S?bado, 18 de noviembre de 2006
Imagen

?Bush Perdi?? Claro que no, los poderes del ejecutivo en los EEUU son grandes que ?es conveniente? para los Dem?cratas trabajar junto a el y viceversa
La historia electorera de los seis a?os de gobierno con el mismo presidente (dos t?rminos) en los Estados unidos nos lleva a lo siguiente:

1. En el sexto a?o de Franklin D. Roosevelt en 1938, los Dem?cratas perdieron 71 asientos en la casa de representantes y seis en el Senado.

2. Con Dwight Eisenhower en las elecciones del sexto a?o Como Presidente en 1958, los Republicanos perdieron 47 asientos en la casa y 13 en el Senado.

3. En la etapa de Kennedy y Jonson al llegar el sexto a?o, los dem?cratas perdieron 47 asientos en la casa y 3 en el Senado.

4. Al sexto a?o en la ?era? de Nixon/Ford fueron 43 asientos en la casa y 3 en el Senado

5. Ronald Reagan perdi? 5 asientos en la casa y 8 Senadores en su sexto a?o en la oficina Oval.

Ahora hablan de una barrida en estas elecciones, y en el sexto a?o de George Bush los dem?cratas al final tienen 229 esca?os en la C?mara de Representantes (28 m?s de los que ten?an antes de los comicios) y 51 en el Senado (6 m?s). Por su parte, los republicanos controlan 196 bancas en la primera (-28) y 49 en la segunda (-6). No resulto un Sunami, ha sido una oleada fr?gil, que los Democrtas reconocen abiertamente.

Imagen
Nancy Pelosi, ser? "La nueva cara" de los dem?cratas en estos dos pr?ximos a?os porque lograron mayor?a.

Muchos dicen ?aplastante?, cuando en realidad la ventaja dem?crata en el Senado es m?nima, lo mismo que en la casa de los representantes. Cabe recordar al respecto que el r?gimen presidencialista estadounidense concede amplios poderes al ocupante de la Casa Blanca, con un notable margen de maniobra para moverse seg?n su propia agenda. Se puede entonces imaginar que la nueva mayor?a dem?crata har? lo posible por entorpecer algunas de las l?neas de actuaci?n de la administraci?n Bush, pensando m?s en una t?ctica orientada a disminuir las opciones de victoria del pr?ximo candidato republicano a la presidencia que en modificar sustancialmente una estrategia actual que seguir? su rumbo en los pr?ximos dos a?os. Conviene recordar que, m?s all? de la manifestaci?n de ciertas matizaciones y diferencias que suelen tener un substrato electoral m?s que ideol?gico, existe un consenso muy notable entre ambos partidos en asuntos tan relevantes como la ?guerra contra el terror?, la implicaci?n militar en Iraq o el intento por consolidar el liderazgo mundial del ?nico pa?s con derecho a ser denominado superpotencia.


Este memerandum, nos dice mucho del juego Democratico en los Estados Unidos, donde Nancy agradece a un empresario sobre unos brazaletes de la libertad
Imagen

Esa base de entendimiento com?n se viene manifestando ya, sin necesidad de remontarse m?s atr?s en el tiempo, desde el final de la Guerra Fr?a, como resultado de la desaparici?n de la Uni?n Sovi?tica y, en consecuencia, de la posibilidad de liderar el mundo en solitario. Lo que la administraci?n Clinton hac?a cuando designaba a Estados Unidos como ?la naci?n imprescindible? y lo que su sucesor plantea en t?rminos de ?hacer del siglo XXI el siglo de Am?rica? (como les gusta denominar a su pa?s) ven?a alimentado, b?sicamente, por la misma voluntad de aprovechar el momento hist?rico que ofrece la desaparici?n de su rival sovi?tico para disfrutar de la preeminencia mundial en un planeta que es, desde entonces, claramente unipolar.

Lo que en todo caso ha cambiado en la transici?n de aquella administraci?n a ?sta son las formas y los ?nfasis en determinados comportamientos y actitudes; pero lo sustancial- consolidar esa posici?n de superioridad frente a cualquier posible actor emergente- se mantiene constante. Sirva como mero ejemplo la constataci?n de que la apuesta por reforzar el m?sculo militar de la superpotencia no deriva de una decisi?n de Bush, sino del propio Clinton, de forma que Bush s?lo ha seguido el camino, bien es verdad de que a?n m?s acusado (hasta llegar hoy a absorber pr?cticamente la mitad de todo el gasto mundial en defensa), emprendido por su predecesor.

