Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009

Creo que José María Tojeira lo expresa de una forma insuperable lo que sentimos los salvadoreños respecto al anuncio del actual presidente de El Salvador de solicitar 150 millones en el presupuesto anual del ejército salvadoreño, incluso a mi parecer, el padre Tojeira se queda corto en sus apreciaciones, pero precisamente debido a que yo no soy el mas indicado (los lectores mas antiguos saben cual es mi posición en lo referente a este tema) para hablar al respecto, me remito a la comedida pero coherente opinión del intelectual jesuita.



150 millones.
http://www.diariocolatino.com/es/20090505/opiniones/66461/

José M. Tojeira

El presidente Saca ha anunciado que pedirá 150 millones de dólares para inversión en la Fuerza Armada Salvadoreña. Justo cuando falta menos de un mes para un cambio de gobierno, esta petición suena a maniobra y trampa. Si el FMLN se opone, entra al Ejecutivo con un roce inicial con los militares. Y si acepta la petición del presidente Saca algunos de sus partidarios no dejarán de sentirse incómodos.

Y no es para menos. Evidentemente mientras haya ejército se le debe dar un presupuesto para que funcione con dignidad. El ideal es que Centroamérica fuera una zona desmilitarizada. Somos la zona más pobre de América Latina, con fronteras bien definidas, sin posibilidades de guerras entre nosotros y con unos retos de desarrollo muy fuertes. No necesitamos ejércitos. Pero mientras esto no se dé es lógico que la Fuerza Armada figure en el presupuesto. Sin embargo, en este momento de crisis económica, de amenazas contra la salud y necesidad de hacer grandes inversiones contra la pobreza, conseguir 150 millones para la Fuerza Armada no tiene sentido. Al contrario, sería una acción irresponsable.

El Ministro de Salud ha caído en el ridículo. Compara la preparación para la gripe que ya azota a México, con la preparación para el estallido de una bomba atómica en El Salvador. Una enfermedad que nos amenaza realmente se puede prevenir. El estallido de una bomba atómica es de momento tan irreal que es lógico que no invirtamos en ello. Además no bastarían los 150 millones que se le quieren dar a los militares. Pero ese dinero sí podría servir para abastecernos de medicinas en los hospitales del Ministerio de Salud, en camas decentes para los enfermos, en desarrollo de una campaña preventiva adecuada.

Como serviría también para luchar eficazmente contra la desnutrición infantil, que todavía es una verdadera plaga en El Salvador, para reforzar y aumentar el complemento alimentario de sólo tres días que se da en las escuelas públicas de los municipios en pobreza, y para ampliar las raciones alimentarias a los niños de los mismos lugares que no reciben más que vitaminas entre los cero y los cinco años.

Evidentemente el nuevo Gobierno tendrá que llevarse bien con la Fuerza Armada. No tiene sentido entrar en contraposición. Pero debe al mismo tiempo ser firme en sus prioridades y coherente en su pensamiento. Y la Fuerza Armada, que siempre presume de obediente y no deliberante, deberá corresponder con fidelidad y comprensión al nuevo gobierno. Es lógico que las prioridades de inversión del nuevo gobierno se dirijan hacia los más pobres y no hacia instituciones que cuentan con una situación de relativo bienestar.

Será lógico que refuerce algunos aspectos militares, como el de la vigilancia contra el narcotráfico, pero no a través de presupuestos extraordinarios, sino a través de una planificación normal presupuestaria. Pero también será lógico que el nuevo Gobierno escuche muchas de las reivindicaciones de la sociedad civil que piden que la Fuerza Armada retire de los cuarteles nombres, reconocimientos, imágenes o monumentos de figuras simbólicas de la crueldad de la guerra, como el coronel Monterrosa y otros.

Que el ejército continúe enviando gente a formarse en la Escuela de las Américas es intolerable. Allí se formaron muchos oficiales del batallón Atlacatl, ejecutor en repetidas ocasiones de crímenes de lesa humanidad. Y allí se han seguido enseñando durante un tiempo formas de tortura contra enemigos de guerra, o se ha tratado de reclutar como simpatizantes de la CIA, otra agencia torturadora, a militares que hacían allá sus cursos.

Escuela de Asesinos

La nueva ley de acceso a la información pública debe abrir la posibilidad de investigar los archivos militares a todos aquellos que buscan a sus parientes desaparecidos. Y la Fuerza Armada tiene que acostumbrarse a ver a los antiguos militares que violaron los derechos humanos no como miembros de la misma familia a los que hay que proteger, sino como personas que irrespetaron la Constitución cada vez que cometieron un crimen o ampararon a criminales. Ciertamente hubo durante la guerra militares que vistieron con honor su uniforme y no lo mancharon de sangre inocente. A esos puede honrar el Ejército si lo desea. Pero que honren a quienes aparecen en todos los informes de violaciones de Derechos Humanos es una vergüenza.

