Viernes, 04 de enero de 2008
El Salvador Evaluaci?n del 2007.

Imagen

El reci?n pasado a?o 2007 tuvo tres caracter?sticas esenciales. La primera fue que se mantuvo el clima de violencia social y delincuencial que padecemos desde hace m?s de una d?cada. La segunda, el costo de la vida continu? subiendo agrandando la brecha entre salarios o ingresos y gastos en la mayor?a de las familias salvadore?as. Y la tercera que tuvimos un a?o preelectoral, aunque en realidad no debi? serlo. Pero tambi?n en lo econ?mico se culminaron procesos que podr?an cambiar la din?mica que ha vivido nuestro pa?s desde la finalizaci?n del conflicto militar.

Las noticias y hechos m?s impactantes, en su gran mayor?a, est?n vinculados a estas caracter?sticas esenciales que marcaron el pasado a?o.



Sin dudas, el hecho que m?s impact? la sociedad salvadore?a en el primer trimestre del 2007 fue el m?ltiple asesinato de Guatemala de los Diputados Salvadore?os. A casi un a?o de perpetrado el crimen, tenemos pocas respuestas y las interrogantes aumentan. Pero este hecho nos deja clara la existencia de estructuras de crimen organizado que operan en la regi?n y su enorme poder que les permite desafiar las instituciones judiciales y de seguridad de nuestros pa?ses.
Imagen
Este m?ltiple asesinato nos abri? los ojos para darnos cuenta en las implicaciones regionales del fen?meno delincuencial, que se ha convertido en una variable transversal para el an?lisis de la regi?n. Este hecho es mas grave no solo por la impunidad individual que reviste el mismo, si no por que la impunidad es un fen?meno generalizado de nuestra regi?n centroamericana, la cual alimenta la violencia delincuencial y social que padecimos sin tregua durante todo el a?o.



El alza del costo de la vida fue la otra constante del a?o pasado. La permanente subida de los precios internacionales del petr?leo, los primeros s?ntomas de la crisis inmobiliaria en los EUA y la p?rdida de poder adquisitivo del d?lar, son factores externos que golpearon nuestros bolsillos encareciendo la vida. Adem?s nos hacen reflexionar sobre como nuestro bienestar econ?mico depende de variables de la econom?a mundial que no controlamos y que nuestra d?bil econom?a no es capaz de acolchonar.
Imagen

Pero tambi?n el aumento costo de la vida, tiene importantes variables internas, que si podr?amos controlar. El car?cter especulativo de nuestra econom?a, la ausencia de legislaci?n que proteja realmente al consumidor, la ausencia de reglas para la competencia, los abusos de grandes empresas que nos brindan servicios esenciales, la l?gica consumista que nos venden permanentemente los medios de comunicaci?n; todos estos factores tambi?n han contribuido en forma determinante a este flagelo, no podemos echar todas las culpas a las variables que no controlamos.



Imagen
La tercera caracter?stica del a?o pasado fue como se transform? sin serlo, en un a?o preelectoral. Esto fue mucho mas marcado en el segundo semestre, en que se fue concretando la f?rmula presidencial del FMLN, mientras que ARENA todav?a no se pone de acuerdo en quienes ser?n sus candidatos presidenciales. Pero el problema pol?tico del pa?s est? determinado por el aumento de la polarizaci?n pol?tica como factor permanente que se exacerba con las consecuencias que estos hechos conllevan.
Imagen
La consecuencia de esta prematura fiebre electoral tiene en la Asamblea Legislativa el efecto de los debates sin sentido y la nula productividad; en el ?rgano Ejecutivo el recurrir a la permanente demagogia y revolver a?n m?s la relaci?n gobierno-partido. Esto lleva como consecuencia inmediata al adelanto, de hecho, de la contienda electoral, la cual se ir? desarrollando sin control ante la incapacidad del Tribunal Supremo Electoral de ponerle paro.

Varias voces de sectores empresariales se han alzado para expresar preocupaci?n por las consecuencias econ?micas del adelanto de la campa?a electoral, se les olvidan que en el pasado ellos mismos promovieron el surgimiento de este fen?meno. Por ello ahora que les golpea, nadie les escucha.



Otro elemento clave de este a?o reci?n pasado, fue que se volvi? evidente el proceso de tras nacionalizaci?n de nuestra econom?a que ven?a avanzando desde 2005. El signo mas evidente fue como la otrora banca nacional pas? a manos extranjeras y a ser parte de los grandes consorcios financieros mundiales. Este proceso que lo vimos antes con el antiguo Banco de Comercio, en el 2007 abarc? a pr?cticamente la totalidad de la banca nacional. Ahora solo nos quedan los peque?os Bancos de los Trabajadores, algunas financieras y cooperativas de ahorro.

Imagen

Tags: economía, política, costo de vida

Publicado por JJmar @ 10:03  | Situacion Actual
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 04 de enero de 2008 | 10:27
Considero que su analisis no est? completo, le falta much?simo.

Se escribe "transnacionalizaci?n".

Saludos!
Publicado por Invitado
Viernes, 04 de enero de 2008 | 11:56
Se debe profundizar en la di?spora que ya tiene niveles alarmantes, en la vulnerabilidad cada vez mayor de nuestro pais ante los desastres naturales, del divorcio entre los grandes grupos econ?micos y el COENA, de la crisis de liderazgo en la izquierda. Estoy de acuerdo que falt? mucho que analizar, pero lo expuesto est? excelentemente planteado, y mucho mejor que los an?lisis mediocres que aparecen publicados en los grandes medios publicitarios.
Publicado por Invitado
Viernes, 04 de enero de 2008 | 12:03
Considero que a la anterior opini?n (la de quien critica a Jjmar) le falta much?simo, porque no explica qu? es lo que falta al art?culo de Jjmar y si lo que falta es esencial.

En el cap?tulo de la polarizaci?n se pudo comentar la ley antiterrorista, los sucesos de Suchitoto y la captura de Belloso.

Digamos que ning?n balance es completo, que todos lo balances son mejorables, pero que si uno los critica debe exponer los criterios con que eval?a la consideraci?n general.

No basta con decir que un an?lisis es insuficiente, hay que decir por qu? y hacerlo con cordialidad y no con esa vanidad de correctorcillo de pruebas que porque encuentra un error ortogr?fuco en un art?culo cree que ya lo ha refutado.