Mi?rcoles, 31 de diciembre de 2008

2008

 

El año de 2008 ha sido de contienda electoral de principio a fin. En realidad la campaña adelantada e ilegal comenzó desde el año anterior. Por tanto, los salvadoreños terminamos este 31 de diciembre saturados de propaganda electoral. Si revisamos la situación de los partidos, en lo sustantivo las cosas no se han movido, a pesar de las decenas de millones de dólares gastados en publicidad, especialmente por los dos más grandes.

 

El año pasado terminó con ventaja del FMLN sobre ARENA, igual termina este año, aunque la diferencia entre ambos ha aumentado a favor del FMLN. El año pasado finalizaba con una cerrada disputa por el tercer lugar entre el PDC y el PCN, con esta misma situación se cierra el año. A final del año pasado la lucha de CD y FDR era por la supervivencia política, igual terminan este año.

 

Si bien en este año, los partidos desplegaron sus candidatos y sus programas, nada extraordinario ocurrió. Quizá lo más relevante sea el hecho que por primera vez, ARENA no ha logrado remontar la desventaja que le separa del FMLN y al final del año la distancia aumentó, según todas las encuestas. La relevancia de este hecho radica en que se mantiene la posibilidad de alternabilidad en el Órgano Ejecutivo como consecuencia de las próximas elecciones presidenciales.

 

Aparte de la política, la crisis económica ha sido el segundo tema que nos ha ocupado. Desde el año pasado ya se hablaba de la crisis inmobiliaria en los EUA, pero en este año reventó. Esta crisis se llevó de encuentro al sistema financiero mundial, y estos dos factores han golpeado la economía real. Ahora a nadie la cabe la menor duda que estamos en un momento de crisis económica mundial.

 

Nuestras autoridades primero restaron importancia a la crisis, luego nos dijeron que nuestro país estaba blindado ante esta eventualidad. Finalmente corren alarmados pues no saben que hacer. La dolarización lejos de ser un blindaje es una debilidad. La dependencia de las remesas, lejos de ser una fortaleza es otra debilidad. El abandono del agro y la producción lejos de representar ventajas se han convertido en tremendas desventajas. La maquila, se va del país.

 

El otro punto en que la crisis nos golpea es en el aumento de los precios, la gasolina y otros comoditis, dispararon en nuestro país la espiral inflacionaria. Ahora la gasolina ha bajado pero no así el resto de productos de la canasta básica.

 

Toda esta situación llevó a las empresas a iniciar los despidos de trabajadores. En Las más grandes los despidos han sido masivos. Solo la construcción reporta un total de 14,600 desempleados. Esto sumado a la crisis de las remesas, provoca la caída del consumo. Todo esto generará más desempleo.

 

Por tanto terminamos este año, sufriendo el impacto de la crisis económica tanto por el lado del desempleo como por el lado del aumento al costo de la vida.

 

El tercer tema que ha mantenido en vilo a los salvadoreños durante el 2008 es la delincuencia y la violencia social. Cada vez estamos mas lejos de ese “país seguro”, que ARENA nos ofreció en las elecciones de 2004. En este año las cifras de homicidios se dispararon al grado de darnos deshonrosos puestos en récords mundiales. Somos el país con más homicidios de jóvenes en el mundo. Somos el segundo país con más muertes por accidentes de tránsito en el mundo. Solo la Noche Buena hubieron 295 llamadas al 911 denunciando violencia intrafamiliar en el gran San Salvador.

 

Si bien en los últimos dos meses el control policial aumentó en algunos puntos del país, gracias a los mas de quinientos vehículos nuevos adquiridos por la PNC, las cifras de delincuencia continúan siendo alarmantes y las secuelas de la crisis económica, nos traerán más delincuencia.

 

Otras tragedias también han mantenida ocupada la atención de los salvadoreños y salvadoreñas. Las cárcavas en la Santa Lucía, que aunque al final intervino el MOP, nada asegura que el próximo invierno no se agravará este problema. La falta de medicina en los hospitales y las deficiencias en la atención médica han sido otra constante del año. El tráfico de drogas y la Banda Los Perrones han ocupado las páginas rojas de las noticias. Pero todos nos preguntamos si estos serán los verdaderos zares de la droga, o son simples perritos, que ocultan verdaderos perrones.

 

Con todo lo anterior hay que dar Gracias a Dios que llegamos vivos al fin de año. Para el próximo hay que prepararse pues las cosas no vienen fáciles, la crisis económica se profundizará, aumentará el desempleo y la inseguridad. No descarto violencia electoral, después de las elecciones de enero. Gane quien gane la presidencia estará metido en un serio problema. Pero hasta acá llego, pues no pretendo sustituir a Hunnapuh que en calidad de “Profeta Criollo en Grado de Gran Aprendiz” nos debe de dar sus predicciones para el 2009.

 

Feliz año nuevo a todos.

 

San Salvador 31 de diciembre de 2008.


Tags: resumen anual, análisisdel año

Publicado por JJmar @ 19:03  | Generales
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios