Jueves, 12 de marzo de 2009

Según el Art.333 del Código Electoral, habrá un Fiscal Electoral que dependerá de la Fiscalía General de la República (FGR). Aunque sus funciones se encuentran desarrolladas en la Ley Orgánica del Ministerio Público, también el Código Electoral le define funciones en los diferentes procesos administrativos y jurisdiccionales de carácter electoral.

 

Esta figura de la Fiscalía Electoral surgió de los Acuerdos de Paz, la idea era que hubiese dentro de la FGR un área especializada para atender la materia electoral y asumir la defensa de la legalidad de estos procesos. La intensión era buena, y es una figura novedosa que podría contribuir mucho al desarrollo de la democracia electoral. Lamentablemente, con el paso del tiempo, esta figura ha ido perdiendo peso, su función deja mucho que desear y esto es consecuencia de la instrumentalización partidarista de las instituciones que constituyen el Ministerio Público.

 

Al repartirse los partidos de derecha el Ministerio Público, la Fiscalía quedó en manos de ARENA, (Así como la Corte de Cuentas queda en manos del PCN y la Procuraduría General de la República en manos del PDC) y esto ha deformado la Fiscalía Electoral. Las personas que han sido nombradas Fiscales electorales, han ostentado el cargo por razones de confiabilidad política y no de capacidad o idoneidad.

 

Es el caso de la actual funcionaria Lic. Margarita Mejía, que cuando fue nombrada no tenía ni la más mínima idea de cuales serían sus funciones, al grado que tuvieron que ponerle de asesor al anterior Fiscal Electoral, Lic. Humberto Cardona, para que le enseñara el ABC de su nuevo trabajo. Su ignorancia en materia electoral era tan crasa, que evadió durante meses una reunión de presentación y trabajo con la Junta de Vigilancia Electoral (JVE), ya que no se sentía en capacidad de presentarse ante este organismo especializado en la vigilancia electoral.

 

En las pasadas elecciones la fiscalía electoral nombró una buena cantidad de fiscales que estuvieron presentes en muchos centros de votación. En muchos casos su labor fue positiva, pero también se reportaron casos de extralimitación de las funciones de estos fiscales, de actitudes de prepotencia y favoritismo hacia el partido ARENA. Algunos casos fueron conocidos por la JVE y en una reciente reunión de ambas instituciones, la JVE le insistió en la necesidad de mejorar la capacitación de los fiscales, de garantizar su idoneidad y que sean respetuosos de la legalidad. Hay compromiso de la Fiscalía de hacerlo. Pero hay que garantizar que realmente se cumpla.

 

Para el domingo 15 de marzo, día de las elecciones presidenciales, la Fiscalía Electoral desplegará unos 518 fiscales en todo el país, muchos de ellos estarán destacados en centros de votación importantes en las principales ciudades del país, además tendrán 72 canopis en distintos lugares para atender denuncias ciudadanas y habrán varios grupos de fiscales itinerantes que se movilizarán en los municipios mas pequeños.

 

La función de estos fiscales es garantizar la legalidad de los procesos que conforman la votación, documentar los delitos electorales para iniciar posteriormente los procesos debidos y proceder de inmediato, si es necesario con el auxilio de la PNC, ante delitos comunes.

 

Un Fiscal no puede decidir si un ciudadano debe o no votar, esta labor es exclusiva de la Junta Receptora de Votos (JRV) respectiva. Un Fiscal no puede amenazar ni solicitar capturar a nadie, excepto en casos de comisión de delitos comunes. Un fiscal no puede determinar la valides o no de un DUI, esta labor también corresponde a la JRV. Un fiscal no puede asumir ninguna de las funciones que corresponden a los distintos organismos electorales (Tribunal Supremo Electoral, Juntas Electorales Departamentales, Juntas Electorales Municipales y Juntas Receptoras de Votos.).

 

Esto es muy importante que lo divulguemos lo más ampliamente posible, pues se conocieron casos de prepotencia y amenazas de Fiscales durante las pasadas elecciones de enero, especialmente cuando sospechaban que el votante no era arenero.

 

Es también importante que los ciudadanos denuncien ante los fiscales, las anomalías o ilegalidades que vean. Que pidan copia de las denuncias para garantizar que se les da el seguimiento que corresponda. La Fiscalía contará con un Call Center para recibir denuncias cuyo número será 2423 7575. Solo con la denuncia ciudadana podremos impedir maniobras electorales fraudulentas.

 

Es tarea de todos los ciudadanos y ciudadanas del país participar en las elecciones de este domingo. Votar es importantísimo, pero también debemos vigilar el cumplimiento de la ley y sobre todo, el respeto a la voluntad ciudadana expresada en las urnas. Que la democracia avance depende de todos.

 

Ayutuxtepeque, miércoles,11 de marzo de 2009.


Tags: elecciones 2009, votación, evaluación

Publicado por JJmar @ 1:00  | Politica
 | Enviar