Viernes, 20 de abril de 2007
Un documento extenso editado por la revista raices nos aclara la proveniencia de los escuadrones de la muerte, sus operaciones en El Salvador.

Es un resumen detallado fundamentado con documentos desclasificados de la CIA, que nos da a conocer los origenes del partido ARENA.

Para muchos j?venes y personas que aun no conocen de donde viene ARENA, este resumen es un aporte importante para informarse y tomarlo de referencia en el futuro.




Redacci?n Ra?ces

En octubre y noviembre de 1993, un brote de asesinatos en El Salvador de miembros prominentes del antiguo movimiento rebelde, Frente Farabundo Mart? para la Liberaci?n Nacional, amenaz? con socavar la paz que tan arduamente se hab?a ganado en El Salvador y al mismo tiempo arrojaba dudas sobre la posibilidad de llevar a cabo elecciones libre y justas.

Preocupados que todo el proceso se podr?a entorpecer y por la seguridad de sus miembros, oficiales de alto rango del FMLN se reunieron con oficiales de las Naciones Unidas para solicitar una investigaci?n inmediata de la violencia.

En noviembre el Sub-Secretario de las Naciones Unidas Marrack Goulding hizo una visita especial a El Salvador para investigar y el Secretario General de las Naciones Unidas pidi? una investigaci?n ?imparcial, independiente y cre?ble? de los grupos armados ilegales, como lo hubo recomendado las Naciones Unidas a la Comisi?n de la Verdad en El Salvador.

Despu?s de semanas de dif?ciles negociaciones a inicios de diciembre, el presidente Alfredo Cristiani finalmente acord? la formaci?n de un ?grupo conjunto? cuyo mandato ser?a investigar grupos armados ilegales y su posible participaci?n en la violencia pol?tica de los dos a?os despu?s de haberse firmado los acuerdos de paz.

(1)Aunque los firmantes de los acuerdos y las Naciones Unidas reconocieron las implicaciones de la reciente violencia para mantener la posibilidad de elecciones libres y justas, ellos tambi?n entendieron que una investigaci?n al m?s alto nivel, podr?a desacreditar a ARENA, el partido gobernante el cual estar?a ligado a las actividades de los escuadrones de la muerte en el pasado, y podr?a crear mucha mas inestabilidad al proceso pol?tico al provocar una respuesta violenta de los grupos de ultra-derecha.

De tal manera, que fue logrado un acuerdo, sin embargo, el ?grupo conjunto? no dar?a a conocer el reporte sino hasta despu?s de las elecciones.

El Centro de Pol?tica Internacional efectu? su propia investigaci?n de los escuadrones de la muerte salvadore?os basado en doce mil documentos que fueron previamente clasificados y dados ha conocer por la administraci?n Clinton el pasado noviembre en respuesta a una solicitud del Congreso. Los documentos dados ha conocer por el Departamento de Estado, La Central de Inteligencia y el Departamento de Defensa arrojaron una nueva luz sobre lo que el gobierno de los Estados Unidos supo sobre la estructura, operaci?n y financiamiento de los escuadrones de la muerte desde finales de los 70 y en los 90.

Cables y reportes de la embajada de los Estados Unidos en San Salvador revelan la participaci?n de oficiales de alto rango de las fuerzas armadas y de ARENA en la planificaci?n y operaci?n de las actividades de los escuadrones de la muerte en El Salvador a trav?s de los 80 y los 90. M?s a?n, documentos de los 90 conectan a tales actividades, incluyendo un intento de golpe para derrocar al presidente Cristiani, a altos miembros del gobierno de ARENA y las Fuerzas Armadas, incluyendo, entre otros, al Vice-Presidente Francisco Merino, El Presidente de la Corte Suprema de Justicia Mauricio Guti?rrez Castro, Coronel Sigifredo Ochoa P?rez, General Juan Orlando Bustillo, y Coronel Francisco Elena Fuentes.

Los documentos Estadounidenses reflejaron una imagen perturbadora de las ra?ces del terrorismo de la derecha en El Salvador, del papel de ARENA en la formaci?n de estructuras paramilitares y de la participaci?n de altos miembros de las Fuerzas Armadas en las actividades de los escuadrones de la muerte.

Aunque este reporte se concentra en los asesinatos de civiles por los escuadrones de la muerte y en particular en la estructura paramilitar de ARENA, la cual trabaj? estrechamente con las unidades de inteligencia de las fuerzas de seguridad y el ej?rcito, los documentos de los estadounidenses tambi?n sugieren que en los 80 y 90 los escuadrones de la muerte fueron dirigidos desde fuera de las fuerzas de seguridad y el ej?rcito. ( 2) Esos grupos usualmente operaban fuera de la S2 una unidad de inteligencia que frecuentemente de alguna manera involucr? civiles. (3) Aunque este reporte se concentra en el papel de la ultra-derecha y en particular en como el partido ARENA apoy? la violencia en El Salvador, nosotros no deseamos minimizar la importancia del papel de las instituciones en las actividades de los escuadrones de la muerte.

