Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2007
?Nace la Esperanza, Viene el Cambio!

?Nace la Esperanza, Viene el Cambio!


Excelent?simos se?ores y se?oras representantes del cuerpo diplom?tico. Delegados de los partidos pol?ticos que nos visitan y que siempre nos han brindado su solidaridad.

Representantes de las iglesias en el pa?s.

Dirigentes del movimiento c?vico y de las Organizaciones No Gubernamentales.

Dirigentes de partidos y movimientos pol?ticos amigos, queridos amigos militares que esta tarde nos honran con su presencia.

Hermanos y hermanas compatriotas residentes en el exterior, alcaldes y alcaldesas, diputados y diputadas del FMLN.

Delegados a esta vig?simo tercera convenci?n nacional del FMLN. Miembros del Concejo Nacional y de la Comisi?n Pol?tica.

Saludo desde esta tribuna a la compa?era viuda, a los hijos e hijas, hermanas y dem?s familiares de nuestro hist?rico dirigente Schafik Handal.

Querida esposa y compa?era de vida y lucha Vanda.

Un saludo especial tambi?n a mis hijos, a mis padres y hermanos que me acompa?an en este acto.

Compa?ero candidato a la vicepresidencia de la Rep?blica Salvador S?nchez Cer?n y su querida esposa, compa?eros y compa?eras del FMLN.

Hist?rica militancia del FMLN que se ha hecho presente en este estadio desde tempranas horas de la ma?ana y de los m?s variados lugares y zonas del pa?s.

Amigos y amigas, pueblo salvadore?o que nos ve y escucha a trav?s de la radio y la televisi?n, colegas periodistas?

Bienvenidos todos a esta vig?simo tercera Convenci?n Nacional del FMLN.

Hoy es una tarde especial, un d?a hist?rico?Al verlos a todos ustedes ac? en este estadio no me cabe ninguna duda que en El Salvador ha nacido la esperanza?

Que el mundo entero observe a trav?s de las c?maras de televisi?n, que el mundo entero escuche a trav?s de los micr?fonos de la radio lo que nosotros estamos viendo y escuchando en este estadio: comenzamos a hacer posible lo que por tantos a?os hemos so?ado. ?Hag?mosles sentir a todos aquellos que no pudieron venir a este evento lo que somos capaces de construir!

Este es un d?a de esperanza?

Recientemente, la derecha en la Asamblea Legislativa declar? este d?a como d?a de duelo nacional. En mi condici?n de candidato y pr?ximo Presidente a la Rep?blica declaro este once de noviembre de 2007 como un d?a en homenaje a la paz, en reconocimiento a todos los luchadores y luchadoras que ofrendaron sus vidas por construir un nuevo El Salvador. Nosotros no creemos en el Dios de la muerte, nosotros creemos en el Dios de la vida? Quienes han debido morir, resucitar?n y har?n posible la transfiguraci?n de este pueblo.

Amigos y amigas, hermanos y hermanas, compa?eros y compa?eras, en El Salvador viene el cambio? El Salvador no puede seguir siendo gobernado como lo ha sido hasta ahora. En los ?ltimos 18 a?os, la poblaci?n no ha mejorado sus condiciones de vida. El bienestar, tan publicitado, no ha llegado a toda la gente. ?Qui?n no percibe que la canasta alimenticia ha aumentado su valor y que en contraste los salarios han reducido su poder adquisitivo? los precios de los productos de primera necesidad y de los servicios b?sicos se han disparado. El gobierno cree que con anunciar un aumento del salario m?nimo del diez por ciento, cinco por ciento para finales de este a?o y el otro cinco por ciento para fines del 2008, cree que con ello la poblaci?n va a mejorar sus niveles de vida? El Presidente y su gobierno juegan con las necesidades del pueblo. El salario m?nimo m?s alto del pa?s no llegar? a finales del pr?ximo a?o ni siquiera a doscientos d?lares al mes? lo mismo habr?a que decir de las pensiones que reciben miles y miles de trabajadores a quienes el Estado no les ha podido garantizar un ingreso justo y digno para su vejez.

Este desinter?s evidente por las condiciones de vida de la poblaci?n, esta falta de sensibilidad gubernamental, explica que cada d?a se vean forzadas a salir del pa?s entre 400 a 500 personas en busca de mejores oportunidades de empleo y mejores ingresos. Sin las remesas en d?lares que nuestros compatriotas env?an cada a?o, no s?lo la mayor?a de familias pobres se ver?an en serias dificultades para sobrevivir, el pa?s mismo, la econom?a nacional, acabar?a colapsada. Por los casi cuatro mil millones de d?lares al a?o que env?an nuestros compatriotas en el exterior, a cuya delegaci?n presente en esta Convenci?n deseo rendirle un p?blico homenaje, es que la econom?a nacional ha alcanzado alg?n grado de estabilidad y la pobreza no golpea m?s a los hogares salvadore?os de lo que ya lo hace.

