Martes, 27 de junio de 2006
Imagen

El bien (YO, o nosotros) es un alto nivel de conciencia.
El mal (VOZ o Ustedes) es un bajo nivel de conciencia.

?Ser? as??

?C?mo entiendo el bien y el mal?

Una vez una mujer me dijo: ?Para m?, una nueva fase empieza de una forma muy trivial. En una ocasi?n estaba en San Miguel de Mercedes en Chalatenango, en la casa de una amiga de infancia, sentada junto a la ventana, contemplando c?mo jugaban unos ni?os f?tbol en la calle. A un lado estaba un peque?o cipote, que no le hab?an dejado jugar; cuando iniciaron el juego, el ?l?der? le hab?a maltratado dej?ndole en la ?banca? y humillado, todo ello me hab?a echo sentirme molesta por el pobre cipote, que segu?a con sus ojos brillantes cada jugada del juego y protestaba en sus gestos cada vez que el l?der tomaba la pelota, como asegurando que el lo podr?a hacer mejor. Me sent?a algo melanc?lica. A cierta distancia asomaba un aguacero, y de repente pens? que ser?a precioso ver caer una tormenta de esas que no paran. Probablemente no he tenido una idea m?s trivial en toda mi vida. De repente, en medio de el partido de f?tbol, un fuerte aguacero, las nubes se oscurecieron y un brillante rayo estremeci? a los muchachos, al mirar al cipote ?banca?, este se persigno, se ri? y se fue; El partido se suspendi? y ?la justicia? se hab?a echo, el chico hab?a pedido lo mismo que yo: "Se?or, una tormentita no les caer?a mal a estos cipotes maleducados?. Lo que quer?a se hizo, y luego las nubes se evaporaron y en menos de 5 minutos, la lluvia hab?a cesado. Por extra?o que pueda parecer, ni tan siquiera me sorprend?, al consultarle al menor, me dijo que la lluvia se la hab?a pedido a Dios. Aquel min?sculo incidente tuvo un gran impacto en m? y empec? a creer que mis pensamientos estaban conectados con la realidad exterior.?

Una vez que se consigue, esta conexi?n se vuelve la cosa de m?s valor en la existencia de una persona y perderla es el mayor de los temores. Cuando uno tiene a un partido pol?tico como su redentor, el superman, el que soluciona los problemas de TODOS, y de buena forma, caer en desgracia es una amenaza personal, pero ?tiene fundamento, este temor? S? y no. En el momento de estar aferrado a estas ideas pol?ticas, es inevitable que alguien pueda hacer que todos y cada uno de sus deseos se conviertan en realidad y, por otra parte, continuaremos sufriendo dolor y fracasos, cosa que alimenta los temores. Muchas personas que han alcanzado un tremendo ?xito se dan cuenta de que est?n girando fuera de control, se descentran y ya no sienten aquella seguridad interior que nos es necesaria para cada uno de los niveles de conciencia. Las presiones exteriores tienen a veces la culpa de esto, y tambi?n pueden emerger demonios interiores pero, en cualquier caso, creer en ARENA o en el FMLN no es en modo alguno un refugio m?gico.

Por otra parte, estos obst?culos son solamente temporales, mientras el ego olvida que hay un proceso de aprendizaje en marcha. Cuando las cosas no van bien, el fracaso no es la cuesti?n y mucho menos el mal. Ser un ser humano que ayuda a crecer en el bien lo que esta a tu alrededor implica un dominio que no se ha alcanzado todav?a durante la etapa donde la polaridad pol?tica es muy fuerte y la sociedad en la que vivimos no da credibilidad a todo lo que uno u otro a tratado hasta aqu? (1991-2006). A pesar de todos los clich?s sobre c?mo hacer que nuestros sue?os se conviertan en realidad, a nadie se le ha ense?ado que el ?xito depende de nuestro estado de conciencia. Los verdaderos l?deres y los maestros son escasos y el legado de la sabidur?a ha sido confiado a los libros y a la propaganda de los medios de comunicacion. Esto significa que casi todo el que lucha por alcanzar el bienestar interno, sea este f?sico-material y espiritualidad debe ser su propio gu?a. Incluso Dios, que es el gu?a verdadero, se da a conocer en un aspecto del ego. En este contexto, caer a una fase donde se nos tilda que apoyamos al mal, es considerado como un peligro real y presente, ya que nos arriesgamos a perder la ?nica relaci?n que realmente importa entre nosotros mismos, nuestro ego y la forma de ver que ?el pa?s no avanza?. En realidad, esto nunca puede suceder, pero la sombra del mal est? al acecho cuando nos aferramos a sistemas pol?ticos para que salven y le den vida a nuestros deseos, esperanzas y aspiraciones.