Sobre la base de esos poderes presidenciales y del consenso sobre los objetivos estrat?gicos, resulta muy aventurado esperar un giro radical en la pol?tica interior y exterior. Los dem?cratas se han lanzado ya a anunciar que, en la agenda nacional, piensan poner el acento en la creaci?n de nuevas reglas ?ticas para evitar esc?ndalos de corrupci?n, en el aumento del salario m?nimo, en la reducci?n de los subsidios estatales a la industria petrol?fera y en la mejora de la seguridad en puertos y fronteras. Propuestas necesarias y bienintencionadas que habr? que analizar dentro de un tiempo para comprobar en qu? medida se consiguen sacar adelante. Pero nada de eso cuestiona de hecho un modelo que sigue incrementando las desigualdades sociales, apostando por el mercado como supuesta soluci?n a todos los males, obsesionado con un enfoque militarista para hacer frente a la amenaza terrorista y que basa su funcionamiento en unas maquinarias partidistas y de lobbies, cada vez m?s alejadas de los intereses de una poblaci?n desencantada en gran medida de un sistema necesitado de reformas en profundidad.

En el ?mbito de la pol?tica exterior, que ha jugado un papel de primer orden en la derrota republicana, las posibilidades de cambio en el tiempo que queda hasta las pr?ximas elecciones presidenciales son a?n menores.

La salida de las tropas salvadore?a son irrelevantes pol?ticamente para los intereses de ellos. Es decir que HOY es el tiempo indicado para ?sacarse este negocio?, ya la ayuda o como se le quiera llamar a los fondos de la Cuenca del Milenio, (que por cierto estar?n fiscalizados) fue para El Salvador y recibiremos ese fondo, que como ciudadano de este pa?s, espero que este gobierno o el que venga haga buen uso de ellos. El TPS tal como su nombre lo dice es temporal, por lo que estos dos a?os de Bush se mantendra el sistema de renovacion, esperando que se les de ciudadania o residencia a los que se han amparado a este programa.

Imagen
ahora es el tiempo para regresar

Lo m?s relevante- junto al hecho ya mencionado de que Bush conserva un alto nivel de protagonismo en la acci?n exterior del Estado- es destacar que los dem?cratas no tienen una estrategia bien definida y alternativa a la que sigue actualmente la Casa Blanca. Cuando se piensa en escenarios b?licos como Irak, Afganist?n o el ?rabe-israel? no se adivina con claridad que haya propuestas muy distintas a las que hoy siguen, con peque?os matices diferenciadores, Bush, Cheney, Rice y Rumsfeld. Si pensamos en Irak, es impensable imaginar que va a producirse una retirada total de las tropas all? desplegadas. Unos creen que ya ma?ana los aviones sacaran a los soldados de Irak y san se acab? el problema. Eso no suceder?, mientras Bush este en el poder. Los iraqu?es ser?n exigidos para que ELLOS se pongan de acuerdo y reduzcan la violencia y muerte de sus ciudadanos. Y en relaci?n con el conflicto ?rabe-israel? nada lleva a pensar que Washington vaya a dejar de conceder el amplio margen de maniobra del que disfruta Tel Aviv para resolver a su modo el contencioso con sus vecinos. Por ello es que Pelosi o no Pelosi, los Estados Unidos siguen sus pol?ticas internacionales ?con cara nueva en Washington? pero a la larga, los intereses de los Norteamericanos son los que prevalecen sobre los intereses partidistas. La idea b?sica es quien ser? el que estar? sentado en el tim?n de las decisiones de la naci?n americana. Y por ?hoy por hoy? como dice el dicho, esta compartido, es decir ?dame y te dar?.
En definitiva, lo m?s que puede esperarse a partir de la nueva situaci?n en ambas c?maras, es que la nueva presidenta del Congreso- una Nancy Pelosi que ya suscita temor en las filas republicanas por su activismo cr?tico que fue ?pura campa?a electorera?- se concentre especialmente en hacerle la vida m?s dif?cil a Bush y a sus compa?eros de viaje. La opci?n m?s probable es que los nuevos responsables de diversos comit?s en ambas c?maras promuevan la creaci?n de comisiones de investigaci?n- en asuntos que pueden ir desde la decisi?n de lanzar la guerra contra Iraq a las ayudas prestadas a determinados entramados financieros-, intentando no tanto solucionar los problemas que afectan a los estadounidenses, o reorientar la agenda pol?tica inmediata, como socavar las opciones de los pr?ximos rivales en la convocatoria electoral de 2008. Entienden que cuanto m?s castiguen a Bush hoy, sacando a la luz las zonas m?s oscuras de su administraci?n, menores ser?n las posibilidades de victoria de los futuros candidatos, sea Hillary Clinton o Barack Obama. El objetivo principal es la Casa Blanca, dejando que mientras tanto las dem?s cosas sigan su rumbo habitual.