Amigos y amigas, ?Qui?n no se siente inseguro en nuestro pa?s?
El mes pasado cerr? con una tasa promedio de 10 homicidios por d?a? Para las autoridades de seguridad p?blica el que hoy se cometan dos o tres asesinatos menos al d?a de los que se comet?an hace tres a?os es un ?xito. Para los y las salvadore?as, s?lo cuando nuestros hijos puedan vivir con seguridad, s?lo cuando podamos salir a nuestros trabajos o regresar de ellos sin el temor de ser asesinados, s?lo cuando dejemos de vivir en la zozobra diaria de que algo nos pueda ocurrir, entonces podremos hablar de que las pol?ticas de combate a la delincuencia est?n dando resultados. Mientras tanto, mientras eso no ocurra, el fracaso es visible y la necesidad del cambio se acrecienta. Hay que cambiar el concepto de seguridad p?blica de este gobierno y comenzar a producir resultados. Adem?s de apostarle a la persecuci?n del delincuente y reforzar el presupuesto y la efectividad de la Polic?a Nacional Civil, tambi?n hay que atender las precarias condiciones de vida de la poblaci?n que son fuente de inseguridad y violencia social.

En todos estos a?os, se ha privilegiado la represi?n del delito en lugar de invertir en inteligencia policial y en prevenci?n. La apuesta a la represi?n ha permitido que un peque?o grupo de amigos del presidente, dirigentes del partido ARENA, se hayan enriquecido con la implementaci?n del modelo de seguridad privada. Un solo empresario, vinculado al partido de gobierno y apoyado en el resorte de la amistad y el compadrazgo, ha sido favorecido en las licitaciones p?blicas para la contrataci?n de servicios de seguridad privada. No existe voluntad pol?tica para reducir los altos niveles de criminalidad en el pa?s. Pregunt?monos ?Por qu? el crimen organizado, el narcotr?fico y la corrupci?n gubernamental siguen sin ser combatidos con eficacia?

?Qu? intereses esconden que no ha habido Presidente de la Rep?blica que en 18 a?os pueda asegurar con solvencia que ha combatido esta forma de delincuencia?
Todo indica que tanto la delincuencia com?n como la criminalidad organizada han sobrepasado la capacidad del gobierno para enfrentarla.

S?lo los que queremos un cambio estable en el pa?s acabaremos con este problema. Siendo candidato, el Presidente Saca aseguro que durante su gobierno ?a los malacates se les acabar?a la fiesta? No s?lo no se les ha acabado la fiesta, la han trasladado a casa presidencial. Nosotros si combatiremos la delincuencia, nosotros si acabaremos con la fiesta que hoy celebran los delincuentes. Vamos a cambiar el modelo de gesti?n econ?mica que perversa y mezquinamente le permite s?lo a unos cuantos, s?lo a unos pocos, beneficiarse del crecimiento de la econom?a que el gobierno publicita. Estamos de acuerdo con que hay que crecer a tasas m?s aceleradas? No se pueden reducir los bolsones de pobreza mientras el pa?s no crezca m?s de lo que lo est? haciendo? Para ello ser? necesario que el mercado continu? siendo el principal mecanismo para la asignaci?n de recursos en nuestra econom?a. No acabaremos con el mercado? pero, estamos convencidos que la intervenci?n del Estado es fundamental para sacar a los salvadore?os y las salvadore?as de la pobreza, para lograr una mayor igualdad, para asegurar la competencia leal entre los diferentes agentes econ?micos y para proteger los intereses de los consumidores. Debemos fortalecer los mecanismos de regulaci?n del mercado, tal como ocurre en cualquier sociedad moderna. Hay que reforzar las instituciones encargadas de defender a los consumidores y promover una legislaci?n que evite que los monopolios y oligopolios abusen de su posici?n dominante en el mercado.

?Por qu? si la Constituci?n de la Rep?blica proh?be las pr?cticas monop?licas, en todos estos a?os no se ha hecho nada para evitarlas? Hemos dicho que partimos de la premisa que para alcanzar el desarrollo no basta con crecer? Nuestra apuesta, nuestro compromiso que hoy asumimos, que Salvador S?nchez Cer?n y yo asumimos, que como pr?ximo Presidente de El Salvador asumo, es que los beneficios del crecimiento llegar?n a la mayor?a de la poblaci?n.

