Miércoles, 14 de marzo de 2007
Recuerdos de la cuaresma.

Esta noche lloviznó en San Salvador, el clima ha comenzado a cambiar y el ambiente de Semana Santa se va sintiendo cada vez mas. Amanece con nubarrones, el calor va apoderándose de todo. Pero al mismo tiempo los días van siendo mas largos.

Pronto tendremos las primeras tormentas. Según nuestros abuelos hay que protegerse de las primeras lluvias, pues para ellos, traen enfermedades. Es algo así como la primera agua que sale de una cañería que tiene meses de no usarse.

Con estas lluvias reventarán los jocotes, por ello en varios lugares de el país a estas lloviznas se les llama “La Jocotera”. también con estas lloviznas revientan las chicharras (Cigarras). En pocas semanas millones de chicharras comenzarán a llorar en todos los árboles.
Imagen

Según la tradición popular las chicharras lloran porque ya viene la Semana Santa y en ella morirá Jesucristo. Las abuelas nos enseñaban que en su cabeza las chicharras tienen los tres clavos con los que crucificaron a Jesús. Además después de la semana Santa las chicharras dejan de cantar, pues mueren de dolor al ver sufrir a Nuestro Señor Jesucristo.

Cuando les expliqué a los viejos, que las tres protuberancias de la cabeza de las chicharras no tenían nada que ver con los clavos de Jesucristo. Que el llanto de las chicharras era sonido de sus alas que se rozan con las patas y que tenía que ver mas con la procreación sexual que con la religiosidad, me miraron indignados y me dijeron que ahora las escuelas solo graduaban en comunismo a los estudiantes.
Imagen

Porque todo este embrollo comenzaba con el Martes de Carnaval, en que no recuerdo que en Santa Ana se celebrara ningún carnaval. Pero en las casas se hacían cascarones de huevos pintados con anilina y papel picado de colores adentro. Esos cascarones nos los reventábamos en la cabeza y esa era la alegría del Martes de Carnaval.

Al siguiente día era Miércoles de Ceniza. Era obligación ir a misa y el cura le pintaba a uno una cruz de ceniza en la frente, y le decía, “de polvo eres y en polvo de convertirás”. acá empezaba la Cuaresma, se acabó la vida buena por siete semanas. Muchos juegos eran prohibidos en Cuaresma.

Imagen
MEMENTO HOMO QUIA PULVIS ES(ET IN PULVERE REVERTERIS

Los viernes había que ir a la procesión del Vía Crucis. Teníamos que cantar el “Perdón oh Dios Mío, Dios mío Perdón”. la procesión del Vía Crucis iba de casa en casa, habían familias que le pagaban a la iglesia para que les rezaran una “estación del vía Crucis“. Pero había mas gente dispuesta a pagar que “estaciones” . por lo cual el cura repetía las mismas estaciones en distintas casas. Recuerdo que una vez, Jesucristo cayó por tercera vez, en tres veces.

Cuando llegamos a la adolescencia, la procesión del Vía Crucis adquirió otro significado. Era la oportunidad de salir con la novia por la noche. Ningún padre podía negarle a su hija el sagrado derecho de ir la Procesión.
Imagen

Bueno y todos esos recuerdos ¿A qué vienen? A que esta noche lloviznó en San Salvador el clima a comenzado a cambiar y….. Bueno hasta acá la dejamos.

Ayutuxtepeque Martes, 13 de Marzo de 2007-

Tags: Tradiciones, Semana Santa, recuerdos

Publicado por JJmar @ 6:00  | Lugares y costumbres
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Claudia
Miércoles, 14 de marzo de 2007 | 9:00
Bonito post!..me encanta que la gente cuente sus vivencias. Incluso las cosas que cuentan los viejitos.Gestos con las manos
Publicado por Invitado
Martes, 27 de marzo de 2007 | 9:02
El leer su articulo aserca de Semana santa , me recordo mi ninez. senti un poco de nostalgia, ya que aca en Estados Unidos no celebran la semana Santa como en nuestros paises. Lo felicito por tan lindo articulo. Asi como tambien por su articulo de Panchimalco.reciosas fotos. Felicidades.