Viernes, 21 de marzo de 2008

Si maneja, no tome. Si toma, invite.

 

Todos los noticieros destacan que el número de emergencias atendidas en lo que va de esta semana es mayor que el año pasado por estos mismos días. La cifra de fallecidos también es mas alta, destacándose los accidentes de tránsito y los ahogados.

 

Puede parecer risible, pero cuando los primeros meses del año son estresados para la población, esto se refleja en más muertes durante la semana santa. Baste con ver como el costo de la vida ha subido desde enero y compararlo con los primeros tres meses del año pasado, y descubriremos un importante factor de estrés que debe ser más alto que el de 2007.

 

Desde los días del fin de año, las vacaciones de la semana santa son la primera oportunidad que tenemos los salvadoreños de tener un relax. Como buenos guanacos, la mejor medicina para el estrés son los cachirulazos de un buen guarón o de ron para la majada, y de whisky para los pudientes e igualados. El problema es que nos gusta combinar los tragos con el volante y los tragos con el chapuzón.

 

Manejar el carro a pichinga ha sido uno de los deportes favoritos de nosotros los salvadoreños. Últimamente ha perdido adeptos debido a los retenes antidoping de la policía. El otro deporte favorito es meternos al mar después del noveno cachirulazo, para que el agua nos despeje la zumba y poder seguir chupando.

 

De allí el alto número de accidentes de tránsito y de ahogados durante las vacaciones largas. Todo por culpa del maldito estrés o de la mujer que ya no nos quiere o mucho nos regaña. Como pretextos no nos faltan, mejor les dejo los siguientes consejos.

 

Si va a manejar, mejor no beba. Eso de que solo me voy a echar dos tragos y nos vamos, es pura paja. Cuando se venga a dar cuenta ya se zampó media botella.

 

Si ya en el turicentro decide beber, mejor déle las llaves del carro a su mujer. Lo de los conductores designados, no funcionan en estas temporadas, pues también ellos andan patudos buscando otros conductores designados.

 

Aunque su mujer no sepa manejar, déle siempre las llaves, le aseguro que no le costará mucho hallar un galán sobrio que le maneje. Usted en calidad de bulto se dormirá en la primera curva y su mujer le agradecerá el gesto por mucho tiempo.

 

Por ningún motivo se meta al agua después del tercer trago o cerveza. Especialmente si ya se siente nadador profesional. Peor si quiere apantallar a la cipota de biquini que ha estado mirando de reojo desde que llegó al turicentro.

 

Sepa de antemano que si se ahoga, será el hazmerreír de todos los asistentes a su velorio, que dirán en voz baja “Por suerte no sintió la muerte, pues se zampó tan a verga al agua, que ya no sentía nada”, algunos lo compararán con el “chele” que el martes santo se ahogó bien a pija en Apulo.

 

Si a pesar de mis consejos, a usted le valen moronga y decide manejar, no se queje cuando lo paren los PNC y lo pongan a soplar la tripa. En este caso, le doy a continuación el último consejo.

 

Siga el ejemplo que nos dio el jefe de la Sección jurídica de la PNC cuando chocó a pichinga contra la casa de Pancho Laínez (¿Se acuerdan?). Se negó a soplar el guarímetro, por lo cual no había pruebas para iniciarle ningún proceso por conductor temerario. Según nuestra Carta Magna, los salvatruchos tenemos derecho a ser considerado inocentes, hasta que nos demuestren lo contrario.

 

De todos modos, felices vacaciones a todos. Los que sobrevivan, hay nos leen el lunes, los que no, pues ni modo, en la otra vida no hay Hunnapuh Comentarios.

 

Ayutuxtepeque, Jueves, 20 de Marzo de 2008.


Tags: Vacaciones, semana santa

Publicado por JJmar @ 5:00  | Cuentos y Humor
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por MARIANA
S?bado, 22 de marzo de 2008 | 19:21
Muchas gracias Jjmar, sobre todo por tu tercer consejo, no dudes que lo tomare muy en cuenta, en el pr?ximo viaje antes de que me den las llaves, yo las pedir?.
Brindis