Martes, 29 de julio de 2008

 

Voy a elegir a mis diputados

Voy a elegir a mi Gabinete

No soy un títere!!

 


Ávila Versus Funes es la historia del 2009. No digo FMLN versus ARENA porque en sistema presidencialista como el nuestro, los ciudadanos salvadoreños votan por cualquiera de los elegidos por las cúpulas.

Los dos tienen las soluciones nos dicen, uno viene de un partido que ya a tenido su tiempo de lograr avances significativos y el otro viene de partido con bastantes años donde no ha podido demostrar su idea de cómo gobernar debido a su forma de querer alcanzar el poder: a fuego de bala

Uno (Mauricio Funes) es títere el otro no lo es, uno con mas espacio de maniobra y el otro amarrado a los cordeles de la comisión política. El títere es un Títere y por mas que salte y opine y se enoje o diga que el posee el mando o que las leyes internas del partido no le permiten poner a sus cheros en la asamblea o el gabinete ES UN TITERE.     T-I-T-E-R-E.  En nuestra época “moderna”, muchos le llaman hoy en día “forma de hacer política”. Pero al final este Señor Mauricio Funes es un TITERE.

Hace un par de años cuando se hablaba del interés nacional, cuando la nación se entusiasmaba con los llamados acuerdos de paz, donde la “Guerra Civil Salvadoreña” había terminado y sabíamos de donde veníamos y hacia donde nos dirigíamos con monumentales retos, cambios y esperanzas que poco a poco se fueron aplicando en la institucionalidad del país y que para unos eran claros, para otros les faltaba un peso para completar la idea y que por supuesto traían implicaciones no muy claras para ambas partes. Entonces comenzaron los desacuerdos, con la salvedad que estábamos de acuerdo en que no estábamos de acuerdo. La línea de un bando fue la de mantenerse en el poder con la teoría de libre empresa, libertad y progreso, la otra de revolución o muerte, la de alcanzar el cambio con políticas de control estatal, políticas comunistas y de oponerse a TODO lo del otro bando, causando el estancamiento económico y social del país. La corrupción de parte del partido gobernante y el elitismo para sostenerse mas la desconfianza en la oposición, que aun seguía armada (sigue??), con su forma de lucha de calle desfasada, el asalto a policías y las relaciones con terroristas internacionales entre ellos las FARC, creando un ambiente de desconfianza que amenaza la democracia y la alternancia real del sistema político de este país.

 

titere

 

YO NO SOY NINGUN TITERE

 

El Salvador fue llamado “un ejemplo” de pacificación, un ejemplo de forma de convivencia de una nación civilizada en pleno siglo XX, las generaciones fuimos llamados a aceptarnos, a tolerar al adversario, a dialogar y mas que todo a saber escuchar en una urgencia con una nueva perspectiva de olvidar los 90 mil muertos, -no en perdón y olvido sino que en el sentido de que no se vuelva a repetir- en una reconciliación de hermanos a fin de evitar las amenazas internas que nos llevarían a nuevas oportunidades y a cambios estratégicos en la forma de conducirnos para hacer el bien común en este país muy mío y muy tuyo. Lo que ha cambiado es la relación entre los políticos y la dinámica para alcanzar acuerdos. La distribución de poderes municipales y legislativos y el como distribuir el presupuesto nacional. La globalización aprieta a muchos sectores económicos, sociales y políticos y expone el fracaso de algunos de ellos, aquellos pobremente gobernados y muy débiles en el liderazgo que no pueden sostenerse con planes adecuados a la coyuntura existente, pero que son manipulados por las ideologías y los liderazgo de la Comisión Política que les obliga a “levantar la mano o escuchar la orden en la municipalidad a muchos”. En este ambiente trágico es vital que los funcionarios busquen hacer el bien común en una sociedad sedienta de bienestar.

