Lunes, 23 de julio de 2007
Las nuevas reformas represivas del Presidente Saca Gonz?lez.
Imagen

En los pr?ximos d?as el Presidente de La Rep?blica presentar? a la Asamblea Legislativa un ?paquete de reformas a los C?digos Penal y Procesal Penal? para aumentar las penas para los delitos de desordenes p?blicos. Lo mas probable es que en este momento busca amarrar los votos de sus aliados del PDC y del PCN para que los proyectos lleguen con mayor?a garantizada. De esa manera las reformas no se analizan ni se discuten en el ?rgano Legislativo, simplemente se aprueban.

La decisi?n presidencial, no solo constituye una demostraci?n clara del fracaso de las actuales leyes antiterroristas y de crimen organizado, tambi?n refleja cual es la visi?n que tiene la derecha de la problem?tica social y como enfrentarla.

Los casos Belloso y Suchitoto nos han demostrado que las leyes aprobadas no son m?s que adefesios jur?dicos con fines propagand?sticos. Que se vuelven intimidatorios para la ciudadan?a, mientras Bin Laden y los verdaderos terroristas se deben estar muri?ndose de la risa al leerlas. Esto es lo primero que nos confirma el Presidente cuando decide endurecer las leyes.
Imagen

Pero adem?s nos demuestra cual es la concepci?n que los grupos de poder tienen de la problem?tica social. Para la derecha toda protesta social es subversi?n. Es decir, que ellos no han superado los esquemas mentales que en los a?os setenta nos llevaron al conflicto armado. Quieren que la gente proteste sin hacer ruido, sin manchar nada, sin obstaculizar el tr?nsito, que sean lo mas perecidas posibles a la ?Procesi?n del Silencio? en Semana Santa. Piden protestas al estilo de los EUA, donde vemos un grupo de ciudadanos con cartelitos dando vueltas en la acera de alg?n redondel.

Este tipo de protestas se hacen todos los d?as en El Salvador. En el famoso ?Palo de Hule? de la Asamblea Legislativa donde no hay d?a de Dios que no haya un grupo de ciudadanos protestando, con un meg?fono una pancarta y unos carteles. Nadie los ve. Ni los mismos Diputados, pues ellos llegan a la Asamblea por otros portones distantes de donde est? la manifestaci?n. All? pasan horas gritando, sin que nadie los escuche. Dentro del edificio legislativo la vida sigue con normalidad, pues su estructura es antirruido. Al final presentan su petici?n en una oficina legislativa, la cual en pocos meses es enviada al archivo y el asunto es olvidado para siempre.

El problema de fondo de los desordenes sociales es la situaci?n imperante. Nuevos sectores sociales han emergido en los ?ltimos a?os, como consecuencia de las medidas antipopulares del modelo neoliberal. Tenemos una agudizaci?n de los viejos problemas sociales y la emergencia de nuevos problemas. Los actores sociales han sufrido cambios. Ahora ya no vemos la marcha sindical o estudiantil como la principal expresi?n de protesta, al estilo de los a?os sesenta, setenta y ochenta.

Ahora vemos a los nuevos actores sociales, como es el caso de los vendedores ambulantes, el comercio informal, las comunidades que luchan por reivindicaciones y acceso a servicios esenciales. Los vendedores de CD y DVD piratas, han sido los actores sociales mas destacados en los ?ltimos meses, junto con las comunidades que exigen el acceso al agua potable y los vendedores ambulantes que protestan por las medidas de reordenamiento del centro de la capital.

Pero frente a toda esta compleja problem?tica social, que un verdadero ?Gobierno con Sentido Humano? deber?a estar enfrentando con negociaci?n y b?squeda real de soluciones viables, la ?nica medida es m?s represi?n y m?s propaganda. Para ello tienen su Sant?sima Trinidad: La Asamblea legislativa, que les aprueba la ley; Los grandes medios de comunicaci?n que la legitiman estas medidas ante la ciudadan?a; los cuerpos seguridad que cada vez involucionan m?s hacia aparatos de represi?n social y pol?tica.
Imagen
Levanten la mano!

La derecha no entiende que estas leyes ser?n ineficientes si no hay verdaderas soluciones a los problemas que generan la protesta social. Ya el pasado lo ha demostrado. Baste con recordar la nefasta ley de ?Mantenimiento del Orden P?blico? de los a?os setenta. Que termin? exacerbando mas la protesta social. Al final terminaron derog?ndola.