Este reporte basa su an?lisis de los antecedentes hist?ricos de la actual violencia pol?tica en estos documentos recientemente dados a conocer por el Departamento de los Estados Unidos, los cuales incluyen tr?fico de cables de la embajada Estadounidense y reportes preparados por analistas.

Alguna informaci?n en este reporte no puede ser exacta; m?s a?n, alguna fuente pudo haber prove?do informaci?n falsa. No obstante, los documentos reflejan que algunas agencias del gobierno estadounidense tuvieron un extenso conocimiento, mucho de este contundente, sobre las operaciones de los escuadrones de la muerte y aquellos involucrados en las actividades de planificaci?n, financiamiento y niveles operacionales.

Or?genes de los escuadrones de la muerte en El Salvador

La organizaci?n paramilitar creada por d?Aubuisson, personas con poder econ?mico y ex y miembros activos del ej?rcito encuentran sus origines en lo que la CIA denomin? ?larga historia de El Salvador en el uso de la violencia pol?tica como una herramienta, quiz?s marcada de manera mas dram?tica, por su extensa represi?n y asesinatos de campesinos despu?s de la fracasada rebeli?n campesina en 1932. (4) La organizaci?n primaria es la Organizaci?n Democr?tica Nacional (ORDEN) un grupo apoyado por el gobierno creado en 1966 para contra restar el surgimiento de actividades pol?ticas entre campesinos y obreros urbanos.

De acuerdo a un reporte de la CIA con fecha marzo 18, 1981, ORDEN fue constituida por decenas de miles de campesinos conservadores y sirvieron como una herramienta para el aterrizaje de dicha organizaci?n. ORDEN incluy? personal retirado de las Fuerzas Armadas quienes fueron parte de la reserva nacional. Hasta su desmantelamiento oficial en 1979 ORDEN sirvi? principalmente como una organizaci?n dedicada a la colecci?n de informaci?n de inteligencia, identificando y tomando acci?n contra quienes ellos consideraban enemigos del r?gimen.

ORDEN fue creada bajo la direcci?n del coronel, Jos? Alberto ?chele? Medrano, el ultra derechista antiguo jefe de la guardia nacional, padre de la agencia de inteligencia ANSESAL (tambi?n disuelta en 1979 en el tiempo del golpe de estado de los militares reformistas) y mentor del mayor Roberto d?Aubisson quien fue n?mero tres de ANSESAL en el momento de su disoluci?n.

La formaci?n de ANSESAL agencia especial de inteligencia se produjo en 1962 por el Coronel, Medrano. Esa agencia fue transferida del Ministerio de Defensa a la Casa Presidencial en 1965, donde esta vino a ser la agencia salvadore?a de inteligencia.

En 1967, fue adoptado el nombre de ANSESAL y el director de esa agencia sirvi? como un consejero del presidente en asuntos de seguridad interna. Su principal trabajo fue colectar informaci?n de inteligencia de los grupos de izquierda y sus actividades. Su secci?n de operaciones condujo interrogaciones e investigaciones y trabajo en contrainteligencia y propaganda e intercambi? informaci?n con la Guardia Nacional, la Polic?a Nacional y ORDEN.

De acuerdo a una variedad de fuentes, D?Aubisson rob? los archivos de ANSESAL al momento de su salida de esa organizaci?n en 1979, y us? la informaci?n de esos archivos para planificar y realizar actividades terroristas. ORDEN de la cual su estructura b?sica permaneci? intacta no obstante su disoluci?n oficial, servir?a como una red para grupos paramilitares diseminados en todo el pa?s.

Or?genes de ARENA

La Alianza Republicana Nacionalista, mejor conocida como ARENA, fue ?fundada en 1981 por Roberto d?Aubisson un ex oficial de inteligencia del ej?rcito quien fue degradado despu?s del fallido intento de golpe de estado.? (6)

De acuerdo a una evaluaci?n de inteligencia de la CIA, ?detr?s de la imagen externa de ARENA se esconde una red terrorista encabezada por d?Aubuisson y sus corruptos seguidores y la cual es financiada por ex patriados salvadore?os de poderosa posici?n econ?mica residentes en Guatemala y los Estados Unidos.? (7)

Documentos de los Estados Unidos demuestran que en el momento de su formaci?n, ARENA fue principalmente una organizaci?n paramilitar.

Y aunque ARENA se convirti? en un partido pol?tico, este nunca perdi? su caracter?stica paramilitar, y aunque algunos de sus miembros, incluyendo el presidente Cristiani, buscaron distanciarse de la tendencia mas violenta de ese partido.

En mayo de 1980, en una finca en Santa Tecla, tropas del gobierno arrestaron a un grupo de 24 individuos, consistentes de civiles adinerados y activos y retirados oficiales del ej?rcito, incluyendo al Mayor d?Aubisson, Mayor Roberto Mauricio Staben, Capit?n Alvaro Saravia, Teniente Rodolfo L?pez Sabr?an, Antonio Cornejo, Ricardo Valdivieso y otros individuos conectados a la extrema derecha.