Imagen
candidato 2009

En tanto aqu?, ya algunos reventaron cohetillos por la derrota de Bush, cuando en la realidad, la politica no cambia. O Los Estados Unidos bajo Carter o Clinton le quitaron el embargo a Cuba? NO.
Ellos saben vivir la pol?tica


Como dice mi amigo:

PREGUNTAS TAN SOLO PREGUNTAS
Publicado por nelsons @ 17:48  | Internacional
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
S?bado, 18 de noviembre de 2006 | 22:21
Bush perdio. Los canditatos republicnazis se distanciaron de el debido a su gran impopularidad. Los votantes republicnazis "conservadores" votaron rotundamente en su contra por la guerra en iraq que ese pelmaso desato, y porque consideran que con su INMENSO gasto se ha desviado rotundamente del "Conservadurismo". Y hoy debido a eso, entre otras cosas como la corrupcion la Casa Blanca y se considera que este fue uno de los peores senados de todos los tiempos, BUSH PERDIO LAS DOS CASAS Y POR ESO NO PODRA HACER LO QUE LE PLASCA. Es mas, despues de decir que Rumsfeld se quedaria en su puesto hasta el fin de su termino, cuando vio que los Democratas ganaron este lo MANDO A LA MIERDA y se puso de "sumiso" con los Democratas a quien venia ignorando/antagonisando desde siempre. Que los dos partidos son lo mismo? Uno es menos malo que otro, como se noto cuando los ARENAZI celebraron con pistolas y masacres la victoria de Reagan sobre Carter.
Publicado por Invitado
Domingo, 19 de noviembre de 2006 | 9:38
Nelson idiota:

Que intereses defend?s? solo porque tenes un peque?o negocio crees que tu mensaje de derecha es la panacea para los problemas de este mundo? Por supuesto que es de no hacerse ilusiones porque los democratas lograron control, al fin y al cabo los dos partidos de EEUU defienden a la misma plutocracia , a las grandes corporaciones y cuando les ronca le gana van a matar a quien consideran objetivos debiles para lograr triunfos rapidos como la invasion a la peque?a isla de Granada en 1983,o desestabilizar a Nicaragua o apoyar a bandas de criminales para mantener el poder de los oligarcas en El Salvador. Aunque en Irak les ha salido el tiro por la culata, porque se han topado con un pueblo pobre pero con dignidad, no con arrastrados como desgraciadamente existen en la ganaxia,
Publicado por Invitado
Domingo, 19 de noviembre de 2006 | 11:31
Los Estados Unidos siempre estaran pendientes de sus intereses.

Nelsons: No le pongas atencion a los frustrados de arriba con sus comentarios, en su pensamiento, putear es comentar algo, para ellos, porque su capacidad intelectual hasta alli les llega. No sabemos a cual escuela fueron, pero les falta un gran vergo para entender. A lo mejor "los trastiaron cuando chiquitos" y por eso no encuentran lugar en la sociedad.

La Peloci o quien sea, no les importamos si no es algo a cambio o en su mejor caso si hay algo que TOMAR!

Pobres imbeciles!!
Publicado por Invitado
Domingo, 19 de noviembre de 2006 | 13:00
QUE VERGUIADA LA QUE RECIBIERON LOS REPUBLICANOS Y BUSH!! OUTCH!!! THAT HURTS! Y PARA EL RETRASADO MENTAL DEL MENSAJE ANTERIOR QUE DEFIENDE A nelson, PUTA COMPADRE! CRITICAS A LOS DEMAS DE A SABER A QUE ESCUELA FUERON, PERO TU DEBERIAS DE APRENDER A ESCRIBIR EL NOMBRE DE Nancy Pelosi, con "ese" de MIERDA...PERDON con "ese" de Saca Y NO CON "C" DE CEROTE.