Lunes, 27 de octubre de 2008

Los subsidios

 


En el tema de los subsidios ARENA se ha movido de un extremo al otro. Durante los tres gobiernos anteriores hablar de subsidios era anatema. Los subsidios no servían para nada, eran subproductos ineficientes de una era populista que desaparecía para siempre. Los subsidios solo servían para aumentar la corrupción, no contribuían a resolver los problemas pues volvían parásitos a los beneficiarios.

 

Pero, mientras atacaban a los subsidios que estaban orientados a los sectores sociales mas desposeídos, en forma encubierta se orientaban recursos para subsidiar a grupos empresariales. El caso mas conocido ha sido el de la banca, que se privatizó en condiciones favorables para la gran empresa y en detrimento de los fondos públicos.

 


Por una banca saludable...

Por supuesto ningún gobierno arenero se atrevió a quitar algunos subsidios populares como el caso del Gas propano. Pero eran generalizados, es decir todo lo contrario a lo que las normas elementales sobre administración de subsidios recomiendan.

 

Con este gobierno los subsidios comenzaron a cambiar de signo y se volvieron buenos otra vez. Para comenzar el programa de Red Solidaria tiene el plan de subsidios más grande de nuestra historia moderna. Incluso, es la primera vez que se entrega dinero público a las familias pobres. Se ha mantenido además el subsidio al gas propano en forma generalizada.


Amo a mi pueblo

 

En el último año y medio de este gobierno, los subsidios comenzaron a aumentar. El costo de la vida como consecuencia de la subida de los precios de los hidrocarburos, el tipo de economía basada en la especulación y la escasa normatividad con que se conduce nuestro mercado, llevó al gobierno a tratar de paliar la grave crisis que se venía encima de las familias mas humildes. Además eran tiempos preelectorales, había que tomar medidas para aminorar al máximo el descontento social.

 

Fue así como surgieron nuevos subsidios. Los pasajes de los buses, fueron el ejemplo más controversial. El congelamiento de las tarifas de energía eléctrica, de agua potable, el no pago de colegiatura hasta el bachillerato; son los ejemplos mas conocidos y comentados por los salvadoreños.


Asi nos falta pa'l First World...
 

El punto es que ahora todos saben que estos subsidios no solo, no son sostenibles en el mediano plazo, sino que ya no hay dinero para seguirlos manteniendo. Para lograrlo han tenido que gravar a los salvadoreños con más impuestos, a pesar de la promesa presidencial de que no habría más aumentos. Para aumentar el subsidio al pasaje de los buses se le cargó un nuevo impuesto a la gasolina, luego se puso un impuesto a las llamadas telefónicas que se reciben desde el exterior. Estos nuevos impuestos golpearon el bolsillo de las clases medias y bajas, a las que supuestamente se querían beneficiar.

 

El subsidio a la energía eléctrica se ha pagado del fondo que tiene la CEL para inversiones, poniendo en grave riesgo los planes para la generación de mas energía, en un momento en que la curva oferta demanda está entrando a su punto crítico. Descapitalizar empresas estratégicas como la CEL es una grave irresponsabilidad.

 

Según los planes gubernamentales todos estos subsidios llegan hasta el 31 de julio de 2009, es decir,  un mes después de la toma de posesión del nuevo Presidente de La República. El próximo mandatario difícilmente podrá mantenerlos, pues las arcas públicas estarán descapitalizadas. Hay que recordar que en estos momentos el Estado ya atraviesa serios problemas de liquidez financiera. Además varios de estos subsidios son ineficientes, como es el caso del gas propano.

 


Deben llegar
al menos
hasta marzo...


Nadie sabe exactamente el costo de todo el paquete de subsidios, algunos entendidos señalan que puede estar arriba de los 750 millones de dólares, por lo cual es imposible pensar que sean sostenibles en el tiempo.

 

En todo caso, creo que este tema debería de ser abordado con seriedad por los candidatos presidenciales, no solo por lo delicado del punto, también porque será de las primeras medidas de trascendencia que tendrá que tomar el nuevo gobernante. De esta medida dependerá no solo la calificación de sus primeros cien días de gobierno, también podría convertirse en su primera crisis socio económica de trascendencia.

 

Ayutuxtepeque, Domingo, 26 de Octubre de 2008.


Tags: economía, política social

Publicado por JJmar @ 1:00  | Situacion Actual
 | Enviar