De acuerdo a los documentos de los Estados Unidos al momento del arresto, fueron confiscados documentos, aparentemente de propiedad de d?Aubisson, los cuales daban claras indicaciones del golpe que planeaban los derechistas, incluyendo una proposici?n para formar una nueva junta.(8)

Entre los documentos confiscados estaba el libro de anotaciones de Alvaro Saravia, el cual inclu?a informaci?n de la participaci?n de miembros de ese grupo en el asesinato del Arzobispo Oscar Arnulfo Romero y en otras actividades paramilitares.

Pero, no obstante la evidencia contra el grupo de golpistas, ellos fueron puestos en libertad unos d?as despu?s, y d?Aubisson se fue del pa?s, y procedi? a recaudar fondos y apoyo internacional para su partido pol?tico Frente Amplio Nacional, el antecesor de ARENA.

Durante este tiempo, d?Aubisson recibi? apoyo t?ctico y financiero de Salvadore?os adinerados que viv?an en el exilio. De acuerdo a un cable del Departamento de Estado de diciembre de 1980, una fuente confiable indic? que un grupo de cuatro salvadore?os viviendo en Guatemala ofrecieron apoyo para muchas de las actividades que llevaron a cabo aqu? grupos terroristas de derecha.

El grupo consisti? de Roberto d?Aubisson, Coronel, Eduardo Mel?ndez, Coronel, Eduardo Iraheta G?nzalez Suvillaga y Coronel, Eulalio Santib??ez.

De acuerdo a la fuente, d?Aubisson ?mantuvo contactos directos con el Ministro de Defensa Garc?a,?encabez? la Brigada Anti-Comunista Maximiliano Hern?ndez Mart?nez? y fue el responsable de crear algunos de los escuadrones de la muerte.? (9)

Miami tambi?n ofreci? una importante conexi?n para las actividades de los escuadrones de la muerte. En Enero 1981 un ?altamente respetado abogado salvadore?o inform? al embajador Robert White y al encargado de la misi?n diplom?tica Mark Dion ? que un grupo de seis millonarios salvadore?os residentes en Miami estaban financiando y dirigiendo las actividades de los derechistas escuadrones de la muerte desde hacia un a?o,? y que ellos estaban amenazando a otras personas de negocios quienes no estaban cooperando con su plan pol?tico.

De acuerdo a esa fuente, ese grupo de seis extremadamente ricos terratenientes quienes perdieron grandes extensiones de tierra en la fase uno de la reforma agraria tuvieron la estrategia siguiente:

Para reconstruir el pa?s sobre una nueva fundaci?n este debe ser destruido totalmente, la econom?a debe ser da?ada, el desempleo debe ser masivo, la junta debe ser derrocada y un ?buen? oficial del ej?rcito debe tomar el poder e iniciar una limpieza total asesinando trescientos, cuatrocientos o quinientos mil personas, cualquiera sea el precio que tome deshacerse de los comunistas y sus aliados.

D?Aubisson tambi?n viaj? a Sur Am?rica durante ese periodo para buscar apoyo para sus actividades. Un memorando de la embajada de los Estados Unidos en Argentina fechado el 5 de enero de 1981 narra una conversaci?n con un agente de inteligencia argentino quien report? que d?Aubisson hubo estado en Buenos Aires, donde ?l recibi? substancial apoyo financiero de civiles derechistas en Argentina.

Fue justamente en ese periodo que ARENA naci? como un partido pol?tico, algunos dicen que esto ocurri? debido al apoyo de consejeros estadounidenses en Miami, y el Congreso de los Estados Unidos.

Salvadore?os adinerados y miembros del ej?rcito se dieron cuenta que en el nuevo clima pol?tico, marcado por la presi?n de los Estados Unidos para que se realizaran elecciones libres y justas un partido era necesario para representar sus intereses a nivel pol?tico.

d?Aubuisson regres? a El Salvador y ayud? a fundar ARENA en Septiembre de 1981. El nuevo partido gan? las elecciones legislativas de 1982, pero perdi? las elecciones presidenciales de 1984, y finalmente, ganaron la presidencia en 1989 despu?s de un cambio de imagen.(13)

Los escuadrones de la muerte de ARENA y su conexi?n con el ej?rcito en su estudio de octubre de 1983 Estudio selectivo sobre los escuadrones de la muerte, la CIA y el Departamento de Estado describen en detalles de la estructura y operaci?n de los escuadrones de la muerte de ARENA: La organizaci?n paramilitar de la Alianza Republicana Nacionalista ARENA, fue organizada y es dirigida por el Dr. Pedro Regalado Cuellar?. El jefe de seguridad de la asamblea legislativa. Las actividades de esos grupos son realizadas con la aprobaci?n y el conocimiento del l?der y presidente de la asamblea legislativa Roberto d?Aubisson. Este escuadr?n ha recientemente utilizado el nombre ?Partido Secreto Anticomunista (ESA) de manera de tener un frente publico para emitir comunicados y amenazar a personas mientras encubr?an la verdadera fuente de violencia.

El n?mero de miembros de los escuadrones de la muerte de ARENA vari? de entre 10 y 20 individuos, compuestos por miembros del Ej?rcito, la Polic?a Nacional, la Polic?a de Hacienda y civiles seleccionados.

