Lunes, 19 de marzo de 2007
Imagen

La primera vez que le? sobre la noticia del Mozote fue a partir de haber recibido un correo electr?nico relatando los sucesos de la masacre del Mozote.

Meses despu?s, quiz?s un a?o, pude conocer a Rufina Amaya, una mujer cubriendo su cabellera con una sencilla manta de color. Seg?n recuerdo haber le?do en el relato ella recibi? un golpe en la frente que le habr?a abierto una herida, y quiz?s, la herida misma era en su propio coraz?n adolorido, quiz?s el luto de la gente que muriera masacrada en el Mozote.

Sus manos parec?an de hierro, por su trabajo como campesina, un rostro de barro con ojos tristes.
Les dir? que no quiero escribir nada mas, cada vez que toco este tema, hay algo dentro de mi que duele.

Escuche por primera vez la voz que relataba la masacre por las palabras que Rufina Amaya valientemente denunciaba para dar a conocer algo negro sucedido dentro de la tierra Cuzcatleca.

Y ella, valientemente y a pesar del posible dolor encerrado dentro de su alma dejaba salir de su pecho el terror que hab?a sentido durante esas horas de infierno vivido en el mismo infierno.

Las ?ltimas palabras de Rufina Amaya se dieron en la ?ltima conmemoraci?n de este hecho, manifest? a los que estuvieran presentes ese d?a que posiblemente no estar?a mas, en las pr?ximas conmemoraciones, y sin embargo invitaba al resto continuar con el objetivo que ella valientemente hab?a iniciado al denunciar la masacre.
Creo pertinente decir que su voz y su memoria ha quedado en nosotros, y en tanto exista un Salvadore?o digno en el mundo, la denuncia sobre esta masacre siempre ser? hecha para que las generaciones venideras conozcan la verdad acerca de este genocidio.
Y aunque ella no se encuentre mas entre nosotros, sus palabras no quedaran jamas en el olvido, y seguiran orbitando entre la gente, aun cuando muchos no quieran hablar sobre algo que recae en sus propias conciencias que no desean verse en los espejos las caras de verg?enza cuando callan.

Alli estaremos se los aseguro, para seguir el trabajo que ella inicio cuando salio de las puertas de genocidio que ella sufrio en carne propia.

Mi mas sentido p?same a la familia de Rufina Amaya, y a todos aquellos que saben la profundidad de esto que nos acompa?a, al no verla mas.

Rufina Amaya,
en el nido de nuestro coraz?n
Tu voz seguir? viviendo,
tambi?n fuiste
nuestra valiente madre.


-
Publicado por Tepezcuintly @ 18:14  | Situacion Actual
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios