Lunes, 29 de diciembre de 2008


En las próximas horas llegará al país la tinta indeleble que será usada en las elecciones del 2009. Es una tradición que da confianza a la ciudadanía, el hecho de manchar el dedo, como uno de los mecanismos para evitar que una persona vote más de una vez. Por supuesto, no es el único mecanismo que existe para evitar el doble voto, pero es psicológicamente el más significativo.

 

En El Salvador no se produce esta sustancia química, por ello debe venir de fuera, ya sea comprada a través de un intermediario nacional o por compra directa a una empresa extranjera. Una de las tintas más confiables es la que producían institutos de tecnología de México, que desde una posición estrictamente científica y técnica crearon sustancias que fueron de la confianza de los partidos políticos mexicanos. El sistema de partidos políticos mexicano moderno surgió de entender y administrar sus desconfianzas. Por ello encontrar elementos de confianza era clave. Uno de ellos fue la tinta indeleble.

 

Con el paso de los años, los estudiantes que crearon esta tinta en los institutos de tecnología, ya se han graduado y algunos han creado sus empresas. Por ello ahora se puede encontrar tinta indeleble de excelente calidad producida por empresarios privados. La empresa a la cual se le comprará la tinta que se usará en nuestras elecciones es FIVAMEX SA de CV, cuyas instalaciones se ubican en Naucalpan de Juárez, Estado de México.

 

En pruebas realizadas con más de veinte solventes, la tinta resulta ser realmente indeleble. Además, los votantes primero sumergirían el dedo en una sustancia desengrasante, para que luego se aplique la tinta. Con esto último se contrarresta el viejo truco de untar antes el dedo con aceite o vaselina para luego poder remover con facilidad la tinta.

 

A pesar de que todo indica que tendremos a tiempo tinta de buena calidad, considero necesario expresar las recomendaciones que en privado he hecho llegar a los tomadores de estas decisiones.

 


 

Primero. Que se garantice que el producto llega a tiempo y en la cantidad suficiente para ser usado en los procesos electorales. Tanto la tinta como la sustancia desengrasante

 

Segundo. Que al llegar la tinta y el desengrasante al país, se haga una nueva prueba para garantizar nuevamente la calidad y eficiencia de la misma.

 

Tercero. Que se hagan pruebas de la temperatura ambiente en la cual operará este producto en nuestro país. Pues hay notable diferencia de temperatura, clima y altura en relación a la ciudad de México donde se hicieron las pruebas iniciales.

 

Cuarto. Que se use un formato de presentación de bote en el cual se introduce el dedo. El formato de rolón,  con el cual se hicieron las pruebas, tiene desventajas prácticas en su uso en el país. En caso de no ser posible para las elecciones de enero, que se garantice para las elecciones presidenciales.

 

Quinto. Que se haga un instructivo de uso, comprensible para los miembros de JRV, haciendo énfasis en la capacitación. Si es necesario a través de los medios de comunicación.

 

Sexto. Que se incorpore al paquete electoral un par de guantes de plástico para la protección del miembro de JRV que le corresponda usarlo.



 

Las anteriores son recomendaciones básicas para garantizar la óptima calidad del producto que se usará en las elecciones del 2009. Además todas son factibles y relativamente fáciles de realizar. Las pruebas deben hacerse en presencia de los representantes de todos los partidos políticos, las misiones de observación de la OEA y la Unión Europea, y organizaciones cívicas.

 

También la tinta debería estar disponible para que las universidades o instituciones con capacidad técnica puedan hacer pruebas adicionales. Lo importante es que haya confianza en el producto y esto se logra haciendo comprobaciones. Como dijo Santo Tomás: Hasta no ver, no creer.

 

Ayutuxtepeque, Domingo, 28 de Diciembre de 2008.


Tags: elecciones 2009

Publicado por JJmar @ 11:00  | Politica
 | Enviar