Los grupos se encargaron de cometer asesinatos, secuestros, torturas e intimidaci?n pol?tica. Sus principales objetivos fueron los revolucionarios de izquierda y miembros del Partido Dem?crata Cristiano, sus principales rivales por el poder.

Los miembros de esos grupos extremistas se ve?an, as? mismos, como vigilantes de quienes el ?nico prop?sito era proteger El Salvador de maneras que el ej?rcito no pudiera atarles sus manos en su lucha contra la guerrilla. En el nivel pol?tico los areneros vieron un descontento ciudadano como una ventaja para el PDC.

Ellos percibieron al Partido Dem?crata Cristiano como un enemigo de casi igual a la guerrilla.

El estudio describe como las organizaciones paramilitares anexas a ARENA ocasionalmente operaron en coordinaci?n con escuadrones de la muerte compuestos principalmente de miembros de la polic?a nacional, y como ese cuerpo de seguridad proveer?a armas de apoyo a las operaciones paramilitares de ARENA, espec?ficamente, los documentos describen la participaci?n de Ren? Emilio Ponce en las actividades de los escuadrones de la muerte a principios de los 80.

Ren? Emilio Ponce fue otro simpatizante de las actividades de los escuadrones de la muerte de ARENA, quien adem?s fue miembro de los escuadrones paramilitares de la Polic?a Nacional y fue Director del Departamento General de Tr?nsito de la Polic?a Nacional.

Ponce dio asistencia a Regalado y a su equipo en la adquisici?n y documentaci?n de veh?culos usados en actividades terroristas.

Ponce, la cabeza de la Tandona, la poderosa clase militar de 1966, vendr?a a ser mas tarde Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas salvadore?as y luego Ministro de Defensa y est? implicado por la Comisi?n de la Verdad en el asesinato de seis jesuitas, su ama de casa y su hija.

En 1983, otra fuente proporcion? a la embajada de los Estados Unidos una escalofriante historia de c?mo las operaciones de los escuadrones de la muerte fueron planeadas, financiadas y ejecutadas.

De acuerdo a la fuente, esos escuadrones de la muerte de la derecha, los cuales estuvieron conectados al grupo de d?Aubuisson recibieron sus ?rdenes de un miembro de la familia Sol. Miembros j?venes de la familia Sola y algunos miembros de la Asociaci?n Nacional de la Empresa Privada ANEP?.la cadena de comando incluy? ? intermediarios? que tuvieron contacto con oficiales retirados quienes fueron a diferentes cuerpos de seguridad como ?hombres de maletines negros? sobornando y reclutando adeptos. Los mas recientes miembros de los escuadrones de la muerte fueron reclutados de bajos y medios niveles (capitanes y mayores) de las diferentes fuerzas de seguridad.

Los asesinos a sueldo se encuentran al final de una jerarqu?a vertical encabezada por los jefes a quienes los soldados no conocieron.

Los documentos de los Estados Unidos ofrecen evidencias substanciales se?alando la participaci?n de las fuerzas de seguridad, incluyendo la Polic?a Nacional, la Guardia Nacional, y la Polic?a de Hacienda en las actividades de los escuadrones de la muerte a trav?s de los 80 y ligando dichas actividades a ARENA.

Aun durante ese periodo, el gobierno de los Estados Unidos p?blicamente se?al? que las actividades de los escuadrones de la muerte fueron atribuidas a extremistas de derecha m?s que al gobierno mismo. Sin embargo, el gobierno estadounidense supo que ciertos miembros de las Fuerzas Armadas y fuerzas de seguridad pudieron haber estado ligados a las actividades de los escuadrones de la muerte, pero neg? responsabilidad institucional. Los documentos de los Estados Unidos, sin embargo, demostraron, que altos miembros de las fuerzas de seguridad y el ej?rcito estuvieron involucrados en tales actividades.

Por ejemplo, en 1983, el capit?n Eduardo Alfonso Avila, un socio cercano de d?Aubuisson quien fue implicado en los asesinatos del Arzobispo Romero en marzo de 1980 y de dos asesores laborales de los Estados Unidos y el presidente del ISTA, hecho ocurrido en el hotel Sheraton en enero de 1981, efectu? una visita clandestina a El Salvador que atrajo la atenci?n de el servicio local de inteligencia de los Estados Unidos.

