Jueves, 26 de febrero de 2009

Cuando solo faltan unos días para que el plazo fatal de publicación de encuestas se produzca, nos cayó encima una tormenta de encuestas. Según la ley electoral, quince días antes de la elección no pueden publicarse ningún tipo de encuestas o sondeos que tengan que ver con la elección de la que se trata. (Ver el argumento legal en el comentario “¿Terminará la guerra de las encuestas?&rdquoGi?o.

 

Ya parecía raro que ninguna casa encuestadora no había dicho nada desde las elecciones del 18 de enero. Parecía que los resultados electorales los habían dejado mudos de asombro. Destacaba en esto el sorpresivo resultado de las municipales de San salvador. Pero ahora vuelven a la carga y lo hacen casi al mismo tiempo, al filo del cierre del plazo legal.

 

Todavía este fin de semana, pensaba que iríamos a ciegas a las elecciones presidenciales. Hasta llegué a pensar (lo confieso) que este silencio era parte de alguna estrategia política. Ya había comenzado a pensar en escribir sobre a quien le conviene que no se conozcan las tendencias de preferencia electoral de la población.

 

Ayer empezó El Diario de Hoy y la Universidad Tecnológica. Al parecer hoy continúa el UIDOP de la UCA y los TCS. Todavía nos quedan pendientes La prensa Gráfica y la Universidad Francisco Gavidia. Podríamos tener seis encuestas en tres días.

 

Pero a diferencia de las encuestas que teníamos antes del 18 de enero, estas parecieran que tienen más cosas en común. Ahora ya no vemos las grandes diferencias entre las encuestas de las universidades y la de los medios de comunicación. Las dos encuestas que hemos conocido hasta el momento de elaborar este comentario coinciden en que hay un empate técnico entre el FMLN y ARENA.

 

A nadie extraña que la encuesta de la tecnológica le de 1.6% de ventaja al FMLN y que la del Diario de Hoy le de 0.9 de ventaja a ARENA. Ambas ventajas están dentro del margen de error de las encuestas por lo tanto se puede declarar empate técnico.

 

Los discursos de los responsables de ambas encuestas también coinciden. Señalan que cualquiera puede ganar, las cosas no están definidas y todo depende de lo que pase en los siguientes 15 días para el cierre de la campaña. Este también es un panorama diferente al que teníamos 15 días antes de las recién pasada elección, en que las encuestas señalaban seguros ganadores. Ahora la prudencia se impone y el entusiasmo y las seguridades pasan a segundo plano.

 

Aunque las casas encuestadoras no lo reconozcan públicamente, han tenido que hacer revisiones internas a partir de los resultados electorales de enero. Seguramente han hecho correcciones en la muestra, el método, el tipo de preguntas, etc. Esto explicaría los casi dos meses de silencio. Además era prudente esperar que los resultados electorales asentaran y desplegaran su verdadero efecto, era necesario esperar que asentaran hechos políticos que eran previsibles, como los retiros de los candidatos del PDC y del PCN. Por ello estos resultados que ahora nos presentan parecieran más consistentes y coherentes. Las casas encuestadoras se juegan su prestigio, no solo en el terreno político, si no en otros campos en los cuales venden sus servicios.

 

Falta todavía conocer las encuestas que hoy se presentarán por parte de la UCA y TCS. En unas horas sabremos si estas también coinciden en el empate técnico o se distancian de esta tesis. En todo caso, la realidad indica que estamos en un nuevo momento con características diferentes a las previas a las pasadas elecciones.

 

Ayutuxtepeque, 26 de febrero de 2009.


Tags: encuestas de opinión, campaña electoral

Publicado por JJmar @ 10:01
 | Enviar