La experiencia de los Planes mano Dura y Super Dura, que han sido un rotundo fracaso para combatir la delincuencia son un ejemplo actual de lo que decimos.

La protesta social se combate resolviendo la problem?tica socio econ?mica que la genera. No hay otra soluci?n se?ores de la derecha. No se olviden lo que pasa con una olla de presi?n que se pone al fuego y tiene tapada la v?lvula de escape. Si no lo saben, hagan el experimento en la cocina de sus mansiones.

Ayutuxtepeque, S?bado, 21 de Julio de 2007.

Tags: represión, reformas legales, ley anti terrorismo

Publicado por JJmar @ 6:00  | Politica
Comentarios (6)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Tepezcuintly
Lunes, 23 de julio de 2007 | 6:59
Saludos Jjmar:

Te escrib? un correo. Espero respuesta.

Un saludo.
Publicado por Invitado
Lunes, 23 de julio de 2007 | 7:36
Es probable que la derecha busque ahogar los espacios de expresi?n de la izquierda para empujarla al enfrentamiento y as? acusarla de provocadora de disturbios. En esa emboscada participar?n los medios de comunicaci?n afectos al r?gimen.

Se anuncia una ley contra la apolog?a del terrorismo y eas ley va a ser una forma de censura y habr? que estar preparados, para que sus abogados mercenarios no nos hagan da?o. Ser?a bueno reflexionar sobre esto.

Antes que nada hay que anticiparse a sus posibles movimientos y preparar las posibles medidas de resistencia pacifica que nos permitan desmontarlos.
Van a ser de aqu? en adelante unos meses intensos en los que habr? que sumar fuerzas dentro y fuera para enfrentarse a las trampas que nos pondr?n.

Ser?n meses dificiles en que los m?s importante ser? no perder el control, actuar con inteligencia y aptovecharse de sus movimientos para DESENMASCARARLOS como lo que son un conservadurismo que no desea la alternancia...
Publicado por Invitado
Lunes, 23 de julio de 2007 | 7:42
y que busca perpetuarse en el poder por medio de estas medidas autoritarias.

No es el terrorismo el que preocupa a Arena, lo que le preocupa a Arena es que la izquierda unida gane las pr?ximas elecciones.

Sumemos, no restemos y hagasmoles frente con sensatez y desici?n. No caigamos en las emboscadas que nos est?n preparando. Nuestra bandera debe ser uan democracia de verdad para todos y respeto a la Constituci?n.

Muy bien tu art?culo, JJMAR.
Publicado por Invitado
Lunes, 23 de julio de 2007 | 12:03
Que buen humor el tuyo. Que la derecha "experimente" en sus mansiones lo que pasa con una olla de presion tapada... Aunque ya sabes que en dado caso de que la "olla" de El Salvador explote, te aseguro que la derecha como es USUAL no van a estar aqui. Por eso es que no les hiciera mayor cosa experimentar en sus casas que es lo que pasa cuando no hay valvula de escape y la presion va en aumento (y solo seguira aumentando como tu lo dejas ver cun mas y mas represion). Es triste en realidad ver que la derecha no evoluciona para nada de mentalidad de "don" de la epoca feudal ya que si lo hubieran hecho la guerra reciente no hubiera ocurrido. Y sera de ver que nos depara en el futuro a mano de esta "elite" inepta.
Publicado por Invitado
Martes, 24 de julio de 2007 | 8:45
La extrema derecha nunca ha aceptado que la reciente guerra civil haya sido a causa de las condiciones de represi?n extrema que sufr?a el pueblo, anuada a las enormes desigualdades sociales en la que los excluidos, viven pr?cticamente en la miseria, mientras unos cuantos gozan de todos los privilegios posibles.

Pare ellos la guerra fue una agresi?n comunista planificada desde la URSS y esa idea no se las sacan ni con gr?a.

Por eso ven natural que se comienze a reprimir a la poblaci?n ya que para ellos todo inconforme es un comunista atrapado en el pasado.
Publicado por Invitado
Martes, 24 de julio de 2007 | 8:48
Esa mentalidad cavern?cola que es intr?nseca a los grandes propietarios salvadore?os es la que nos est? llevando a repetir los errores del pasado y a que se den las condiciones nuevamente para que se prepare un nuevo caldo de cultivo para la violencia.