Aunque legalmente sujeto a ser arrestado bajo cargos de deserci?n, el capit?n Avila retorn? con la ayuda de simpatizantes del servicio de inmigraci?n y vivi? aqu? bajo la protecci?n de la guardia nacional. De acuerdo a un documento de 1983, de la CIA y el Departamento de Estados de los Estados Unidos, entre los visitantes que Avila recibi? en ese viaje estuvieron: Roberto d?Aubuisson, Teniente Roberto Staben, probablemente miembro de los derechistas escuadrones de la muerte ?uni?n de guerreros blancos?, Mayor Enzo Guillermo Rubio, Jefe de la Polic?a Nacional de Santa Ana, Teniente, Ar?stides M?rquez, cabeza de los escuadrones de la muerte de la Polic?a Nacional, Capit?n Rafael L?pez D?vila, supervisor de las c?rceles secretas de las Polic?a Nacional, Capit?n Francisco Mor?n Recinos oficial de la Polic?a de Hacienda, Teniente Joaqu?n Zacapa, ejecutivo del destacamento militar n?mero seis (la unidad involucrada en la masacre de Las Hojas), Teniente Ren? Emilio Ponce, miembro de los escuadrones de la muerte de la Polic?a Nacional, Teniente Rodolfo Isidro L?pez Sabr?an quien junto a Avila ordenaron la ejecuci?n en los asesinatos del hotel Sheraton, Teniente Mario Denis Mor?n, l?der de los recientemente organizados escuadrones de la muerte en el Centro de Ingenieros de la Fuerza Armada (los cuales pueden haber usado el nombre Brigadas Anticomunistas General Maximiliano Hern?ndez Mart?nez.). Todos los visitantes probablemente representan a la mayor?a de los elementos de la sub-cultura terrorista de derecha de El Salvador.

Como esos documentos indican, a trav?s de los 80, ARENA frecuentemente actu? como una organizaci?n sombrilla para una diversidad de escuadrones de la muerte, incluyendo aquellos que operaron afuera de las fuerzas de seguridad para controlar el trabajo de los distintos grupos paramilitares y reunirlos bajo un plan pol?tico unificado. Una evaluaci?n de inteligencia de la CIA en 1985 report? el amplio apoyo para el terrorismo de derecha de ARENA. El reporte se?al? que los m?todos usados frecuentemente sugirieron que los escuadrones de la muerte ten?an una capacidad a lo largo del pa?s. Hubo evidencia substancial de una relaci?n de trabajo con las fuerzas de seguridad y entre organizaciones clandestinas muchas de las cuales se cree tuvieron nexos directos con d?Aubuisson y la estructura paramilitar de ARENA, tales como: La Brigada Anticomunista Maximiliano Hern?ndez Mart?nez, Ej?rcito Secreto Anticomunista (ESA) y la Uni?n Guerrera Blanca.

De acuerdo a una fuente: el ESA es solo una de las cabezas de la misma bestia. Hay grupos similares a lo largo de todo el pa?s, incluyendo el grupo salvadore?o anticomunista (GAS) y el ESA en el centro de El Salvador. Todos estos grupos son controlados por los mismos ?jefes?. La apariencia de ser fracciones independientes solo es un subterfugio para dar la impresi?n de tener participaci?n de las masas y ser de responsabilidad multifocal.

Algunas veces, el Mayor d?Abuisson dar?a una orden directamente; en otras ocasiones los superiores de d?Aubuisson tomar?an la iniciativa.

Visita del Vicepresidente Bush

A finales de noviembre de 1983, a ra?z del incremento de la violencia por los grupos paramilitares de derecha y de los escuadrones de la muerte del ej?rcito y una clara evidencia de una conexi?n en Miami, el director del FBI inici? una investigaci?n formal en relaci?n a grupos de individuos operando desde Miami quienes estaban deliberadamente recogiendo fondos y armas para los escuadrones de la muerte en El Salvador.? A principios de Diciembre, el oficial pol?tico del Departamento de Estado Todd Greentree viaj? a Miami para discutir las actividades de la derecha con dos grupos de Salvadore?os adinerados. Dos de las fuentes fueron simpatizantes de Jos? Alberto Medrano, a quien Greentree describi? como ?El Padrino? de los oficiales derechistas como el ex Mayor Roberto d?Aubuisson, Teniente-Coronel Mauricio Staben, ex Mayor Guillermo Roeder y ex- Coronel Ram?n Gonz?lez Suvillaga.? De acuerdo a Greentree.

Todas las fuentes establecieron que los miembros de ARENA estaban dirigiendo las actividades de los escuadrones de la muerte en asociaci?n con miembros de las fuerzas de seguridad. Ellos mencionaron figuras importantes de ARENA? ellos asumieron que miembros de las fuerzas de seguridad estuvieron colaborando, al menos en un bajo nivel?ninguna de las fuentes tuvo la voluntad o fue capaz de nombrar a miembros de la Fuerza Armada o de los expatriados residentes en Miami que podr?an estar participando en las actividades de la extrema derecha.

Las fuentes coincidieron en mencionar que j?venes adinerados estaban probablemente participando en la violencia creada por ARENA.

En ese contexto fue que el Vice-Presidente George Bush, acompa?ado del Coronel, Oliver North, hizo una importante visita a El Salvador en diciembre de 1983, trayendo con ?l una lista de nombres de oficiales y civiles involucrados en las actividades de los escuadrones de la muerte.

En las reuniones con el presidente Maga?a y altos l?deres del ej?rcito Bush hizo hincapi? en que la administraci?n Reagan buscar?a un aumento en la ayuda de ese pa?s para el gobierno, solo si el mismo gobierno y el ej?rcito tomaran pasos firmes para resolver el problema de los escuadrones de la muerte. Bush insisti? que ciertos elementos del ej?rcito y civiles ligados a esas actividades fueran asignados en labores en el extranjero y pidi? el arresto del capit?n Avila y demand? que otros fueran arrestados y procesados judicialmente.

Aunque el presidente Maga?a prometi? a la Embajada de los Estados Unidos que esas medidas ser?an tomadas para cumplir con esas recomendaciones, un mes despu?s de la visita de Bush la CIA dijo: ?el esfuerzo por el gobierno civil y el alto mando militar para romper el esquema de violencia de la derecha pareci? enfocado exclusivamente para apaciguar a Washington.?

Documentos describen c?mo las medidas que fueron tomadas por el gobierno para transferir dos oficiales de inteligencia de la Polic?a Nacional al extranjero fueron contrarrestadas por el ej?rcito al asignar oficiales ultraderechistas ligados a los escuadrones de la muerte, a los cargos vacantes.

A?n m?s, otros notables extremistas de ultra derecha fueron asignados a destacamentos prestigiosos. Esos nombramientos incluyeron a los Tenientes-Coroneles Mor?n, Zepeda, Zacapa, Ponce y Staben, todos cercanos colaboradores del ultra derechista Roberto d?Abuisson y su Alianza Republicana Nacionalista, ARENA.

Contin?an las actividades paramilitares

Aunque el estilo de asesinatos de los escuadrones de la muerte declin? despu?s de la visita de Bush en 1983, los documentos de los Estados Unidos se?alan que los escuadrones de la muerte continuaron operando en El Salvador en la d?cada de los 80.

Menos de seis meses despu?s de la visita de Bush, el General estadounidense Vernon Walters se reuni? con d?Aubuisson para informarle que el presidente Reagan estaba altamente preocupado por lo que ?l crey? ser una informaci?n confiable que gente de ARENA estaba fraguando el asesinato del embajador Pickering y otros.?En Febrero de 1985, la CIA concluy? que no obstante el esfuerzo oficial para disminuir las actividades de los escuadrones de la muerte, su estructura permaneci? intacta, y ARENA continu? a contribuir a la violencia.

Como un reporte indic?: El abanderado ultraderechista Roberto d?Aubisson y miembros de su Alianza Republicana Nacionalista, ARENA, dirigieron y cooperaron con algunos grupos terroristas. Aunque nosotros percibimos que la red terrorista interna de ARENA es solo un componente de un fen?meno mucho m?s amplio de la violencia derechista en El Salvador, la actitud y metas del partido ARENA influenci? perspectivas extremistas en general y por a?adidura, ayud? a determinar las posibilidades para el resurgimiento de la violencia.

Un caso que estuvo cerca de revelar la estructura y operaci?n de las actividades de los escuadrones de la muerte en El Salvador ocurri? en marzo y abril de 1986, donde altos miembros de ARENA y del ej?rcito cercanos colaboradores de d?Aubisson se vieron implicados en secuestros para obtener fondos. La banda no fue un escuadr?n de la muerte ya que los secuestradores no asesinaron a sus v?ctimas. M?s aun las victimas no fueron colaboradores de la guerrilla, sino, individuos adinerados, de alguna manera ligados a ARENA. No obstante, su estilo de operar fue similar a un escuadr?n de la muerte: los secuestradores pretendieron ser miembros del FMLN, pero las armas y los veh?culos usados pertenecieron al ej?rcito y una alianza existi? entre civiles y miembros del ej?rcito. M?s a?n, muchos de esos implicados en la banda estuvieron asociados a los escuadrones de la muerte en el pasado.

En marzo 30, en conexi?n con uno de esos secuestradores, Orlando LLovera Ballete, el suegro de L?pez Sabr?an, fue arrestado, interrogado y comenz? a hablar. El mencion? a varios civiles y militares ligados a d?Abuisson, incluyendo Antonio Cornejo Arango, quien estaba implicado en el plan para asesinar a Pickerin, Coronel Carlos Alejandro Zacapa Butter, Oficial Ejecutivo del Regimiento de Caballer?a y el Mayor Jos? Alfredo Jim?nez Moreno, ex Oficial de Inteligencia de la Quinta Brigada.

Coronel Roberto Mauricio Staben, un miembro de la Tandona, la clase militar poderosa a la que perteneci? Ponce, y Joaqu?n Zacapa fueron implicados en el caso. Varios individuos fueron detenidos en conexi?n con el caso. Aunque inicialmente, el liderazgo militar indic? que ellos aceptar?an medidas disciplinarias contra sus colegas, varias semanas mas tarde, representantes de la Tandona informaron al presidente Duarte que no ser?a posible procesar judicialmente a Staben por su participaci?n en la banda de secuestradores, debido a la falta de suficientes evidencias.

Ese caso es notable por que aun los sectores m?s poderosos de la sociedad fueron incapaces de obtener justicia contra esos grupos de poderosos civiles y oficiales del ej?rcito.

Eventualmente los cargos fueron retirados contra la mayor?a de los acusados, pero no antes que algunos individuos murieran bajo circunstancias inusuales, incluyendo Sigifredo P?rez Linares, uno de los l?deres de los escuadrones de la muerte operando fuera de la Polic?a Nacional, quien muri? bajo custodia policial.

