Jueves, 09 de agosto de 2007
Gobiernos de ARENA: De la debacle social al Estado de terror

?scar A. Fern?ndez O.

Desde 1990 los gobiernos de ARENA se comprometieron claramente con tres pol?ticas relacionadas, todas ellas puestas en pr?ctica paulatinamente partiendo del Gobierno Cristiani y aceleradas hoy por el Gobierno Saca: 1) el traspaso de los recursos de los pobres a los ricos; 2) la transformaci?n del Estado como ap?ndice local del gran capital transnacional; y 3) la creaci?n de condiciones para instalar un r?gimen dictatorial de corte fascista.

No obstante, tales pol?ticas no pueden presentarse en estos t?rminos ante el p?blico y la opini?n internacional, deben disfrazarse y s?lo pueden llevarse a cabo si la ciudadan?a esta los suficientemente asustada por monstruos como el terrorismo y las constantes amenazas de c?rcel, para todo aquel que diga en voz alta que tiene hambre.

El mecanismo utilizado es crear alarma general ante la amenaza que el presidente de ARENA y asociados han dado en llamar ?la terrible conspiraci?n comunista contra la libertad? resuelta a conquistar El Salvador y a esclavizar a sus ciudadanos.

Algo muy semejante a lo que en reiteradas ocasiones propagaban las sangrientas dictaduras militares que nos llevaron a una guerra fratricida.

El ?terrorismo? de bandidos especialmente escogidos con esmero, o de enemigos como los desempleados, las comunidades pobres y marginadas, los vendedores callejeros, las trabajadoras de maquila, que osan protestar contra la injusticia, la carest?a de la vida, los sueldos de hambre, la privatizaci?n de la salud, la falta de seguridad social, etc., son un blanco m?s f?cil de esta pol?tica fascista, que mediante un sistema de propaganda y desinformaci?n eficaz, resulta factible para inducir una adecuada sensaci?n de ansiedad y terror en la poblaci?n.

En la medida en que se influencie a un p?blico atemorizado, amplio o restringido, la discusi?n observa estrictamente los principios que hemos explicado: la atenci?n se limita al terrorismo del pueblo, de los pobres, no del gobierno y sus socios; a los cr?menes del pueblo y no a los de ellos.

En este contexto creado artificialmente, el terrorismo sustituye a los derechos humanos como la pol?tica fundamental de lo que ARENA llama democracia. Esta estrategia gubernamental de terror, ha anulado toda posibilidad de alcanzar el estatus de un Estado de Derecho sustentado en los derechos humanos, que constituy? el eje en torno al que se logr? terminar con la guerra, institucionalizar los Acuerdos de Chapultepec (1992) y readecuar la Constituci?n.

La guerra de ARENA contra el pueblo (?los terroristas?) no es inesperada o casual, ha sido planificada desde hace mucho tiempo con el fin de lograr por cualquier medio y de cualquier forma, como lo dice su presidente, permanecer durante mucho tiempo en la conducci?n del Estado, o lo que queda de ?l. El poder nos ha hecho creer y admitir que El Salvador y el mundo han entrado en una nueva ?era del terror? y que por lo tanto, los ?honrados? deben ser protegidos y los ?maleantes? castigados con ejemplaridad.

En este panorama ca?tico creado por el delirio paranoico de la ultraderecha, como hemos dicho, todo nos lleva a pensar que la ?nueva era? de la guerra contra los terroristas-comunistas (??) se parece cada d?a m?s a la desarrollada por sus padres putativos, los militares fascistas, que en los a?os 70?s y 80?s diezmaron a los salvadore?os.

Uno de los elementos estables de la doctrina del connotado ide?logo del conservadurismo imperialista, Wiston Churchill, establece que los ricos y poderosos tienen derecho a exigir que los dejen en paz para disfrutar de lo que han acaparado, a menudo mediante la violencia y el terror (se refer?a al imperio ingl?s); los dem?s pueden ser ignorados mientras sufran en silencio, pero si se entrometen en las vidas de quienes gobiernan el mundo ?por derecho?, los ?terrores de la tierra? se cernir?n sobre ellos con justa ira, a menos que el poder sea incomodado desde adentro (Clive Ponting: Churchill. 1994) El gobierno de ARENA que trabaja para los acaparadores de la riqueza de este pa?s, que han logrado por medios no muy corteses, por no decir brutales, comprenden bien que quiere decir Churchill.

