Jueves, 24 de julio de 2008

La juventud y el empleo en El Salvador.

 

Matatero tero la!

En la mayoría de países del mundo, ser joven es la más grande de las oportunidades. De acá la frase nostálgica que nos dice: “Juventud Divino tesoro”. Ser joven en un país medianamente desarrollado es tener en las manos una gama de oportunidades de estudio, de trabajo, de combinación de ambas. Ser joven representa tener toda una vida por delante.

 

Pero en nuestro país, que somos especialistas en hacer las cosas al revés, ser joven no abre ninguna puerta, al contrario, pareciera que las cierra. Esta realidad, que se ha venido ignorando por la clase dirigente del país, nos la presenta en toda su crudeza, pero también con toda objetividad, el último Informe de Desarrollo Humano del PNUD.

 

En El Salvador, los jóvenes son el sector de población que tiene el mayor índice de desempleo. Esta situación se agrava por el hecho que en nuestra realidad el estudio no tiene valor ni incidencia en la calidad del empleo. Es asombroso ver como personas con menores estudios tienen acceso a mejores empleos y salarios.

 

¿Cómo es que esto sucede?

 

Resulta que en nuestro país ser joven siempre ha sido delito. En los días de la guerra los jóvenes eran la predilecta carne de cañón a ser reclutados por ambos ejércitos. Nuestra juventud pagó con su sangre los altos costos de la guerra que vivimos durante los años ochenta. En esos días ser joven estudiante era sinónimo de ser sospechoso de ser comunista o terrorista. Muchos jóvenes fueron asesinados, encarcelados o torturados por el simple hecho de caminar por las calles con sus cuadernos y libros en la mano.

 

Comunista!!!!

Hasta hace poco tiempo, el discurso de los políticos sobre la juventud era de considerarla “el futuro del país”. Detrás de esa bonita frase se escondía la tradicional concepción de que los jóvenes no son parte del presente, son el futuro. Ahora el discurso ha cambiado, pero la realidad todavía está esperando. En la práctica, nuestra sociedad y su sector dirigente ignoran la juventud. Muy poco sabemos de la situación de los jóvenes, de sus aspiraciones y problemas. Los políticos solo se acuerdan de la juventud a la hora de pedirles el voto. Pasaron de ser carne de cañón de la guerra, a serlo ahora de las elecciones.

 

Pero como no conocen la situación de la juventud, apelan a su voto con los viejos discursos del período de la confrontación militar y de la guerra fría. Por ello el resultado es la apatía cada vez mayor de la juventud hacia los partidos políticos. El nivel de confianza de la juventud en el sistema electoral y sus instituciones es bajísimo. Como ejemplo de esto último tenemos la cifra de jóvenes que pronto cumplirán 18 años y que anticiparon el trámite para obtener el DUI y poder votar. Menos de 21,000 jóvenes lo hicieron, de un universo de más de 120,000 jóvenes que potencialmente podrían haberlo hecho. En esto tenemos otro mensaje que ojala los políticos seamos capaces de entender.

 

 Me vale!

El ignorar a los jóvenes es parte de un proceso mucho mas global, en nuestro país se ignora a los desempleados, a los desposeídos, a los que viven en las colonias marginales, a los ancianos. Se ignora, en general a la población, lo cual se expresa en los deficientes servicios de salud y educación que tenemos. Pero los jóvenes son más susceptibles a esta realidad. Pareciera que los adultos nos vamos acomodando y la marginación se vuelve algo habitual y lo terminamos viendo natural.

 

En nuestro país el que consigue el mejor empleo es el que tiene buenas relaciones, o el que con fidelidad casi canina va ganándose la confianza del patrón. Basta con observar la planta gerencial de las más importantes empresas del país para darnos cuenta que la capacidad y el profesionalismos son excepciones y no la regla. Lo mismo sucede en el sector público en que la fidelidad y la militancia partidaria son el elemento característico del empleado público.

 

Además, en la familia tenemos la tendencia a reflejar y reproducir las conductas sociales, por ello, es común que el joven sea ignorado hasta en el seno de su propio núcleo familiar. Por ello la marginación de los jóvenes tiene consecuencias mayores. El crecimiento de las pandillas juveniles (Maras) es en buena medida consecuencia de lo que hemos señalado.  Cuando el joven llega a la pandilla, muchas veces busca allí lo que en el seno familiar y social se le ha negado.

