.

Han tomado el papel de matones a sueldo de los grupos de poder que nunca quisieron cambios en Honduras, son simples chuchos de finca que cuidan lo ajeno.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 15 de julio de 2009 | 15:54
Ser? que la derecha extremista salvadore?a est? a la espera del descenlace de este culebr?n para ver si ellos tambi?n pueden hacer con la complicidad de la vieja pero peligrosa "Tandona"?
Publicado por Invitado
Viernes, 17 de julio de 2009 | 16:31
Dig?mosle un rotundo "no" al militarismo latinoamericano del siglo XX que ya deber?a estar definitivamente muerto y enterrado.
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de julio de 2009 | 22:40
Me parece sensacional que haya tanta preocupaci?n internacional por la democracia en Honduras. Nunca hab?a visto algo parecido en Am?rica Latina. Pero es inexplicable que no se luche con la misma intensidad por la democracia en Venezuela y en Cuba, dos pa?ses con gobiernos autoritarios.

Ha sido sorprendente ver a varios presidentes latinoamericanos viajar por todo el continente para apoyar al derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya. La presidenta de Argentina, Cristina Fern?ndez de Kirchner, y el presidente de Ecuador, Rafael Correa, por ejemplo, volaron hasta San Salvador para aparecer s?lo por unos minutos en una conferencia de prensa con Zelaya.
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de julio de 2009 | 22:42
Ni la crisis econ?mica en Ecuador ni la epidemia de influenza en Argentina fueron razones suficientes para evitar que sus presidentes salieran del pa?s. La democracia hondure?a era m?s importante.

Por su parte, Bolivia y Nicaragua retiraron a sus embajadores de Tegucigalpa. Y 33 pa?ses miembros de la Organizaci?n de Estados Americanos (OEA) suspendieron a Honduras por el golpe de estado. Actuaron con energ?a y rapidez.

Ning?n pa?s del mundo reconoci? al gobierno interino de Roberto Micheletti. El presidente norteamericano, Barack Obama, dej? claro que no estaba de acuerdo en muchas cosas con Zelaya, pero le llam? golpe al golpe y pidi? su restituci?n al poder.

El esfuerzo por defender a un presidente elegido democr?ticamente no tiene precedente en el hemisferio. Todos los gobiernos con Zelaya. Ninguno en contra. Y ahora, me pregunto ?por qu? no se ha hecho lo mismo en los ?ltimos a?os para denunciar la falta de democracia en Cuba y Venezuela? Es una doble moral democr?tica.
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de julio de 2009 | 22:43
El presidente Felipe Calder?n denunci? en Managua, ''a nombre del pueblo y del gobierno de M?xico, nuestro m?s en?rgico rechazo al golpe de estado ocurrido en Honduras.'' ?Denunciar? Calder?n, con la misma fuerza, la total ausencia de democracia en Cuba durante su pr?ximo viaje a La Habana? Lo dudo. Y eso que la situaci?n en Cuba es mucho peor que la de Honduras.

El acto de mayor cinismo ocurri? cuando el dictador Ra?l Castro pidi?, tambi?n en Managua, el regreso de la democracia en Honduras cuando a ?l y a su hermano nadie los eligi? en votaciones libres y multipartidistas como gobernantes. O sea, Ra?l quiere democracia para Honduras, pero no para Cuba.
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de julio de 2009 | 22:44
A Calder?n y a muchos presidentes latinoamericanos les parece espantoso lo que ha ocurrido en Honduras. Pero no se atreven a decir nada sobre el medio siglo de dictadura de los hermanos Castro, con sus prisioneros pol?ticos, sus disidentes, sus muertos, su flagrante violaci?n de las libertades individuales y su falta de elecciones multipartidistas.

