Jueves, 26 de enero de 2006
Una historia cotidiana.

Ven?a sobre la Alameda Manuel Enrique Araujo, del centro hacia Santa Tecla. El tr?fico ni muy pesado, ni muy suave, o sea normal. Era t?pico de la hora, entre las ocho y media y las nueve de la ma?ana.
Imagen

Me llam? la atenci?n que en el camell?n de en medio, que divide los dos sentidos de la avenida estaba un joven de no mas de treinta a?os en una silla de ruedas. No Parec?a limosnero, pero no me explico que hac?a, simplemente ten?a la mirada perdida, so?ando despierto.

Una joven de no mas de 25 a?os caminaba por el camell?n en direcci?n hacia ?l. En la medida en que se acercaba disminu?a el paso hasta acerc?rsele suavemente. Pos? su mano cari?osa en su hombro, ?l sali? de su sue?o y la mir?. Ambos cruzaron una sonrisa de amistad. Ella palme? su hombro y con mucho disimulo puso un billete en sus manos. Le sonri? nuevamente, le palme? el hombro por ultima vez. ?l respondi? con otra sonrisa, tom? el billete y lo escondi? en su bolsa.
Imagen
Ella se atraves? la calle, continuaba su camino. El sem?foro tambi?n cambiaba de color y yo continuaba mi marcha. Cuando pas? frente al joven en su silla de ruedas, todav?a manten?a la sonrisa, pero los ojos los ten?a h?medos y una l?grima estaba a punto de rodar por su mej?a.

Era la amistad, que todav?a nos asalta de vez en cuando, y nos deja un peque?o mensaje, al menos para reflexionar un rato. O para escribir algunos p?rrafos.

Ayutuxtepeque, 24 de Enero de 2006.
Publicado por JJmar @ 7:10  | Educacion y Cultura
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 26 de enero de 2006 | 7:45
Cosas como la que narras son las que hacen que despues de todo valga la pena vivir.
Publicado por Invitado
Jueves, 26 de enero de 2006 | 11:45
Ponerle una sonrisa en los labios a cualquier persona tiene un valor incalculable.

En esta vida, nadie esta solo!! Siempre hay alquien que este pendiente de TI

Gi?o
Publicado por Invitado
Jueves, 01 de mayo de 2008 | 11:16
BABOSO