Martes, 30 de septiembre de 2008
Recibí por correo el enlace y me parece importante que lo veamos, es una situación temporal pero crítica para todos y más que nunca debemos prepararnos para situaciones similares o peores, independientemente de la política o de quien gobierne los próximos 5 años, la situación será muy dura para nuestro pais y para el mundo.
Si esto les pasa a los puros norteamericanos, ¿Que les espera a los inmigrantes?

Tomado de la bbc.
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7581000/7581188.stm

Mi auto, mi hogar
Rajesh Mirchandani
BBC, Los Angeles

Un señora y su perro durmiendo en un auto

En Santa Bárbara se vive con el clásico estilo relajado de California, con playas tranquilas, cafés con comida sana y encantadora arquitectura de influencia española. Por supuesto que este tipo de vida no es barato: entre las montañas de Santa Ynez y el Océano Pacífico hay hogares que valen millones de dólares.

Pero en este paraíso de riqueza también hay muchos que están muy lejos de vivir el "Sueño Americano".

En un área próspera, en el estacionamiento frente a una fila de casas lujosas, el atardecer trae una visión muy extraña.

Algunos autos llegan y estacionan en diferentes esquinas. En cada carro hay una mujer, quizás algunas mascotas, bolsas con pertenencias y ropa para dormir.

Frente a casas que tienen habitaciones de sobra, estos son los otros habitantes de Santa Bárbara: personas que en el último año perdieron su hogar como consecuencia del colapso del sistema hipotecario en Estados Unidos.

No creo que hayamos visto lo peor de lo que va a pasar en este país
Barbara Harvey, sin techo
En este estacionamiento exclusivo para mujeres, Bonnee, quien sólo da su primer nombre, viste un elegante vestido azul y tiene un aire empresarial. Hace un año llevaba una buena vida -irónicamente como agente inmobiliaria.

Pero cuando la gente dejó de comprar casas su ingreso, basado en las comisiones, se secó y como muchos de sus clientes, ella también dejó de poder pagar su hipoteca.

Vida en crisis

Muy pronto esta mujer de mediana edad se encontró sin otro lugar para vivir que su auto 4x4.

En la parte trasera hay pilas de sábanas; los documentos personales están en los bolsillos de los asientos, hay libros tirados en el asiento de atrás. En la parte de adelante hay una bolsa con cosméticos y una tarjeta de membresía de un gimnasio (se asea en el gimnasio).

Bonnee
El corazón de Estados Unidos está sangrando
Bonnee, sin techo

A todos lados lleva las fotos de su antigua vida. No puede creer la situación en la que se encuentra.

"Por Dios, el corazón de Estados Unidos está sangrando", me dice. "Soy normal, soy de Indiana, la más chica de cinco hermanos, mi papá era carpintero, él me amaba, lloraría si supiera lo que me pasó". Se le llenan los ojos de lágrimas.

"Sé que la cosa mejorará. Pero es muy triste. Luché muy duro".

Bonnee dice que todavía tiene clientes de la agencia inmobiliaria y no quiere que sepan cómo vive en estos momentos.

La historia de Barbara

Una camioneta 4x4 de tamaño mediano llega al estacionamiento y Barbara Harvey, de 66 años, sale de su auto. Abre la puerta trasera y dos perros labradores corren libremente por el patio de cemento.

Mientras tanto Barbara comienza su rutina nocturna: toma una pequeña maleta del baúl y lo coloca debajo del auto, donde está más segura. Mueve algunas bolsas del baúl al asiento de adelante, saca unos pijamas de una bolsa y un yogurt (cena), y coloca una mantas en la parte de atrás del auto.

Santa Bárbara, California.
Santa Bárbara no es un paraíso para todos...
Barbara trabajaba en financiación de casas (este es el doble golpe del colapso inmobiliario: muchos que trabajaban en el sector perdieron su trabajo y su hogar).

Desde abril, ella y sus perros Ranger y Phoebe han dormido todas las noches en su auto. Está lleno de cosas, pero ella dice que si duermen de forma diagonal todos entran.

El estacionamiento les permite ingresar a partir de las 7pm y los baños públicos cierran al atardecer.

Barbara dice que no bebe líquidos después de que llega. En la mañana se ducha en casa de una amiga a pocas millas.

Vestida con ropa limpia y cómoda y usando anteojos de sol, está lejos del estereotipo de los sin techo.

"No creo que encaje en la imagen de nadie", afirma. "Sin embargo hay muchas personas que van a quedarse sin hogar, que son como yo y se ven como yo. Va a haber muchas personas sin techo de clase media. Estamos en un enorme lío económico. No creo que hayamos visto lo peor de lo que va a pasar en este país".

Un problema creciente

Este nuevo fenómeno de la clase media sin techo es difícil de cuantificar pero New Beginnings (Nuevos Comienzos), una organización que maneja el esquema de los estacionamientos para los sin techo en Santa Barbara, dice que ayuda a unas 55 personas en una docena de playas de estacionamiento.

