S?bado, 07 de abril de 2007
El S?bado de Gloria.

El S?bado de Gloria amanec?amos cansados. No era para menos el traj?n del Viernes Santo. A buen ocho de la ma?ana est?bamos en la iglesia para empezar el V?a Crucis, recorr?amos toda la ciudad de Santa Ana, de estaci?n en estaci?n; al medio d?a la crucifixi?n que duraba hasta las tres de la tarde.

La crucifixi?n se realizaba en la iglesia del Carmen, all? en medio de un calor agobiante, agravado por el lleno total, crucificaban a Jesucristo, muchos lloraban, mas de alguna se?ora se desmayaba.

Luego al final de la tarde el Santo Entierro, nosotros nos ech?bamos dos procesiones, la del barrio San Lorenzo en la tarde y la de Catedral en la noche. Con esta procesi?n volv?amos a recorrer las calles principales de la ciudad.

Por ello el S?bado de Gloria los cipotes no quer?amos ni levantarnos. Lo peor es que ten?amos que ba?arnos. Cualquier d?a nos pod?an perdonar la ba?ada, menos el S?bado de Gloria. Para unos ba?arse ese d?a daba buena suerte, para otros, serv?a para lavarnos los pecados cometidos durante todo el a?o. Ese d?a no val?a tener calentura o andar con tos.

Despu?s ven?a la pijiada, era necesario recibir unos cuantos azotes para crecer. Miren al t?o nacho que se qued? enano pues nadie lo piji? en S?bado de Gloria, nos dec?an las otras t?as. Quien te quiere te aporrea, dec?a una vecina, convencida de que crecer?amos, de que tendr?amos una buena estatura.

Yo logr? el 1.80 mts. de estatura gracias a seis S?bados de Gloria seguidos en que me azotaron. L?stima que el s?ptimo a?o ya corr?a mas r?pido y no me pudieron alcanzar, pues talvez hubiera alcanzado el 1.90.

Pero despu?s de la ba?ada y la vergueada ven?an los premios de consolaci?n, los mangos en miel, las torrejas y los jocotes en miel. En esos a?os, estos exquisitos manjares se hac?an en casa y con materiales cien por ciento naturales. Pero pronto los podremos adquirir enlatados, pues ya los chinos se llevaron esas recetas.

La otra ventaja del S?bado de Gloria, es que pod?amos correr y jugar de nuevo. Despu?s de varias semanas de cuaresma, en que poco a poco se iban prohibiendo los juegos, no se pod?a hablar fuerte, mucho menos una mala palabra; el S?bado de Gloria era como liberarse.

Adem?s el Viernes Santo no solo no se pod?a correr, ten?amos que caminar despacito y hablar en voz baja. Contaban que un ni?o que desobedeci? la orden de no correr, se lo trag? la tierra. Que para castigo de Dios, qued? solo con la cabeza por fuera. As? lo ten?an que alimentar, hasta que se muri?.

Otro ni?o que dijo una mala palabra en Viernes Santo se le cay? la lengua. Nunca pudo volver a hablar.

Por la noche, despu?s de las 10 PM todos a la iglesia, para estar presentes en los actos lit?rgicos donde Jesucristo resucitar?a. En esos d?as Jesucristo resucitaba a las 12 de la noche, al nom?s comenzar el Domingo. El problema era que los cipotes no aguant?bamos tanto tiempo despiertos, cuando llegaba la hora de la resurrecci?n, est?bamos en el quinto sue?o, amontonados en la banca de la iglesia.

As? terminaba el S?bado de Gloria.

Ayutuxtepeque, viernes, 06 de abril de 2007.
Publicado por JJmar @ 1:00  | Lugares y costumbres
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por MARIANA
Domingo, 08 de abril de 2007 | 19:09
A mi, mi abuela me prohib?a, el viernes santo que me ba?ara, ya que si lo hacia corr?a el peligro de convertirme en pescado. Tampoco se le permit?a en la casa comer carme toda la semana mayor.
Publicado por Invitado
Lunes, 09 de abril de 2007 | 11:14
Lo mas triste era el V?a Crucis, yo terminaba hasta viendo lucitas de la gran asoleada.

Lo chivo era ir a patear las alfombras en el santo entierro, yo lo hac?a con miedo porque pensaba que era pecado.