Joaqu?n Zacapa, Carlos ?sandi? Zacapa, y V?ctor Antonio Cornejo Arango vinieron a ser fugitivos de la justicia. Solo L?pez Sabr?an est? guardando prisi?n por su participaci?n en la banda de secuestradores.

En 1988, miembros de ARENA tambi?n estuvieron implicados en un intento de frustrar la extradici?n a El Salvador de Alvaro Saravia por su participaci?n en el asesinato del Arzobispo Oscar Romero. Saravia, un ex Oficial de la Fuerza A?rea, estuvo entre los capturados en una finca en Santa Tecla en 1980 y ?l era el propietario de la famosa libreta de notas la cual descubri? la participaci?n de civiles adinerados y miembros del ej?rcito en actividades paramilitares.

El gobierno de los Estados Unidos especul? que el c?rculo de amistades de d?Abuisson estuvo conectado a la defensa de Saravia.

Posteriormente, en agosto de 1988, el abogado estadounidense de Saravia present? a la corte estadounidense un documento para revocar la orden de arresto contra Saravia, documento que el abogado dijo que proven?a de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador.

De hecho, el documento fue el borrador de la opini?n de un abogado civil salvadore?o quien se desempe?aba como un juez administrativo, y el documento fue enviado desde la maquina de fax de las oficinas de mariscos Tazumal, una compa??a de pescados y mariscos la cual ten?a en su junta directiva a Roberto d?Aubisson, V?ctor Cornejo Arango, Teniente Coronel Joaqu?n Zacapa y Teniente Carlos ?sandi? Zacapa, as? lo establecieron cables del Departamento de Estado en Octubre de 1988.

La identificaci?n de la maquina de fax de mariscos Tazumal claramente conect? a la defensa de Saravia a una esfera de golpistas, jefes de escuadrones de la muerte, secuestradores, ladrones de ni?os, locos colocadores de bombas, ladrones de carros y otro tipo de actividades criminales.

Ninguno de ellos ha sido condenado, y su procesamiento judicial es improbable debido a que d?Aubisson y sus asociados est?n libres para manipular el sistema judicial Salvadore?o.

Los esfuerzos de extradici?n no fueron exitosos, pero Alvaro Saravia, dar?a al gobierno de los Estados Unidos informaci?n clave sobre las actividades de los escuadrones de la muerte.

En adici?n a la implicaci?n de d?Aubisson, Eduardo Avila y Ernesto Sagrera en el asesinato del Arzobispo Romero, ?l tambi?n declar? que d?Aubuisson hubo ordenado el secuestro de Emilio Charur en una reuni?n sostenida en la casa de Armando Calder?n Sol, candidato presidencial de ARENA para las elecciones de Marzo de 1994.

?Puede ARENA romper con su pasado violento?

A trav?s de los 80, escuadrones de la muerte derechistas jugaron un papel desestabilizador en la pol?tica salvadore?a. Aunque en reposo durante ciertos periodos, los escuadrones de la muerte fueron reactivados cuando fue necesario para llevar a cabo el plan pol?tico de ARENA. En Octubre de 1983, la CIA y el Departamento de Estado, en su selectivo estudio de los escuadrones de la muerte, dijo lo siguiente acerca del contexto en el cual las organizaciones paramilitares de ARENA estaban operando:

La Alianza Republicana Nacionalista, ARENA y su l?der Roberto d?Aubuisson han consolidado su poder y ahora se sienten capaces de actuar con relativa impunidad contra aquellos que son percibidos como sus enemigos.

Al mismo tiempo, sus rivales democr?ticos por el poder han mejorado sus organizaciones, ampliado sus bases pol?ticas y amenazan con derrotar a ARENA en las pr?ximas elecciones. Los derechistas tambi?n se siente amenazados por el rumbo de la pol?tica ?liberal? ejemplificada por el programa de amnist?a del gobierno, las conversaciones de paz entre el gobierno salvadore?o, el gobierno estadounidense y los l?deres de la guerrilla y programas socio-econ?micos tales como la reforma agraria y en respuesta ellos han implementados campa?as designadas a descarrilar esos programas, castigando a aquellos que implementan cambios e intimidando a otros que respaldan esos programas.

Hoy, ARENA se convirti? en el partido del sector privado de la derecha. Aun despu?s de la muerte de D?Aubisson en 1992, ultra derechistas quienes formaron parte del partido, aun se encuentran en su n?cleo.

Documentos de los Estados Unidos revelan que, a mediados de los 90, miembros de ARENA cercanos a d?Aubuisson discutieron m?todos para asesinar al Presidente Cristiani, quien es visto como un miembro moderado del partido.Tales individuos incluyeron d?Aubisson, el Vice-presidente Francisco Merino, y otros salvadore?os adinerados, quienes supuestamente pagar?an a los miembros de los escuadrones de la muerte y cubrir?an sus gastos.

