S?bado, 22 de julio de 2006
Regresando de unas vacaciones un saludo a todos.

Imagen

La relaci?n amorosa m?s peligrosa es la que se establece con el dinero. No es solo por el magnetismo con que el dinero atrae a la gente, sino a la esclavitud a la que la somete. Hay mucha diferencia entre aquel diputado que establece una relaci?n amorosa con su trabajo, y la de un diputado que se somete a una relaci?n amorosa con el dinero y no con su trabajo.

Esto no quiere decir que el dinero sea malo o demon?aco. De hecho, puede darnos muchos y maravillosos beneficios: Comprar una casa en la que vivimos, estudiar, comprar la comida, viajar, asistir a los espect?culos. Con el se construyen escuelas, puentes, caminos, se bendice a la humanidad.

El dinero hace la vida mas confortable, Como dijo Joe Louis, el campe?n de boxeo: ?No me gusta el dinero, pero calma mis nervios?. Empero, tiene un lado oscuro y peligroso. Como el placer, es seductor y hace levantar manos en asambleas legislativas, cambia voluntades y hace cambiar de opini?n en las primeras de cambio, esas donde aparece el dinero. Es tentador pero una vez que pierde su barniz descubrimos algo siniestro y perverso en su esencia: Nunca podr? ofrecer plenamente lo que promete. No es pecado ser rico, desear progresar, poseer bienes etc. Pero al final, el dinero da una satisfacci?n que no es completa.

Imagen

El dinero es como el agua salada. Cuando m?s bebemos de ella mas sed tenemos. Nos vuelve insaciables. Si te pregunto, ?cuanto dinero te falta para estar satisfecho? Sin duda seria, un ?poquito? m?s de lo que tengo.

El dinero soluciona muchos problemas, pero no todos, puede proveer soluciones a la vida, pero hay cosas que no puede comprar. Si pensamos que el dinero puede comprar el confort, pero no la satisfacci?n, remedios, pero no la salud, una casa, pero no un hogar, una ley pero no una patria, una esposa, pero no un amor, compa??a pero no amigos, diversi?n, pero no felicidad. Alimentos pero no apetito, una cama, pero no el descanso, un crucifijo pero no una religi?n, una buena vida, pero no LA FELICIDAD.

El dinero puede brindar paz, pero no necesariamente paz mental, puede darnos seguridad, pero no una seguridad absoluta. En un mundo que no ofrece seguridad, usamos nuestro dinero para obtenerla. Nos afanamos con ?crear una nueva ley antiterrorista? en la cual gastaran millones de d?lares y no encontraran la paz que buscan.

Buscar el bienestar con el dinero que TODOS entregamos d?a a d?a, al gobierno, a los bancos para que los administren, es un derecho que debe de exigirse y verse claro.

Imagen

De echo, no heredaremos la vida feliz o media feliz, con personas que son compradas por el dinero y que fueron elegidas para a crear leyes que buscan el bien com?n de este pa?s. Las cuales act?an de una forma colectiva para intereses de un sector determinado. Es que es malo decir que los intereses de todos los salvadore?os deben de ser respetados, consolidados y aprobados?.

La Seguridad, no es con ?nuevas leyes antiterroristas?, Es con soluciones diarias que nacen del coraz?n y de la mente de cada individuo para alcanzar el bien com?n.

Imagen

El dinero compra una pseuda felicidad, y una pseuda-paz, pero no es la verdad real. Preg?ntenle a cualquier esposa de uno ?que tenga plata? ?cuanto tiempo le duro esa felicidad despu?s de cerrar un gran negocio? O al que gano la loter?a, la cual dice que esta tambi?n viciada, ?que tiempo le duro la alegr?a?
Publicado por nelsons @ 19:00  | Generales
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por ixquic
Domingo, 23 de julio de 2006 | 17:27
Una vez alguien me cont? que Atahualpa Yupanqui estaba en la tele en una entrevista y cuando le preguntaron sobre su infancia pobre dijo: "mi padre dec?a que eramos una familia rica, pues aunque sin zapatos ten?amos libros".



El dinero m?s all? de la satisfacci?n de necesidades b?sicas puede ser peligroso...

buen post!
Publicado por nelsons
Domingo, 23 de julio de 2006 | 20:54
Ixquic: Gracias por tu comentario

saludes