Viernes, 13 de marzo de 2009


Tengo doble identidad

Tal como se ha señalado en Hunnapuh Comentarios, se están recibiendo denuncias de personas que tienen doble identidad, amparada con un doble Documento Único de Identidad (DUI). Esta situación podría ser más grave de lo que parece a simple vista.

 

Cualquier ciudadano puede tener doble plástico, pero no doble identidad. Cualquiera puede declarar perdido o robado su DUI y obtener otro, de esta manera obtiene dos documentos de plástico. Pero su identidad es la misma, su base de datos se mantiene y para votar solo le servirá su último documento. Pues tendrá un solo asiento en el Registro Natural de Personas Naturales y en el Registro Electoral.

 

Lo que garantiza que nadie pueda tener doble identidad es el AFIS, un sistema de captura de la huella digital. Este sistema digital que se usa en muchos países del mundo, sirve para evitar que se pueda obtener más de una identidad. Cuando un ciudadano llega por primera vez a sacar el DUI, se toman sus huellas digitales en un aparatito, esta huella se compara a través de este sistema con todas las huellas de los demás salvadoreños que ya llegaron. Solo si no aparece su huella se continúa con el proceso para entregarle el DUI.

 

En los dos casos denunciados en Hunnapuh Comentarios, pareciera que la misma persona ha obtenido dos identidades, es decir, dos registros distintos en el RNPN y por tanto en el Registro Electoral. Esto teóricamente debería ser imposible, pues supuestamente el sistema digital de captura de huellas digitales debería impedirlo. Si no lo hace, el sistema no sirve y podría haber cien mil casos más. Si este sistema AFIS no sirve, el RNPN pierde toda su credibilidad.

 

El problema por tanto, no se resuelve con que el Director del RNPN anule uno o dos de los asientos en los casos denunciados y pase el asunto a la Fiscalía. El Director del RNPN debe dar una explicación satisfactoria de porqué el sistema falló, de cuantos casos similares existen en su registro y que medidas se tomarán para corregir el problema.

 

La situación es grave, pues podría haber cientos o miles de casos de identidades fraudulentas. Porqué esta es una fuente de fraude electoral y de inseguridad jurídica.

 

El DUI fue concebido para ser un documento confiable, que identifique plenamente al ciudadano y da garantía absoluta de su identidad. Si falla, falla todo el sistema de identificación de los ciudadanos. Esta es la verdadera gravedad del asunto. Como se puede observar el problema va mucho mas allá de un posible fraude electoral.

 

Para el domingo 15 de marzo hay varias formas de evitar el doble voto y la más segura es la tinta indeleble. Si se garantiza que los ciudadanos y ciudadanas que voten, mojen su dedo en el bote de tinta, difícilmente podrán volver a votar aunque tenga varios DUI.

 

Lo delicado es que esta falla en el sistema esté siendo utilizada por el crimen organizado, el narcotráfico, los traficantes de personas, etc. Para fines propios de sus oficios. Lo peor de todo sería que estos casos se están dando por complicidad de funcionarios con estos grupos criminales. Esto indicaría una peligrosa infiltración de los grupos criminales en nuestra institucionalidad.

 

Lo anterior podría parecer exagerado y talvez lo sea, pero tenemos derecho a manejarlo como probabilidad mientras no nos den una clara satisfacción de lo sucedido y garantías que no seguirá pasando.

 

Ayutuxtepeque, viernes, 13 marzo de 2009.


Tags: identidad, fraude electoral, seguridad

Publicado por JJmar @ 17:45  | Politica
 | Enviar