 

La juventud de mi generación fue revolucionaria, en esos días no se concebía ser joven y conservador. Pero teníamos una esperanza, teníamos ideales y fuimos capaces de construir instrumentos organizativos donde expresar y canalizar esa energía. Las organizaciones revolucionarias de finales de los años sesenta y la década de los setenta fueron hechas por jóvenes inexpertos, con poca o ninguna experiencia pero con grandes ideales.

 

Ahora vemos una juventud conservadora y apática. Cuya máxima expresión no es el joven revolucionario, si no el “emo” al borde del suicidio. Ahora los jóvenes se organizan en pandillas juveniles o se refugian en organizaciones religiosas, especialmente evangélicas. La marginación y la falta de esperanza han destruido el potencial de nuestra juventud.

 

Los partidos políticos les hablan de esperanza, pero los jóvenes saben que no es más que propaganda. Saben que al ganar se olvidarán de ellos. Basta con ver las planillas de empleados de todos los partidos, sin excepción, y veremos las razones de la desconfianza de los jóvenes. Los únicos jóvenes que encontramos de ordenanzas o pisapapeles en el sector público,  son los hijos de los dirigentes políticos o los más leales y gritones de las juventudes partidarias, que se han ganado el empleo a pura pinta y pega.

 

Por ello, si queremos comenzar a cambiar esta realidad tenemos que presentar a la juventud hechos concretos y no mas promesas. Los jóvenes desconfían profundamente de la actual clase política pero siguen con atención los acontecimientos nacionales, quizá en espera de señales positivas que les haga renacer la esperanza. El informe del PNUD y la propuesta de pacto nacional para el empleo podría ser la señal que ellos esperan.

 

Considero difícil lograrlo en un momento pre electoral, pero si no se logra, las promesas electorales serán frases vacías. Si no logramos ponernos de acuerdo en un pacto nacional por el empleo, nadie creerá que las promesas se van a cumplir. Los grandes problemas nacionales requieren soluciones de consenso nacional. La dinámica electoral camina en la ruta de la polarización y la confrontación mientras que las verdaderas soluciones exigen acuerdos y consensos.

 

El pueblo debe juzgar que es lo que los políticos van a privilegiar en los próximos meses: Las Elecciones o Las Soluciones.

 

Ayutuxtepeque, Miércoles, 23 de Julio de 2008.