La clave no est? ?nicamente en dise?ar una adecuada estrategia de crecimiento, basada en una industria pujante y competitiva, y en un sector agr?cola que logre recuperarse del lastre econ?mico en que ha vivido todos estos a?os; es preciso adem?s incorporar a los peque?os y medianos empresarios en la senda del desarrollo. Es preciso que las familias m?s pobres del pa?s cuenten con mayores ingresos y tengan acceso a salud y educaci?n. Nosotros no vamos a prometer educaci?n para los ni?os y ni?as de nuestro pa?s, y luego ver con indiferencia los cientos de miles de j?venes que deben abandonar sus estudios para trabajar. El presupuesto p?blico para salud y educaci?n sigue siendo uno de los m?s bajos de la regi?n y no hay nada en el ambiente que nos haga pensar que este aumentar? en los a?os que restan para que finalice el presente mandato.

Tenemos la obligaci?n hist?rica de fortalecer el papel del Estado en la provisi?n de bienes y servicios p?blicos esenciales as? como en la garant?a de los derechos humanos b?sicos. Para que esto sea posible necesitamos un Estado fortalecido, con capacidad y recursos, con un manejo transparente, honrado y eficiente en la recaudaci?n pero sobre todo en el gasto. Invertirle al desarrollo y a la equidad ser? una prioridad en mi gobierno. La actual pol?tica fiscal no esta permitiendo hacer llegar los recursos que el gobierno demanda para cumplir con sus obligaciones constitucionales. Debemos impulsar una pol?tica fiscal integral que le permita al Estado disponer de recursos suficientes para aumentar el gasto y la inversi?n social que beneficie a la poblaci?n mas pobre del pa?s.

Estoy convencido que el pa?s necesita una pol?tica fiscal integral, que incluya reformas por el lado del gasto, de los ingresos, de la deuda, el patrimonio p?blico, las finanzas municipales y sobre todo, la supervisi?n y transparencia en el manejo de los recursos del Estado.

Debemos mejorar la equidad de los sistemas tributarios? No es posible, ni aceptable, que proporcionalmente paguen m?s quienes tienen menos recursos. Hay que ser m?s eficiente en el combate de la evasi?n y el contrabando. Hist?ricamente a nuestros gobernantes les ha temblado el pulso para castigar a los evasores y a los que viven a costa del erario p?blico. Nosotros si tenemos la voluntad y la fuerza para combatir estos males. A mi no me temblar? el pulso ni me faltar?n energ?as y voluntad para perseguir la evasi?n, el contrabando y combatir la corrupci?n. Ni yo ni el FMLN estamos dispuestos a ceder en este terreno. Esta militancia que hoy se ha reunido en este Estadio y el pueblo que nos ve por televisi?n y nos escucha por radio nos exigir? que combatamos la corrupci?n y no nos perdonar? el que no lo hagamos.

En estos 17 meses que faltan para las elecciones debemos construir el tejido social que sea la base para una poderosa alianza: partidos pol?ticos y sobre todo, organizaciones sociales, sindicales y empresariales deben darle vida a dicha alianza. Vamos a promover y respetar la inversi?n privada nacional y extranjera con base en el respeto de las leyes del pa?s, especialmente, las leyes laborales, la normativa relacionada con la regulaci?n del mercado y las leyes fiscales. La derecha en el poder maliciosamente nos quiere presentar como una fuerza pol?tica adversa a la empresa privada.

Una cosa es que desde el gobierno se creen condiciones para el surgimiento de una fuerza empresarial pujante, que adem?s de beneficiarse del crecimiento econ?mico, promueva el desarrollo de la sociedad, y otra muy diferente es que la gesti?n p?blica est? dedicada a favorecer a unos cuantos empresarios, cada vez menos, en detrimento del resto de la sociedad, con exclusi?n de otros que tambi?n tienen derecho a participar de los beneficios del desarrollo. El Estado debe ser y ser? un promotor del desarrollo econ?mico y social, y no un agente que se ponga a trabajar para favorecer a aquel que tiene, en virtud de esta protecci?n especial, mayores facilidades para competir y ganar.

En nuestro gobierno se acabaran los privilegios, los compadrazgos, el tr?fico de influencias y los abusos de poder. Este compromiso es el que nos hace diferentes de quienes han gobernado hasta ahora el pa?s. Tenemos las credenciales necesarias y la fortaleza que se requiere para acabar con esta forma ruinosa de hacer pol?tica.