No es mucha gente, pero son una consecuencia directa del actual torbellino financiero en EE.UU. y, algunos piensan, podrían marcar el comienzo de una tendencia.

Nancy Kapp
Ser pobre es como un cáncer, y ahora este cáncer se está filtrando a las clases medias
Nancy Kapp, trabajadora comunitaria
La trabajadora comunitaria Nancy Kapp, quien una vez también perdió su hogar, dice que hay una lista de espera para obtener un espacio en algún estacionamiento y que cada día recibe más y más llamados de personas a punto de perder sus casas.

Ella identifica a un nuevo tipo de persona de la calle estadounidense.

"Ser pobre es como un cáncer, y ahora este cáncer se está filtrando a las clases medias", afirma.

"Da mucho miedo. No importa cuán fuerte seas, es una degradación de la psiquis humana cuando empiezas a perder todo lo que tienes. Estas personas han trabajado toda su vida para tener una casa y ahora se está despedazando y eso es devastador. No es un sueño americano, es una pesadilla americana".

Los precios de las casas en California bajaron un 30% desde comienzos de año hasta mayo. Pocas partes de EE.UU. han sido tan golpeadas. Pero grupos de ayuda dicen que han visto un aumento de los sin techo a lo largo del país desde que la crisis hipotecaria comenzó el año pasado.

Familias

En otro estacionamiento en otra parte de Santa Bárbara, Craig Miller, su esposa Paige y sus dos hijos se sienten apretados en su pequeña casa rodante. Han estado viviendo aquí por varios meses.

"Es difícil mantener las cosas limpias", señala Paige. "Es difícil sentirse completa y entera".

Conseguir dinero para comer, no es algo en lo que teníamos que pensar antes
Craig Miller, sin techo

Originarios de Florida, la familia era dueña de una casa de cuatro cuartos con pileta.

Pero cuando el negocio de Craig comenzó a fallar, perdieron la casa. Sin dejarse vencer, la familia decidió embarcarse en un sueño: manejar a través de EE.UU. y comenzar de nuevo en California.

Sin poder conseguir trabajo de tiempo completo y sin poder pagar alquiler, ahora Craig dice: "estamos atorados".

"Las primeras semanas fue como una vacación", afirma. "Pero es duro, y no estamos acostumbrados a esto. Conseguir dinero para comer, no es algo en lo que teníamos que pensar antes. Definitivamente aguardamos el momento de poder irnos de aquí y conseguir algún lugar. Y estamos trabajando duro para conseguirlo. Este es sólo el viaje, no es el destino".

Auto estacionado con personas durmiendo adentro.
¿Serán cada vez más los que viven en su auto?
Mientras la oscuridad cae sobre Santa Bárbara, los que duermen en sus autos se preparan para la noche. Tendrán que despertarse temprano: no tienen permiso de quedarse después de las 7am.

Algunos trabajan, otros pasan su tiempo manejando de un lado a otro. Cuando vuelve a caer la noche, regresan a sus hogares en los estacionamientos. Comparado con otros países, e incluso con el problema de larga data de los sin techo estadounidenses, son aún afortunados.

Pero en la medida que se profundiza la crisis económica estadounidense, ¿serán pronto muchos más?



Tags: clase media, miseria, economía

Publicado por hunnapuh @ 13:30  | Internacional
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por PrOjwanac
Martes, 30 de septiembre de 2008 | 15:37
Es muy lamentable lo que esta sucediendo.

No me cansaré de decirlo; pero es un sistema inescrupuloso lo que provoca esto. te engañan con la publicidad haciendote que te creas que todo está a tu alcance; te ofrecen los mejores carros, las mas Bella residencias, con muebles, ropa, perfumenes, viajes a París y si tu sueldo no te alcanza, te dan la solución ofrecientote las "inigualables" condiciones de crédito, cero prima, primer cuota a los 24 meses, etc....cuando la gente ya no puede cubrir la cuota, se bale de sus familiares o amistades para cancelar...luego recurre a vender sus activos..su terrenito...su carrito si ya está cancelado o cualquier cosa para que no lo metan preso...y lo último que le queda es la Casa; de la cual te sacan sin más. Esta es la vida del consumista, engañado por los espejísmos de la publicidad; pero dentro de ese mundo solo es un número...No existen mea culpas, Hay que rescatar al sistema que promuebe eso¡¡..por lo que vendrán días peores.
Publicado por Invitado
Martes, 30 de septiembre de 2008 | 18:04
NO al salbataje.
NO a estos sonadores que quieren todo sin esforzarse a ahorrar ni para la prima.
Publicado por MARIANA
Martes, 30 de septiembre de 2008 | 21:31
¡Increíble! Ver para creer, que esto nos sirva de ejemplo y dejemos de querer vivir una vida que no podemos pagar. Y educar en este tema a nuestros hijos. Por lo menos en EUA la gente tiene carro donde vivir, pero acá en El Salvador, en que hasta los carros debemos, vamos a terminar debajo de un plástico a la orilla de un barranco.