Tags: empleo, pacto social, PNUD

Publicado por JJmar @ 5:00  | Situacion Actual
Comentarios (7)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de julio de 2008 | 10:30
El problema es que no hay una verdadera valoraci?n de los j?venes, y mas bien los estigmatizamos o les ponemos vi?etas seg?n lo que subjetivamente pensamos. Muchas empresas en sus ofertas de trabajo piden requisitos tales como: Experiencia de tres a?os, bilingue, con t?tulo universitario, dispuesto a trabajar bajo presi?n, dispuesto a conseguir metas, etc. Y aqu? viene lo cabr?n...No mayor de 25 a?os.
Incluso, en otras ofertas de trabajo piden como requisito: Ser cristiano evang?lico y traer carta pastoral de la iglesia a la que asiste. ?Uuuuuta! ?Y que no la constituci?n prohibe las discriminaciones por sexo, religi?n, raza o color, tama?o, etc.? Si hasta en la misma Academia de la PNC uno de los requisitos es...estatura m?nima,,,tanto. Bueno. ?Y los enanos...qu?? ?No tienen derecho al trabajo?.
Algunas veces la indiferencia comienza en nuestra propia casa...
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de julio de 2008 | 10:50
...Nosotros los tatas queremos que los hijos oigan a Pedro Infante o a Javier Sol?s, y les reprochamos que oigan su hiphop, ?y qu? hacen? Se van a la reun?n de cheros sanos y algotros malsanos, y despu?s nos quejamos de la forma como hablan o como act?an. Un d?a ech?ndome unas cervezas con un amigo viejo como yo (58), ?l pas? quej?ndose de sus hijos varones de 20 y 16 a?os, ...que son unos desagradecidos...que no valoran todo lo que hago por ellos...etc. Y le pregunt?: ?Platic?s con ellos?; ?Los sacas a chotear de vez en cuando?; ?Est?s consciente de que necesitan sus chirilicas para su refrigerio en la U?; pero lo mas importante: Ten?s contacto f?sico con ellos algunas veces?, ?Cu?nto hace que no les das un abrazo o un apret?n?. Su respuesta fu?: En realidad no hago nada de eso, ?ten?s raz?n cabr?n!. Y con disimulo se limpi? una l?grima que empezaba a brotarle.
Claro que s? JJMar. ?Cu?nta tristeza causa ver en los noticiarios esa cantidad de j?venes...
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de julio de 2008 | 11:07
...detr?s del tren en Guatemala y M?xico para abordarlo, con una mochila en el hombro y una cantidad enorme de sue?os en su mente tratando de llegar a los EEUU. Cuando veo eso e imaginarme que mis hijos alguna vez tengan necesidad de arriesgarse de esa manera, no puedo menos que sentir un nudo en la garganta y pedirle a Dios por ellos.
Esa es la juventud despreciada y sin esperanzas en nuestro pa?s, Esa es la parte de la poblaci?n que ahora ignor? al Tribunal Supremo Electoral en su pedido para ser parte de una estad?stica. Ese es el segmento de poblaci?n al cual nuevamente el gobierno viene a ofrecerle el toro y el moro y una vez logrados sus objetivos se olvida de ellos. ?Bendita juventud, trabajando en otros pa?ses para mantener la economia de este pa?s y evitar que se hunda! ?NADIE SABE SI VOLVEREMOS A VERLOS!
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de julio de 2008 | 11:27
Lo peor es q ademas los gobiernos anteriores, se han encargado no solo de limitar las oportunidades de empleo digno para la juventud ( ahora solo abundan las maquilas, call centers y agencias de seguiridad de Rodriguin Avila) sino ademas q se les ha limitado el aceso a la salud, la educacion, y sobretodo el conocimiento de la verdadera salud sexual, para estos gobiernos es preferible,un joven con un monton de hijos encima q con un monton de titulos academicos, por q la misma necesidad lo llevara a aceptar cualquier chance y no a ver mas alla de ese lugar.
Aca en el pais hay mucha gente joven y talentosa, pero eso parael gobierno no es de beneficio,por q eso no lo puede vender y quedarse con ello....
Y de nuevo, creo q es una verdadera pena q seamos el unico pais del mundo con un presidente q solo es bachiller...eso explica mucho...
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de julio de 2008 | 14:22
Perdon, no estoy muy de acuerdo con el ultimo comentario respecto a que lastima qu el presidente es solo un bachiller. Recordemos que en nuestro pais es sumamente dificil para nosotros los jovenes el llevar una carrera universitaria porque la necesidad de trabajar muchas veces nos lo impide. El hecho es que que no importa el grado academico que tengas para llegar a tener un buen cargo, solo es necesario un buen conecte y eso en muchas ocaciones es lo que da?a a los profesionales. Tambien en la asamblea hay muchos que ni fueron a la U y estan ahi por circunstancias que no tienen que ver con la educacion. Tambien hay que ver que existen muchas personas con titulo que hacen trabajos mediocres y con sueldos bajisimos. En conclusion creo que no importa si tenes titulo o no, el desempleo nos afecta a todos.
Publicado por Invitado
Jueves, 24 de julio de 2008 | 15:21
Los espacios para la juventud los debemos abrir nosotros los adultos, a que me refiero, quienes son los que ponene requisitos inalcanzables para que una persona puede aspirar a un empleo digno. No es que los empleadores no exigan calidad en el trabajo pero tampoco se trata de explotarlos. Por otro lado qu? estamos haciendo como padres de familia para prepararlos...no podemos esperar que los dem?s hagan algo por ellos, somo los padres,madres responsables los que debemos guiarlos, orientarlos y apoyarlos...JJMAR dice que se expresan en "emos" yo pregunto quien les compra la ropa tipo emo, conoces a los amigos que tiene, se expresan en "maras" ambas afiliaciones o subculturas tienen una gran sentido de pertenecia, quienes les fallan a estos jovenes los padres,madres o tutores. Antes de buscar la paja en ojo ajeno miremos la propia, qu? en concreto estamos haciendo por la juventud
Publicado por Invitado
Viernes, 25 de julio de 2008 | 22:47
Y acaso, no es eso todavia mas preocupante, q los cargos politicos supuestamente encargados de dirigir al pais, sean ocupados por gente poco o nada preparada????