Imagen

Todo el problema del mal se reduce a las necesidades que persisten de forma inconsciente en nuestro pasado. El Salvador de 1972-1991 fue un pa?s devastado por la guerra y por el desorden econ?mico en la misma ?poca. Tendr?amos que investigar a nuestros l?deres y los que se opusieron a ellos de todas las ?pocas hasta la fecha, para saber si fueron maltratados cuando eran ni?os y si se les neg? el amor. Podr?a darse el caso de que estas necesidades frustradas tomaran la forma de crueldad, paranoia y opresi?n, porque la infelicidad com?n proviene del hecho de que no han sido satisfechas las necesidades elementales, y el mal dimana de la insatisfacci?n total en una gran mayor?a de la poblaci?n salvadore?a. Ya sea por injusticia pol?tica-social o por falta de oportunidades econ?micas es que hay millones de salvadore?os desplazados en otros lugares del mundo. Si las cosas estuvieran excelentes, me imagino que nadie se ir?a.

Imagen

Si aceptamos que la pol?tica polarizada del FMLN y de ARENA ampl?a nuestro poder de tal forma que el hecho de utilizarlo de manera incorrecta o correcta nos conducir? al mal o al bien, nos falta entonces mucho que hacer para entender y salir del entrampamiento que existe en las ideas de hacer las cosas para el bien de cada uno de los que aun vivimos en el pa?s. Los l?deres que ejercen un dominio hipn?tico sobre sus seguidores van m?s all? de lo que es la persuasi?n ordinaria, teniendo acceso a una fuente de poder que traspasa los l?mites de la identidad, llegando a infiltrarse en el ?yo? de sus oyentes. Cualquiera que entienda esto teme profundamente sufrir este tipo de influencia, ya que equivale a dejar que los deseos del propio inconsciente tomen el mando. En la intoxicaci?n del poder se pierde la claridad, sin que la persona se d? cuenta de que es un ni?o destructivo el que est? jugando con el control de la mente; al mal resultante podemos seguirle la pista hasta un nivel inferior de conciencia, que es exactamente la cosa que m?s tememos.

Imagen

EL BIEN y el MAL no existen. Una cosa es buena cuando nos conviene, y mala cuando no nos conviene. EL BIEN y el MAL es cuesti?n de conveniencias ego?stas y caprichos de la mente. Actualmente hay muchos REFORMADORES que quieren la RESTAURACI?N MORAL pero que para desgracia de ellos y de ?ste afligido mundo tienen la mente embotellada entre el BIEN y el MAL.

Toda moral se fundamenta en las palabritas BIEN y MAL por eso todo REFORMADOR MORAL es de hecho un REACCIONARIO.

Los t?rminos BIEN y MAL sirven siempre para JUSTIFICAR o CONDENAR nuestros propios errores.

Quien justifica o condena no comprende. Es inteligente comprender el desarrollo de las fuerzas EVOLUTIVAS pero no es inteligente justificarlas con el t?rmino BUENAS. Es inteligente comprender los procesos de las fuerzas involutivas pero resulta est?pido condenarlas con el t?rmino de MALAS.

Y tu, estas seguro de que sigues lo correcto para alcanzar el bien com?n de este pa?s?
Publicado por nelsons @ 5:46  | Politica
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 27 de junio de 2006 | 13:01
ya desde tiempos inmemoriales el hombre ha tratado de en-
tender el mal y ha invocado a su jucio a razonamientos desde el demiurgo pasando por satanas y terminado con los economistas e imperialistas como la personificacion y origen del mal lo que siempre ha faltado es la vision de tolerancia a lo que no entedemos y nos vemos en un panorama igual que domina el rumbo de nuestra trizte especie humana
avanza tecnologicamente pero a nivel por lo que entendemos
coma las mas altas aspiraciones humanas como la paz,armoni
a sigue igual o peor que hace 2000 a?os la actitud anti social siempre existira pero el abuso sitematizado habra
que luchar por erradicarlo