Jueves, 26 de marzo de 2009


Apenas ayer nos dimos cuenta...

Esta semana el Secretario Técnico de la Presidencia Ayala Grimaldi, por fin comenzó a decirle la verdad a la Nación. Por fin explicó la gravedad del impacto de la crisis económica en las finanzas públicas. Reconoció que como consecuencia del lento desempeño económico, los ingresos que el Estado percibe han comenzado a disminuir. Aceptó que las remesas están viniéndose abajo. En síntesis, ya nos comenzaron a pintar el panorama sombrío que desde este Blog hemos venido anunciando que llegaría.

 

Pero como siempre sucede, juegan a las verdades a medias. Grimaldi en sus declaraciones, trata de vendernos la idea que la situación es sorpresiva. Todavía no se atreve a dar cifras concretas y trata de evadir toda responsabilidad. Pareciera que no se habían enterado que hay crisis económica mundial y que esta nos impactaría.


Yo estaba muy ocupado...
 

Durante el último año el país careció de gobierno. Para todo fin práctico, nuestro presidente estaba en campaña electoral. Andaba buscando votos para su elegido, en lugar de ponerse a gobernar. Lo que hemos tenido son unas cuantas medidas erráticas de poca eficiencia y de grandes costos para el país. Por ello, hoy que regresa a casa después de la parranda se encuentra con el caos.

 

Resulta que ahora hasta en las licitaciones hay problemas. No han logrado que se concluyan las distintas obras de infraestructura que el MOP contrató. No han sido capaces de terminar ni las obras para las cuales ya hay contratos, fondos erogados y que ya deberían estar entregadas. Hay decenas de millones de dólares sin ejecutarse. Esto significa miles de empleos que no se crearon. Todo este descuido costará muchos millones de dólares adicionales. Pero según nuestros funcionarios la culpa la tiene la Ley de la LACAP.

 

Con el presupuesto General de la Nación sucedió lo mismo. Lo presentaron a la Asamblea Legislativa sin tomar en cuenta la crisis. Lo elaboraron sobre la base que la economía crecería arriba del 5%. Todo para vendernos la idea que el país marchaba bien. Lo grave es que el FMLN apoyó y aprobó ese presupuesto, a pesar que conocían de la crisis que se avecinaba. El FMLN sabía que el Presupuesto se había elaborado sobre bases irreales, pero no dijo nada y votó por él.

 

Nosotros lo vimos bien...

Ahora resulta que durante estos meses el gobierno ha estado gastando dinero como si estuviéramos en tiempos de bonanza, pero solo en enero hay una caída del 12% en los ingresos públicos. Ahora ya no hay dinero para continuar pagando los subsidios generalizados y la deuda con las empresas que brindan estos servicios ha crecido. El Estado le debe a la CEL, a las gaseras y a los buseros y nadie sabe como pagará. Todo parece indicar que buscarán ganar tiempo, para que sea el nuevo gobierno quien asuma el problema y vea como hace para pagar.

 

Pero las cosas no terminan acá. En las maquilas hay unos 4000 despidos en este año. Las exportaciones han caído un 6% en valor y más de 20% en volumen. El sector de la construcción está paralizado por falta de crédito. Igual camino lleva la industria y el resto de la actividad económica nacional. Nos movemos aceleradamente hacia un estancamiento de la economía nacional, ante la mirada indiferente del gobierno. Pareciera que como tiene ya contados sus días, el Presidente Saca ha decidido esperar que pase el tiempo y dedicarse a la contemplación de los acontecimientos.

 

Esta actitud es el colmo de la irresponsabilidad. No es un problema ideológico de la derecha o la izquierda, es simplemente irresponsabilidad. Los afectados por la actitud gubernamental son tanto los pobres como los ricos, tanto los trabajadores como los empresarios. Las Cámaras y gremiales empresariales, que guardaron silencio cómplice durante estos meses recién pasados, ahora aparecen sumamente preocupados por la situación y en privado señalan la irresponsabilidad de este gobierno. Le señalan que no hace nada por enfrentar los problemas. Lástima para ellos y para el país que no hablaron antes.

 

De todos modos ya nos vamos...

Por ello es necesario que todos los sectores sociales, políticos y económicos presionen para que de inmediato el gobierno tome cartas en el asunto y defina con rapidez, medidas para enfrentar la crisis. Estas medidas deberían estar en la agenda de las comisiones de transición para el traspaso del Órgano Ejecutivo, que comenzarán a funcionar la próxima semana.

 

Esto significa que el proceso de transición no debe limitarse a que los actuales funcionarios preparan la correcta entrega de las distintas unidades del Ejecutivo a las autoridades del nuevo gobierno. Deben acordarse de inmediato y con carácter urgente medidas para enfrentar la crisis. Estas decisiones las comienza a implementar el actual gobierno y las continúa el nuevo. No es lo mismo tomar medidas que comienzan a implementarse a mediados de abril, que esperar hasta julio, en que el nuevo presidente tenga un mes de trabajo para comenzar a implementarlas.

 

Los grupos empresariales han presentado una agenda de temas urgentes, los programas de gobierno de Ávila y Funes coincidían en varias medidas que pueden ser implementadas de inmediato. Es decir, hay insumos básicos para empezar. Los que no podemos permitir es que pase el tiempo y no se haga nada.

 

Me urge que hagan algo...

Cuando explotó la crisis en los EUA, el Presidente Bush tomó de inmediato un conjunto de medidas en común acuerdo con los demócratas. El primer paquete de 700 mil millones de dólares para enfrentar la crisis de la caída de los grandes bancos, fue consensuado por el anterior presidente, aunque sabía que lo continuaría Obama. Hubiera sido gravísimo que Bush hubiera tomado la misma actitud que asume el Presidente Saca, que como pronto se va, no toma ninguna medida.

 

El Presidente Saca tiene la oportunidad de demostrar aunque sea al final de su mandato que es responsable con el país. Aunque le quedan pocas semanas, estas pueden ser bien aprovechadas. La crisis demanda acciones ya, en julio será tarde.

 

Ayutuxtepeque, miércoles,25 de marzo de 2009


Tags: economía, transición, crisis mundial

Publicado por JJmar @ 0:30
 | Enviar