Yo como Presidente no ser? t?tere de nadie ni de ninguna fuerza pol?tica o poder establecido. Mi compromiso con la verdad en mis a?os de ejercicio period?stico habla del talante que he debido forjar para enfrentar el poder.

Se equivocan quienes creen que Mauricio Funes no tendr? el control de la situaci?n. El respaldo de todos ustedes me permitir? hacer frente a las presiones que los gobernantes de ARENA no pudieron y ni van a poder enfrentar.

Como gobierno democr?tico impulsaremos una pol?tica redistributiva del ingreso que reduzca la brecha social y que ponga el crecimiento econ?mico al servicio del combate y reducci?n de la pobreza. Nuestro permanente esfuerzo estar? orientado al crecimiento en equidad y al combate frontal y eficiente para reducir dr?sticamente la pobreza. Este ser? un gobierno con una opci?n preferencial por los pobres. El mensaje prof?tico de nuestro obispo m?rtir, monse?or Oscar Arnulfo Romero, guiar? nuestra acci?n gubernamental.

Ya a principios de 1979, Romero dec?a a prop?sito de los cambios estructurales que el pa?s demandaba: ?no podemos calificar de cristiana a una sociedad, un gobierno, una situaci?n, cuando en esas estructuras envejecidas e injustas nuestros hermanos sufren tanto?? El cambio que El Salvador necesita s?lo lo podremos alcanzar profundizando la democracia: necesitamos reconstruir la institucionalidad democr?tica desarticulada por estos 18 a?os de gobierno de ARENA. Este partido ha socavado el sistema constitucional que exige de instituciones democr?ticas fuertes y estables.

En esta nueva era que comenzaremos a construir impulsaremos los cambios pol?ticos necesarios que permitan rescatar la institucionalidad del pa?s. Es en este contexto que entendemos nuestras relaciones internacionales. Un gobierno democr?tico debe construir una visi?n multipolar de las relaciones internacionales, que nos permita articular relaciones con todos los pa?ses y gobiernos del mundo, basadas en la cooperaci?n, la solidaridad internacional, el reconocimiento de las asimetr?as y sobre todo, el respeto a la soberan?a y el derecho de cada pueblo a decidir su propio destino.

Mantendremos y reforzaremos las relaciones comerciales, econ?micas y pol?ticas con Estados Unidos, con su pueblo y gobierno, sobre la base del respeto a la autonom?a y a la autodeterminaci?n de los pueblos. Reconocemos la importancia estrat?gica de estas relaciones en la medida que su fortalecimiento pueden traer mayor bienestar a la poblaci?n salvadore?a.

M?s de dos millones y medio de compatriotas viven y trabajan en ese pa?s. Pondremos estas relaciones en funci?n de la estabilidad y seguridad de nuestros compatriotas que viven y trabajan en Estados Unidos. Apoyaremos todas las iniciativas regionales e internacionales destinadas a que en Estados Unidos se dicten leyes migratorias justas y favorables para los salvadore?os y las salvadore?as. Pero al mismo tiempo, tomaremos medidas que sean necesarias para asegurar el flujo de remesas familiares y para reducir el costo de su env?o.

Debemos renunciar al servilismo que ha caracterizado a las relaciones de los gobiernos de ARENA con el gobierno de Estados Unidos. Pondremos punto final al envi? de tropas a Irak, ya que esta decisi?n pone en peligro la vida de nuestros conciudadanos y compromete la independencia de la pol?tica exterior del pa?s. Mantendremos y reforzaremos las relaciones comerciales, econ?micas y pol?ticas con otros pa?ses y regiones del mundo, poniendo especial ?nfasis en Am?rica Latina y Europa. Nuestro gobierno mantendr? y reforzar? las relaciones comerciales, econ?micas y pol?ticas con Venezuela sobre las mismas bases que establecer? las relaciones con Estados Unidos, es decir, basadas en el respeto a nuestra soberan?a y aprovechando las posibilidades de mayor cooperaci?n y estrechamientos comerciales. Abriremos relaciones comerciales, econ?micas, pol?ticas y diplom?ticas con China y Cuba. No podemos sustraernos a la modernidad y renunciar a los beneficios que se derivan del acercamiento con estos dos pa?ses por favorecer una visi?n mezquina y atrasada de las relaciones internacionales. Se equivocan quienes aseguran que por construir estas relaciones internacionales acabaremos copiando modelos de otros pa?ses. El modelo de gesti?n econ?mica, pol?tica y social que implementaremos responder? a las necesidades de los y las salvadore?as, buscar? una relaci?n armoniosa con el medio ambiente, proteger? los escasos recursos naturales con los que a?n contamos, har? posible el surgimiento de una sociedad justa y solidaria, que priorice los programas de beneficio y protecci?n de la ni?ez y la juventud, y que potencie el papel de la mujer en el desarrollo. No queremos mujeres que no est?n solas, como auguraba la propaganda gubernamental, queremos mujeres que trabajen a la par de los hombres para la edificaci?n de su propio destino.