Las impactantes im?genes en directo del derrumbe de las torres gemelas en Nueva York el 11 de septiembre de 2001, repetidas una y otra vez en todos los medios de prensa del planeta, pusieron en indiscutible evidencia la debilidad de Estados Unidos pero suscitaron una condena casi un?nime, sin embargo, la interpretaci?n y la reacci?n ante estos sucesos tuvieron matices variados y eso no lo podemos pasar inadvertido, dice el profesor Noam Chomsky. ?El mundo se ve distinto seg?n si es usted quien sostiene el l?tigo o si es usted el que viene siendo azotado por ?l durante cientos de a?os. Muy distinto?, enfatiza este connotado intelectual.

Entender las causas que desencadenan la protesta social, definir exactamente que es terrorismo, estar conscientes de que tipo de pol?ticas desarrolla el gobierno actual incrementando la pobreza y la polarizaci?n social, condenando a muerte a cientos de ni?os por enfermedades que se pueden prevenir y curar, es un esfuerzo intelectual que no podemos dejar de hacer si realmente tenemos un compromiso con la ?tica, la libertad, la justicia y los derechos humanos. Dada la naturaleza de este gobierno y sus instituciones de poder, el ciudadano salvadore?o pareciera ser ya una especie en peligro de extinci?n.

Sin embargo, frente a este destino aparentemente irremediable que nos plantea ARENA, comienzan a verse algunos rayos de luz y esperanza cuando el movimiento popular que no sucumbe ante el miedo, sale a la calle a exigir sus derechos y cuando la sociedad en general se abre ya a la posibilidad de que otras formas de gobernar son factibles y cada vez m?s necesarias para construir un pa?s mejor.

El orden de injusticia y desigualdad impuesto por la oligarqu?a pol?tica de ARENA puede ser cambiado, simplemente porque es la resultante de decisiones humanas tomadas en el seno de instituciones que pueden a su vez ser reemplazadas o cambiadas, como ya ha ocurrido tantas veces en la historia de la humanidad.

Es cuesti?n de tener claro cu?n importante es que El Salvador y sus ciudadanos tengan el control de sus propias vidas. Como primera cosa en esta direcci?n, habr?a que reflexionar profunda y seriamente acerca de aquella afirmaci?n hist?rica que dice que ?la libertad es la madre, no la hija del orden? .

Tags: El_Salvador, Dictadura, Terrorismo_de_Estado

Publicado por Tepezcuintly @ 1:22  | Situacion Actual
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 09 de agosto de 2007 | 11:24
Muy buen analisis y muchos puntos excelentes en cuanto a un apunte hacia la necesidad de un cambio gubernamental, un cambio de ideas, un cambio en el accionar. Lo lamentable, y esto es lo mas lamentable de todo lo que se dice en este muy buen art?culo, no es que todo lo que apuntan no sea sierto, si no que se dice NO para remediar verdaderamente la situaci?n o encontrar caminos y formas de dialogo constructivo y con verdaderas propuestas para remediar los problemas y deficiencias mencionadas. NO. Se hace unicamente con el proposito de colocar a los comunistas izquierdas Salvadore?os, como los unicos interesados en la justicia y la salvaci?n del pa?s. Eso es darle para atr?s en vez de darle para adelante.
Publicado por Invitado
Viernes, 10 de agosto de 2007 | 7:08
Muy buen analizis, la unica solucion a los problemas de los salvadorenos es el cambio de gobierno hinepto de ARENA, pues no a solucionado los problemas que causaron la guerra en estas cuatro elecciones a presidente que les "confio" el pueblo, si no que las esta desenterrando (si es que alguna vez escondio las causas de la guerra) para seguir desvalijando al pueblo salvadoreno.
Basta YA de gobiernos hipocritas, SI al cambio por la izquierda. Si no funcionan; apollemos otras alternativas en el futuro, por ahora es la unica biable.