Francisco Merino recientemente neg? su participaci?n en las actividades de la muerte, mientras reconoc?a que los escuadrones de la muerte fueron una realidad en El Salvador.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia Mauricio Guti?rrez Castro y el Coronel Sigifredo Ochoa tambi?n fueron implicados en el intento de asesinato de Cristiani, por ser leales a d?Aubisson.

M?s a?n, en diciembre de 1990, el Departamento de Estado expres? seria preocupaci?n por un reporte de un intento de revitalizar los escuadrones de la muerte de derecha y por la participaci?n de d?Aubuisson, Coronel, Ochoa, Juan Bustillo, Elena Fuentes y otros.

Los cables indican que el Departamento de Estado hubo recibido preocupantes informes de la participaci?n de la ultra derecha y las fuerzas armadas en tales actividades, incluyendo la Fuerza A?rea, la Primera Brigada de Infanter?a y la Polic?a de Hacienda.

Aunque los escuadrones de la muerte no operan ahora con el mismo grado de impunidad como ellos lo hicieron a principios de los 80, la resurgencia de las actividades en esta cr?tica coyuntura levanta seria preocupaci?n por la sobre vivencia de los acuerdos de paz.

La participaci?n del FMLN en las elecciones, la implementaci?n de la reforma agraria, y la participaci?n internacional en el proceso de paz representan una amenaza para que ARENA contin?e en el poder y podr?a provocar una violenta reacci?n de los extremistas.

Calder?n Sol no representa la tendencia pol?tica moderna y moderada de Cristiani y su partido ARENA. Su cercana relaci?n del pasado a d?Aubisson y a los ultra conservadores en el partido levanta serias preocupaciones acerca de sus compromisos con los Acuerdos de Paz y el respeto por los derechos humanos. En un art?culo publicado recientemente por el Washington Post y escrito por Douglas Farah, fuentes cercanas a ARENA reportaron que la extrema derecha estaba ganando control y pretend?an remover los Acuerdos de Paz. Esos esfuerzos de acuerdo a un informe, fueron apoyados por militares retirados recientemente.

Recomendaciones de la pol?tica de los Estados Unidos

Gran parte de los documentos recientemente dados a conocer por los Estados Unidos sobre las actividades de los escuadrones de la muerte vienen desde principios de los 80, principalmente por que los casos de los escuadrones de la muerte investigados por la Comisi?n de la Verdad de las Naciones Unidas son de ese periodo. No obstante, las escasa informaci?n disponible de finales de los 80 y principios de los 90 sugieren que mucha de la misma gente puede a?n estar involucrada en las actividades de los escuadrones de la muerte de hoy, y que los nexos entre miembros de la Fuerza Armada y acaudalados civiles a?n persiste.

A medida que los documentos de los Estados Unidos arrojen una pista sobre aquellos involucrados en la violencia pol?tica actual, estos pueden prevenir mas p?rdidas de vidas.

En adici?n a esos documentos ya desclasificados por el Departamento de Estado, CIA y el Departamento de Defensa, el gobierno de los Estados Unidos deber?a ordenar al FBI a dar a conocer los resultados de su investigaci?n sobre el financiamiento en Miami de los escuadrones de la muerte y sus actividades en El Salvador, desclasificar documentos del Consejo Nacional de Seguridad relacionadas a esas investigaciones y dar a conocer documentaci?n que evidencia las actividades de los escuadrones de la muerte en los ?ltimos a?os.

Finalmente, esto deber?a animar al nuevo gobierno salvadore?o a procesar judicialmente a aquellos individuos, tanto civiles o militares implicados en la planificaci?n, financiamiento, y operaci?n de las actividades de los escuadrones de la muerte.

Solamente procediendo contra aquellos involucrados al m?s alto nivel de las actividades paramilitares puede lograrse una paz duradera, respeto por los derechos humanos y un final a la impunidad con la cual los escuadrones de la muerte contin?an operando.

-
Friday, April 13, 2007





Documentos desclasificados: Las tropel?as de los escuadrones de la muerte

-

Tags: ARENARCOS, Escuadrones De La Muerte

Publicado por Tepezcuintly @ 3:02  | Educacion y Cultura
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 23 de abril de 2007 | 11:06
Hey Tepez, con toda la informacion que se posee sobre los asesinos del pueblo que gozan de impunidad debido a la ley de amnistia y sabiendo muy bien que en el pais nunca seran juzgados por esos crimenes, por que no llevar estos casos a las cortes internacionales?, por que no buscar otras vias para conseguir justicia?.
Preguntas, tan solo preguntas (con permiso de Demander).
Publicado por Invitado
Jueves, 20 de septiembre de 2007 | 11:13
Es posible que los escuadrones de muerte puuede ser derechista, sabemos bien que el origen no proviene tampoco derechista, tambien las maras y la querilla aliados que son y pasan decir que los areneros fueron involucrados los escuadrones de muerte para contratar este grupo.
Publicado por mafalda
Martes, 25 de marzo de 2014 | 14:59

y porqué solo en este país no se aplica la justicia a esos rico asesinos de mi pueblo?, cren ue no me sinto indignad ante esa injusticia? areneros malditos los odio con toda mi alma, deberían de morir todos esos malditos.