Amigos y amigas, hermanos y hermanas, compa?eros y compa?eras, Salvador y yo estamos decididos a asumir el compromiso hist?rico de transformar nuestro pa?s y construir un nuevo El Salvador.

El FMLN, su militancia, ha tomado la decisi?n de empujar esta transformaci?n. Este d?a arranca nuestra lucha por construir la democracia y alcanzar la paz? Este d?a es de alegr?a y j?bilo para el pueblo salvadore?o porque renace la esperanza y viene el cambio? Pongo al servicio de la poblaci?n y de este esfuerzo nacional mi experiencia como periodista, como comunicador, mi compromiso con la verdad, para estimular el dialogo entre los salvadore?os. No podemos seguir cayendo en la trampa de la democratizaci?n que nos quiere imponer la derecha en el gobierno. El FMLN es una fuerza transformadora que no promover? la polarizaci?n ni la desintegraci?n nacional y que contribuir? a construir la unidad de nuestro pa?s.

Declaro a partir de ahora el inicio de la campa?a de la esperanza?

Vamos camino al triunfo.

?Viva la formula presidencial del FMLN!

?Viva el FMLN y su hist?rica militancia!

?Viva el pueblo salvadore?o!

Estadio Cuscatl?n, 11 de noviembre de 2007



Tags: Mauricio Funes, Discurso, Convención, FMLN

Publicado por Tepezcuintly @ 4:48  | Politica
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2007 | 5:46
bla bla bla y bla, cualquiera que leyera esto pensaria que el tipo que lo dice conoce la situacion del pais y tiene la solucion a los problemas. pero el ex-periodista titere de los comunistas no tiene ni la mas minima idea de lo que es administrar un pais, y como va terminar con las delincuencia? invirtiendon en escuelas que prediquen que el socialismo es bueno? eso no sirve ni a corto ni a mediano plazo. la pequena y mediana empresa mmmmm un comunista hablando de libertad economica, esa paja ni el mismo se la cree; que hay mas pobreza mmmm en relacion a cual periodo? al periodo de la ofensiva final? que pague mas el que gane mas ok lo acepto con la condicion de que el que no gane busque empleo antes y si no lo logra con gusto pago mis impuestos.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2007 | 6:59
SOLO LOS CULEROS LE TIENEN MIEDO AL CAMBIO.
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2007 | 10:38
?No empezaba el discurso hablando de un conocido escritor? ?Por qu? se lo cortaron?
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 14 de noviembre de 2007 | 12:17
Me gustaria que alguien hiciera un articulo en este blog que hablara de los datos de la encuesta de la prensa grafica. Como esta realmente eso de que arena esta un cacho arriba del frente y despues que el 52% de la mara quiere cambio de gobierno y en fin... de todo lo demas.
Publicado por Invitado
Jueves, 15 de noviembre de 2007 | 13:36
Espero que no sea un poloticologo m?s y que si gana las elecciones no pase lo mismo que con Saca. No hay cambios y las promesas no se cumplen.
Publicado por Invitado
Martes, 01 de abril de 2008 | 22:56
no discuto que en 18 a?os los areneros se han HARTADO Y ABORAZADO, con ganas, pero la pobreza nunca dejar? de existir, los consumistas que reciben sus remesas ya no quieren trabajar(que ahorren o inviertan), se nos meten los catrachos los chochos y los chapines atrabajar(estos ?ltimos entran como juan por su casa, vayamos a guate, JA! todo el mundo quiere ser Licenciado desempleadoOjos locos, por que este sistema no ha hecho m?s que meternos el chip "estudio para ser EMPLEADO", inviertimos en "SUS UNIVERSIDADES" para luego ser sus esclavosLatigazo!, no tenemos mano de obra calificada, mucho menos mente de empresario, que a prop?sito, los que queremos ganarnos la vida como tal tenemos a los buitres fiscales(sus sirvientes)Chulo para que mejor cerremos los negocios pues los m?s grandes son exclusivos NO!, no creo en la buenas intenciones de nadie, solo un metiorito en Centro Am?rica hara que esto renazca.Dormido