No es fácil para el Ejército enfrentarse con su propia historia, pero sería sanísimo para su propia institucionalidad. No será fácil tampoco para el nuevo Gobierno ayudar a la Fuerza Armada a salir de ese espíritu corporativista, cerrado y conservador, que defiende su propia historia como si fuera inmaculada. Pero es importante que lo haga para contribuir así al fortalecimiento de la democracia salvadoreña. Después de esa tarea se puede hablar de presupuestos. Antes de ello, seguiremos pensando que esos 150 millones no son más que una cáscara resbaladiza que se quiere poner en la ruta de entendimiento ente el nuevo gobierno y la Fuerza Armada.

-----


Tags: ejército, presupuesto, trampas, ARENA

Publicado por hunnapuh @ 13:00  | Campa?a Abolir Ejercito
Comentarios (7)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009 | 16:03
aqui lo que resta a mauricio funes es mostrar que quien manda es el, quien comanda la fuerza armada es el, que la constitucion lo protege a el, ?que le importa a la poblacion que esta desempleada, que no tiene que comer y que no le alcanza el sueldo que el ejercito se moleste? las epocas del ejercito ya se acabaron ya no tienen el poder ni las voz que tenian en la era del PCN y dar un golpe de estado no les conviene puesto que el millon y algo que voto por funes,osea la mayoria no les apoyaria y quizas muchos arenero y oligarcas no les gustaria por la fuga de inversiones ante la inestabilidad del pais.

que se enojen total a la mayoria de la poblacion el ejercito no le importa, si funes dice que prefiere usar ese dinero para escuelas o hospitales, ya estuvo la gente estaria mas a favor, pero funes carece de liderazgo hasta en su mismo partido, quizas por miedo termine complaciendo a tony saca.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009 | 18:50
el ejercito vivir? mientras viva la rep?blica
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009 | 21:15
muy de acuerdo con los 2 primero comentarios, es cierto, "mauricito" le tiene miedo a sus jefes "guerrilleros", y en ningun momento se hara lo q el "diga" jajajajaja!! por los ingenuos q votaron por el "disfraz" de los comunistas. Y este cura jesuita [lo peor q hay] de Tojeira, q tiene q ver con El Salvador..........?? VIVA CRISTIANI, Presidente de La Paz", y se llego a la famosa "firma" por los quejidos de los guerrilleros del frente, pues nunca le ganaron la guerra a nuestra F.ARMADA!!
Es cierto: "EL EJERCITO VIVIRA MIENTRAS EXISTA LA REPUBLICA DE EL SALVADOR", entienden hunnnas!Divertidoex-rojo & Cia
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009 | 23:45
NO NECESITAMOS EJERCITO, Necesitamos SALUD y EDUCACION.

Esa es la realidad.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de mayo de 2009 | 23:49
?Cuantas personas que necesitan de sus medicinas, llegan a los hospitales a recoger medicinas y no las encuentran?

Hay que definir las prioridades, ya que Antonio Saca no ha hecho nada para mejorar el sistema de salud, desviando el dinero que fue dado para construir el hospital de Maternidad para otras cosas que se desconocen en estos momentos, pues, no se sabe que se hizo con ese dinero.

?Y que hay del ?ltimo gasto que Tony Saca esta haciendo para irse de gira a otros pa?ses, gastandose alrededor de 125 d?lares para esos viajes, mientras en los hospitales no hay ni alimentos?

Porqu? est? nueva estrategia del partido ARENA es una burla contra la sociedad salvadore?a
Publicado por Invitado
Jueves, 07 de mayo de 2009 | 9:21
Nadie est? hablando de que ?la desaparici?n del ej?rcito, lo que Saca pretende es iniciar el per?odo de gobierno del FMLN con un punto de discordia entre ellos y el ej?rcito, si se niegan a aprobar la brillante (entre comillas) idea de Tony Saca de aumentar el presupuesto al ej?rcito en un momento que necesitamos cosas mucho mas urgentes.
Todo esto es una trampa de la derecha para iniciar con pol?micas el gobierno de Funes.
Y los testaferros de la derecha arenera saltan poniendo en marcha la cantaleta de la disoluci?n del ej?rcito salvadore?o.
Publicado por anonimo
Viernes, 08 de mayo de 2009 | 0:27
no necesitamos estar malgastando 150 millones en la fuerza armada.funes tu eres el presidente y tu debes de administrar ese dinero en construir un hospital de maternidad nuevo y tambien preveer de alimentos y medicinas a los enfermos y darle un mejor cuidado a las mujeres embarazadas y bebes porque arena no sabemos que hizo 141 millones de dolares que el banco mundial le presto para que hiciera un nuevo hospital ellos se robaron ese dinero el ministro de salud y saca deben de dar explicacion de eso.bueno en estos momentos de crisis arena quiere dejarnos mas en banca rota solo quiere dejar el cascaron de el salvador.la fuerza armada debe de aceptar lo que diga funes y nosotros la poblacion que somos la mayoria y decimos que no se inviertan ese dinero porque se necesitan solventar otras necesidades basicas y a parte de eso son unos asesinos mataron muchas personas entre ellos bebes y mujeres durante la guerra de los 70 a los anos 90 a gente campesina inocente la matanza del mozote ej