Es pura hipocres?a. No hay otra palabra. S?lo este a?o los presidentes de Pa- nam?, Ecuador, Guatemala, Chile, Rep?blica Dominicana, Argentina, Nicaragua y Bolivia han visitado Cuba sin hacer una sola denuncia sobre violaciones a los derechos humanos. Y el mismo Zelaya --que ahora tanto pelea por la democracia y se queja de los dictadores-- se qued? callado cuando visit? a Fidel Castro en marzo. Ojal? Zelaya pidiera para los cubanos lo mismo que ?l quiere para los hondure?os.
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de julio de 2009 | 22:48
La misma doble moral se aplica con Venezuela. A pesar de sus victorias electorales, Hugo Ch?vez se ha comido la democracia en Venezuela. En ese pa?s decide un solo hombre. Ch?vez controla la Asamblea, el Tribunal Supremo de Justicia, el ej?rcito, el Consejo Nacional Electoral y la mayor?a de los medios de comunicaci?n. Adem?s, cambi? la constituci?n para reelegirse a su antojo. Pero yo no he visto ninguna indignaci?n continental por los abusos y excesos de Ch?vez en Venezuela.
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de julio de 2009 | 22:49
El mismo Ch?vez reconoci? el viernes pasado que enga?? a los venezolanos en las elecciones de 1998. ''Yo fui candidato para llamar a una constituyente'', dijo con una sonrisa c?nica en una rueda de prensa. O sea, que ya desde entonces pretend?a eternizarse en el poder, pero no lo dijo. Se hizo pasar por dem?crata. Hoy sabemos que no lo es.

El caso m?s reciente del peligro a la democracia en Venezuela ocurri? tras la elecci?n a la alcald?a de Caracas del opositor Antonio Ledezma con el 52 por ciento de los votos. Ch?vez, inconforme con el resultado de la votaci?n, le mand? quitar todos los recursos y poderes a Ledezma. Y le puso por encima a un jefe de gobierno elegido por dedazo. Eso no es democracia.
Publicado por Invitado
Jueves, 23 de julio de 2009 | 22:50
Ledezma, quien ha denunciado el ''comportamiento neodictatorial del r?gimen de Ch?vez'', est? pidiendo a la OEA ''el mismo celo, inter?s y prontitud aplicado en el caso de Honduras''. Pero esa ''respuesta urgente'' que quer?a Ledezma no ha llegado.

No tiene ninguna l?gica el que haya urgencia por reestablecer la democracia en un pa?s y no en otro. ?Con qu? cara la OEA pide democracia en Honduras y se olvida de Venezuela y Cuba? Y hasta que no se apliquen los mismos principios democr?ticos a todos los pa?ses, seguiremos padeciendo caudillos y dictadores.
Publicado por Invitado
Viernes, 24 de julio de 2009 | 11:31
El problema es que la derecha latinoamericana maneja un concepto muy estrecho de democracia, la cual, seg?n esta visi?n, la misma consiste s?lo en marcar una papeleta cada cierto tiempo para cambiar de Presidente de la Rep?blica. Eso es bueno, pero no es suficiente. Esa vieja idea de ?democracia? liberal-burguesa o democracia formal es la aut?ntica negaci?n de la democracia real. Un r?gimen democr?tico va m?s all? de la simple emisi?n del voto. En una verdadera democracia, el pueblo decide su destino, cosa que no sucede en ninguno de nuestros pa?ses, ya que una vez que un candidato es votado y elegido por los ciudadanos, ?stos ya no pueden controlar sus acciones. No pretendo ni estoy interesado en defender a Hugo Ch?vez o a Ra?l Castro, pero citarlos a ellos y a sus pa?ses como el contraste ?antidemocr?tico? de la llamada ?democracia?, en su sentido liberal-burgu?s, tal como le gusta a los pol?ticos de derecha, es un malicioso argumento. Si el pueblo puede decidir su destino, cosa que
Publicado por Invitado
Viernes, 24 de julio de 2009 | 11:34
Si el pueblo puede decidir su destino, cosa que lastimosamente nunca sucede en ninguno de los pa?ses de Am?rica Latina, sin excepci?n alguna, hay democracia. As? de sencillo. Los pol?ticos y el gran capital nacional y trasnacional deciden por la gente, y muchas veces en contra de la gente. Y en ese caso, la verdadera democracia (del griego ?demos?, pueblo, y ?khratos?, poder,), es decir, el poder ejercido por el pueblo, brilla por su ausencia.