Martes, 25 de septiembre de 2007
El domingo pasado ven?a de Santiago Texacuangos a donde hab?amos ido en plan de visita en la casa de una buena amiga nuestra, de quien ya habl? una vez en el post Mas bonita que ninguna.

Estuvimos comiendo pupusas a las 5 de la tarde bajo una copiosa lluvia en el parque frente a la iglesia, con algo de fr?o y con un chocolate bien caliente y por la lluvia nos retrasamos en salir y nos regresamos a eso de las 6:15, pero al subir unos cuantos kilometros sobre la carretera de comalapa y rumbo a San Salvador, nos detuvo un emotellamiento de tr?fico que nos mantuvo "a vuelta de llanta" hasta que pasamos de la entrada San Marcos por lo que opt? por irme tomando la v?a "del Centro", es decir saliendo antes del Zool?gico rumbo a la vieja calle a San Marcos y luego regresar hasta dar con la la Polic?a Nacional.

El motivo de "la trabaz?n" como les conocemos aqui a los embotellamientos de tr?nsitos era que horas antes hab?a ocurrido un terrible accidente a una familia que iba a dejar a la madre de uno de los esposos a Usulutan que era el lugar de residencia, la se?ora muri? y todos los ocupantes del veh?culo fueron llevados muy graves a los diferentes hospitales.

http://archive.laprensa.com.sv/20070924/nacion/881439.asp


Al parecer el exceso de velocidad, una piedra en el camino y la humedad se conjugaron para esta tragedia.

Los obstaculos o las condiciones inseguras de la calle no est?n bajo nuestro control, pero si la velocidad, la reflexi?n es que nunca es lo suficientemente tarde como para arriesgar la vida....

Tags: excesos, velocidad, accidentes

Publicado por hunnapuh @ 14:44  | Educacion y Cultura
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por DeeJayRig
Martes, 25 de septiembre de 2007 | 16:19
Presente a la amiga no sea malito, amigo