Viernes, 14 de noviembre de 2008

Inicia la propaganda electoral para Presidente

 

Puede parecer una broma de mal gusto, pero este día 14 de noviembre inició legalmente la campaña presidencial. Según el Artículo 81 de nuestra Constitución de La República: “La propaganda electoral solo se permitirá, aun sin previa convocatoria, cuatro meses antes de la fecha establecida por la ley para la elección de Presidente y Vicepresidente de La República;  dos meses antes, cuando se trate de Diputados, y un mes antes en el caso de los Concejos Municipales.”

 


Esto significa que todo lo que hemos visto y oído desde hace mas de un año no constituye propaganda electoral. Lo que es mas increíble, todavía faltan tres días para que se inicie la propaganda electoral de Diputados, la cual comenzará el lunes 17 de noviembre. Oficialmente la propaganda de Concejos Municipales comenzará el miércoles 17 de diciembre.

 

Todos los comerciales que hemos consumido, legalmente no se consideran propaganda electoral, gracias a una concepción restringida de lo que esta significa. En El Salvador, solo cuando se pide el voto en forma directa y expresa se hace propaganda electoral. Por tanto, todos los comerciales en que aparecen los candidatos haciendo promesas, hablando de lo que harán cuando lleguen al puesto público o atacando al candidato del otro partido, no constituye propaganda electoral si no pide el voto.

 

En cualquier otra parte del mundo, lo anterior es sin dudas propaganda electoral, menos en El Salvador.

 

El objetivo de la propaganda electoral es inducir en el ciudadano que vote por un determinado partido o candidato. Todo lo que induzca voto lo es. No importa que no se pida de manera directa y expresa. Este es el espíritu que prevalece en todas las definiciones de propaganda electoral, tanto en las legislaciones nacionales en otros países como en diccionarios especializados en la materia como el de CAPEL.

 

La idea de la existencia de plazos legales para ejercer la propaganda electoral es  que exista un período para que el votante pueda conocer los candidatos y sus propuestas y decidir que es lo que mas conviene. Es decir, que durante este período  el ciudadano construye la decisión de por quien votará. Pero al violarse estos preceptos, lo que sucede es que el ciudadano toma la decisión de por quien votará mucho más temprano.

 

Todas las encuestas de opinión coinciden que la gran mayoría de los salvadoreños ya decidieron por quien votar. El porcentaje que no lo ha hecho es minoritario y por lo general es el que no va a votar. Por tanto la propaganda electoral no sirve para convencer al ciudadano pues en su gran mayoría ya decidió.

 

Esta situación pone en desventaja a cualquier partido que decida cumplir la ley. Pues si algún candidato o partido decidiera esperar hasta que se inicie el período legal para publicitarse, lo haría  cuando la ciudadanía ya decidió entre los que adelantaron la propaganda. Este es otro caso típico que demuestra que en el país tiene más ventajas violar la ley que cumplirla.

 

Por tanto, el período que hoy se inicia de propaganda ya no sirve para convencer ciudadanos. Lo que harán los partidos políticos es reafirmar la decisión ciudadana para mantenerla a su favor, pero buscando que la del partido contrario sí cambie de opinión y se mueva hacia la abstención o a favor del otro. Para lograr lo anterior, la propaganda debe ser agresiva, dirigida a los convencidos para mantenerlos sin variar opinión. Pero además, como necesitan hacer tambalear a los convencidos del partido contrario, se vuelve indispensable la propaganda sucia. Con esta pretenden hacer dudar a los del partido contrario.

 

Un besito a la cámara...

La propaganda sucia destaca lo negativo, mezcla verdades con mentiras, otras veces solo mentiras. La propaganda sucia ataca la dignidad de las personas, haciendo énfasis en sus defectos. La propaganda sucia no es propositiva, no sugiere salidas ni soluciones. La propaganda sucia no pide el voto, su objetivo es que la gente no vote por el candidato objetivo de la misma. La propaganda sucia es anónima y ningún partido se responsabiliza de ella. La propaganda sucia es ilegal, aunque nuestra débil institucionalidad jurídica impida actuar contra ella.

 

Por ello no es casualidad que ahora que empieza el período de propaganda legal, aumente la propaganda sucia como una forma fundamental de comunicación política. Lamentablemente esta publicidad no educa, no promueve valores cívicos, no traslada mensajes propositivos.

 

Considero que a pesar de que habrá muchos llamados en contra de la propaganda sucia, esta va a continuar e incluso puede aumentar, convirtiéndose en la forma principal de hacer campaña electoral. La razón es simple: tiene efecto.

 

Ahora nos han comenzado a vender la idea que es la propaganda sucia la que dice la verdad, pues plantea la cara negativa de las cosas. Que los candidatos y los partidos solo dicen las cosas bonitas y lo que les conviene de ellos mismos, pero que gracias a la propaganda sucia nos enteramos de la verdad de las cosas. Todo con el objetivo de legitimarla, pues saben que causa efecto en la ciudadanía.

 

Mucha gente ve con buenos ojos que su partido haga este tipo de publicidad, pues consideran que dice la verdad sobre el candidato o el partido contrario y por tanto no la considera propaganda sucia. Pero cuando el partido contrario hace lo mismo, entonces si gritan que hay propaganda sucia en su contra. Al final nadie se educa, nadie sabe lo que su partido propone, pero sabe las calamidades de los contrarios.

 

Esta situación va a finalizar cuando el votante adquiera mayoría de edad en lo político. Cuando los ciudadanos aprendamos a pedir cuentas a los funcionarios por su calidad y desempeño, y no por el partido al cual pertenezcan. Cuando los salvadoreños tengamos claridad de lo que nuestro país realmente necesita para que nosotros y las futuras generaciones podamos vivir con dignidad.

 

Mientras ese momento llega, seguiremos sufriendo la propaganda adelantada y sucia, y los grandes problemas nacionales perdurarán.

 

Ayutuxtepeque, 14 de diciembre de 2008.


Tags: Campaña Electoral 2009, propaganda electoral

Publicado por JJmar @ 15:14  | Politica
 | Enviar