Puede haber cambio como cuando “paquito calle y el jovial” encementaron muchas carreteras en el país, puede haber cambio cuando ves “las transformaciones arquitectónicas” en San Salvador o en San Miguel, lo que no ha cambiado es la gran masa que se levanta como de costumbre a trabajar todas las mañanas para llevar sustento a sus familias, la mujer, madre de familia que saca a la acera la plancha para hacer pupusas con su hijo en un cajón debajo de una mesa o el vendedor de billetes de lotería que sueña con “un pedacito de la grande” para comprar su lotecito.

Veo un cambio, si, en FOSALUD, la semana pasada estuve en el hospital nacional de la Zacamil y vi como muchas madres llevan a sus pequeños con el rotavirus y son atendidas con profesionalismo, amor y paciencia aun con las faltas de medicinas para una demanda superior al 800% en el hospital. Hay cambio cuando veo programas de la red solidaria, veo el incremento de jóvenes en las escuelas, veo Escuelas Saludables, donde muchos cipotes se alimentan día a día de lunes a Viernes y viven esa alegría natural de un menor jugando en los alrededores de su aula o entendiendo su clase con una vivacidad merecedora de su edad. Veo el puerto de la Unión, que bien manejado y administrado creara mas de 39 mil empleos, y niveles de vida con mejor calidad para los habitantes de esa zona.

No veo el cambio que se necesita en el sistema de trasporte y al líder que guiara a ese sector por la línea del desarrollo moderno en servicio, respeto, orden y puntualidad.  No veo a la Universidad Nacional el avance de técnicos, de una enseñanza para el progreso que viene, de un civismo, no puede haber una sociedad en verdadero dinamismo de civilización sin que las virtudes cívicas rijan su modelo de vida. La conciencia de pertenecer a esta patria, de que somos los padres  e hijos de los artesanos de la paz; con un compromiso de respeto y autorrespeto, en el marco de unos principios morales que han ido siendo perfilados por la evolución del pensamiento; donde los valores vitales se recuperaron en “la nueva convivencia pacifica” que nos encontramos, donde existe libertad, donde se busca la justicia, donde debemos de ser solidarios con el que necesita, donde la seguridad y el orden son base para el respeto de las instituciones.

Retomando a los “lideres que medirán fuerzas”, Un títere como Funes queriéndose independizar no puede comunicar su pensamiento cuando las cuerdas de las que esta amarrado lo conducen hacia otra idea, o a contradecir lo que quiso decir y bailar cuando no quiere, a abrir la boca cuando no debe y a mantenerla cerrada cuando quiere. Esta situación le rompe el carácter y su enojo resalta su incapacidad para decidir y aceptar que NO ES EL QUIEN DARA EL CONCIERTO.  Funes esta muerto en creatividad, sin carisma y valor para decidir por el mismo y su incompetencia para gobernar lo destruirá en Marzo del 2009.


Tags: títere

Publicado por nelsons @ 13:19  | Cultura indigena
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 29 de julio de 2008 | 17:28
Que "bueno" el post, solo que el apellido del candidato DUNDO no es Funes, el candidato TITERE/DUNDO se apellida ATILA, perdon! Avila.

DENLE VIAGRA PARA QUE SE LE LEVANTE!! JA, JA, JA, JA, !!
Publicado por Invitado
Martes, 29 de julio de 2008 | 23:34
Hey, que paso nelson!!! CUANTAS GALLINAS VAS A REGALAR?
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 30 de julio de 2008 | 10:59
el dia de la gran cruzada del pollo campero en el cuscatlan, me harte como ocho piezas de pollo campero que me regalaron los muchachos de la juventud de ARENA, pero me dio una gran diarrea!w puta nelson! la proxima vez que regales pollo, asegurate que no sea pollo chucaro nacionalista.
Publicado por Invitado
Viernes, 01 de agosto de 2008 | 3:00
Marvin Toby Galeas, cuanto te pagan TITERE PSEUDOPERIODISTA DE GUERRA HACE BIOGRAFIAS POR ENCARGO; para escribir estas tonterias????? Con q te pagan, con sal?