Viernes, 26 de junio de 2009
Honduras vive momentos de incertidumbre, creadas por su propio presidente electo democráticamente el cual,  se presume, desea modificar la constitución política de Honduras para poder reelegirse para un nuevo período y de ahí posiblemente lograr mas períodos.

Sectores de la izquierda apoyan estas medidas que ya se dieron en Venezuela y en otros paises de sur-américa en los que se  utiliza el referendum como base para aprobar por consulta popular agendas políticas específicas.

Sectores de la derecha atacan este tipo de medidas por considerarlas fuera del orden constitucional ya que la democracia representativa se adapata mejor a sus intereses y necesidades.

Al Hondureño medio, estas cuestiones constitucionales al final le tienen sin cuidado, lo que a él le interesa es llegar a fin de mes y tratar de reducir su deuda personal que va en incremento, amenazando su estabilidad económica, charlando con un amigo Catracho que vive en San Pedro Sula me comenta que ellos están tranquilos, en las calles no pasa nada ni se ven militares o "miles de ciudadanos defendiendo a su presidente" como comentan algunos que apoyan a Mel Zelaya, el problema está en Tegucigalpa que está "militarizada" según sus palabras, a él le tiene sin cuidado la cuarta o quinta urna y aunque no apoya a Zelaya, no considera que el hacer o nó una consulta popular sea realmente una prioridad para los hondureños.

Es lógico que la extrema derecha apele incluso a un golpe de estado inconstitucional por evitar que Honduras adopte la "democracia directa" como forma de tomar decisiones trascendentales para el país, pues ellos siempre han tenido la sarten por el mango gracias a la "democracia representativa", el lógico también que la izquierda intente arrebatarle el poder a la derecha y "darselo al pueblo" (eufemismo para decir que buscan perpetuarse en el poder) y poder llevar a cabo reformas profundas en el modelo económico para adecuarlo a la visión de los nuevos socialistas.

Manuel Zelaya es el presidente de Honduras por lo que todo golpe de estado es un atentado contra la democracia y como mandatario, podrá haber hecho muchas cosas buenas, pero su empecinamiento en la reelección puede llevar muchos problemas al pueblo hondureño; los cambios deben ser graduales y en base a resultados concretos que lleven al pueblo a seguir en el camino económico y político trazado si este es bueno para la mayoría, pero no debemos olvidar que el mantener dictaduras civiles o de cualquier tipo, siempre llevan a un aumento de la corrupción, sean del lado que sean. Cuando Chavez entregue el poder (porque inevitablemente lo haráGiño se descubrirán muchos casos de corrupción institucionalizada en los funcionarios que sin un control o auditoría real se han enriquecido a costa del erario público tal como ha sucedido en estos 20 años de Dictadura partidaria que hemos vivido con ARENA, y eso sin que hayamos tenido a un mismo presidente, sino que simplemente con haber tenido a un solo partido en el poder durante mucho tiempo.

La alternancia en el poder es saludable a todo sistema político y tratar de romper casi por la fuerza este modelo de gobierno, puede llevar a un conflicto serio al pueblo Hondureño, que esperamos no suceda.


-----

Tags: libertad, honduras, Mel Zelaya, Reflexiones

Publicado por hunnapuh @ 9:46  | Internacional
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 28 de junio de 2009 | 15:09
La desesperación de la oligarquía hondureña es grande al no vacilar en darle un golpe de Estado al presidente Zelaya, ya que parece que le asusta la idea de que el pueblo hondureño apoye las pretensiones políticas de su mandatario y pierda el poder.
Publicado por osifaz
Domingo, 28 de junio de 2009 | 19:28
Todos los latino americanos, creo que preferimos la paz, también la Democracia y la libertad.
Pero Gobierno instalado como lo hizo, este Señor Micheletti, no tiene perdón de Dios, claro que en horas de la tarde, oraban por su Gobierno, y oraban el Padre Nuestro.
Tendríamos que preguntarnos si Dios, perdona ese tipo de hechos, y si es de cristianos,estar en contra de sus propios hermanos.
Que se restuya la democracia, como lo están pidiendo varios Gobiernos, y que vuelva el Presidente Zelaya.
Que Dios haga prevalecer la cordra en Honduras con paz y amor.-
Publicado por Invitado
Lunes, 29 de junio de 2009 | 11:39
Ningún país de América debe reconocer al nuevo Presidente de Honduras, porque es un usurpador. Todos los miembros de la OEA deben exigir el regreso del presidente Zelaya al poder.
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de septiembre de 2009 | 11:51
Lastimosamente en Honduras mi pais solo los grandes pueden hacer lo que quieran quien es Michellety para hacer lo que hizo desde el origen del problema si los hondureños queriamos la cuarta urna asi hubiera sido si no la hubiesemos querido asi hubiese sido porque el que el pueblo tiene derecho a elegir porque hicieron eso porque sabian que la mayoria estaba de acuerdo y eso no les convenia a ``ellos `` porque lo que hizo este señor fue para su conveniencia lo que el queria eso es un golpe de estado