Mi?rcoles, 13 de junio de 2007
Recib? este correo y lo publico por interesante.



EL OTRO CALENTAMIENTO GLOBAL
Altercom*
Juan Gelman*

9 de junio de 2007



El calentamiento f?sico ha provocado ?entre otras cosas? cambios de clima en todo el mundo, lluvias inesperadas, estaciones que se ponen del rev?s.

El pol?tico amenaza con causar m?s derramamiento de sangre todav?a y, se sabe, la sangre no es el mejor fertilizante de la tierra.

El empecinamiento de la Casa Blanca en instalar su escudo antimisiles en pa?ses del Este europeo que alguna vez fueron zona de influencia sovi?tica ha levantado palabras fuertes en la boca del presidente ruso Vladimir Putin: amenaz? con redise?ar viejos y nuevos blancos en Europa occidental que podr?an ser atacados con ?misiles bal?sticos o tal vez mediante un sistema completamente nuevo?, si el presidente Bush insiste en instalar un radar en la Rep?blica Checa y un interceptor de misiles en Polonia (AP, 4-6-07).

Imagen

Washington argumenta que el escudo es necesario para hacer estallar en el aire los misiles que lanzar?a Ir?n, aunque es notorio que no tienen el alcance necesario para tocar tierras europeas y mucho menos las estadounidenses. Mosc? afirma que se quiere cercar militarmente a Rusia. Los ?halcones-gallina? han acentuado su campa?a de acusaciones contra el r?gimen ruso, al que califican de antidemocr?tico y fatal para los derechos humanos.

Por las dudas, W. afirma que esto no es un retorno a la Guerra Fr?a. Tiene raz?n: lo que vendr?a es una guerra muy caliente.

Otra disputa alimenta el calentamiento pol?tico global: la lucha entre EE.UU. y China por el control del petr?leo africano.

El primero tiene escasas reservas de oro negro y necesita sostener su sistema industrial y agropecuario.

El PBI chino crece a un ritmo impresionante ?alrededor del 10 por ciento anual? y su demanda de energ?ticos aumenta a paso r?pido. Los dos pa?ses emplean m?todos diferentes.

El Pent?gono se atiene a la ?filosof?a? tipo Irak y Afganist?n y ha establecido no hace mucho un comando militar espec?fico para Africa (AFRICOM), por sus siglas en ingl?s), contin?a su intervenci?n encubierta en la guerra civil de Sud?n, ha comenzado a bombardear la Somalia tambi?n sumida en una guerra civil, teje una red de alianzas militares en Africa del Norte y planea combatir a los insurgentes de Nigeria, su devoto aliado.

La injerencia militar norteamericana en Sud?n lleva a?os, l?ase Darfur. No otra cosa ocurre en Somalia: en los a?os ?90, EE.UU. intervino contra los se?ores de la guerra en nombre del ?humanitarismo?, ahora les proporciona grandes cantidades armas y dinero en nombre del ?antiterrorismo?.

Imagen
Todo cambia en esta vida. La sed de petr?leo, no.

China, por su parte, recorre otro camino: inversiones y m?s inversiones, ya que ?se estima? el 30 por ciento de sus importaciones del energ?tico proviene de Africa. Ofrece cr?ditos blandos sin intereses ni garant?as ?nada que ver con los ?austeros? del Banco Mundial y el FMI ?y otorga pr?stamos para construir caminos, hospitales y escuelas en algunos de los pa?ses m?s endeudados del planeta.

Esto viene envuelto en una gorda serie de iniciativas diplom?ticas. En noviembre del 2006, Pek?n organiz? una reuni?n en la cumbre a la que asistieron 40 jefes de Estado africanos, de Angola, Nigeria, Mali, Argelia, Sud?frica entre otros.

La Compa??a Nacional de Petr?leo de China (CNPC) acaba de cerrar acuerdos con Nigeria y Sud?frica para crear un consorcio que incluye a la South African Petroleum Co. y que le dar? acceso a otros 175.000 barriles diarios de oro negro el a?o que viene.

La CNPC tendr? el 45 por ciento de las acciones correspondientes a la explotaci?n de un yacimiento submarino de Nigeria.

Y luego: Pek?n aport? m?s de 8000 millones de d?lares a Angola, Nigeria y Mozambique en el 2006, contra los 2300 millones que el Banco Mundial destin? a toda el Africa subsahariana.

Y asoma el cinismo sin fronteras: la Casa Blanca denuesta a China porque quiere ?asegurarse el abastecimiento de petr?leo en las fuentes?, como si ?sa no fuera una preocupaci?n central de EE.UU. desde hace un siglo.

Imagen
La CNPC es el inversor petrolero m?s importante de Sud?n, pa?s al que ha volcado unos 15.000 millones de d?lares desde 1999 y del que toma del 65 al 80 por ciento del medio mill?n de barriles que produce cada d?a. Posee una refiner?a a medias con el gobierno sudan?s, ha construido un oleoducto y as? satisface el 8 por ciento de su demanda interna de petr?leo, que se incrementa un 30 por ciento anual, seg?n datos de la Agencia de EE.UU. para el Desarrollo Internacional.

La cuesti?n es que los yacimiento de petr?leo sudaneses se concentran en el sur del pa?s y la Casa Blanca califica la guerra civil ?que alimenta? de ?genocidio? a fin de disfrazar su intenci?n de proceder a un ?cambio de r?gimen? dr?stico en Sud?n.

Desde que se descubri? petr?leo en Darfur, el Pent?gono ha intensificado su apoyo al Ej?rcito Popular de Liberaci?n de Sud?n ?financiaci?n y entrenamiento, incluso en la Escuela de Fuerzas Especiales de Fort Benning, Georgia? y echado m?s le?a a un fuego que ha provocado la muerte de 100 a 200.000 sudaneses y el desplazamiento de un mill?n desde el 2003, a?o de la invasi?n a Irak.

Imagen
En el documento de los ??halcones-gallina?? titulado ?New American Century?s Present Dangers: Crisis and Opportunity in American Foreign and Defense Policy?,7-6-06 se lee clarito: ?Nuestro poder?o militar y la voluntad de emplearlo seguir? siendo un factor clave en nuestra capacidad de promover la paz?.

Como dijera el novelista y comedi?grafo franc?s Tristan Bernard: ?Hay amenazas de paz, pero no estamos preparados todav?a?.


Altercom
Agencia de Prensa de Ecuador. Comunicaci?n para la Libertad.
Juan Gelman
(n. 1930) Poeta y escritor argentino. Desde 1976 reside en M?xico, donde llego exilado por la dictadura militar facista que le arranc? su hijo y su nuera embarazada. Entre su vasta obra se destacan sus libros: Los poemas de Sidney West (1969), F?bulas (1971), Hechos y relaciones (1980), Citas y comentarios (1982), La junta luz (1985), Composiciones (1986), Interrupciones I y II (1988) y Salarios del imp?o (1993).



Fuente: http://www.altercom.org/article148961.html

Tags: conflictos, china, rusia, Estados Unidos

Publicado por hunnapuh @ 8:29  | Internacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios