Lunes, 12 de diciembre de 2005
Imagen

Ha muerto el padre Jon Cortina, asi lo confirm? hoy la prensa, el padre Cortina era un sacerdote jesuita director de Pro B?squeda, una organizaci?n que se dedica a reunir familias separadas por la guerra civil salvadore?a.
El padre Cortina naci? en Bilbao, espa?a en 1934, luego de ordenarse como sacerdote jesuita, fu? enviado a el Salvador en 1955.
Era licenciado en filosof?a, humanidades y doctor en ingenier?a civil. Mientras ejerci? su sacerdocio, ayud? a las comunidades en el dise?o y constgrucci?n puentes y urbanizaciones.
Durante los a?os 70 estuvo de parroco en Aguilares junto al padre Rutilio Grande que era amigo personal de Mose?or Arnulfo Romero y que muri? asesinado por fuerzas paramilitares junto a otros acompa?antes.
De este hecho se extrae el siguiente relato:


EL ENTIERRO DE RUTILIOImagen

Ser?a el d?a 14. Anocheciendo el d?a 13, Monse?or Romero nos llam? de urgencia a su oficina.

-Necesito que vayan ahora mismo a Aguilares a arreglar lo de las tumbas. Quiero que los tres queden enterrados juntos en la iglesia de El Paisnal, Rutilio en el centro, y que las fosas me las cubran todas de ladrillo, de arriba a abajo...

-Usted manda, Monse?or...

-Pero deben ir ahora mismo, para que todo est? listo para ma?ana.

?Ahora mismo? Aguilares estaba totalmente militarizado a esas horas de la noche. Nos vio tal vez la cara de miedo, pero qu? va a ser, sigui? pidi?ndonos favores...

-Tambi?n quiero que ustedes hablen esta misma noche con los comandantes...

??Con los comandantes?!
-S?, s?, busquen a los dirigentes comandantes guerrilleros de las organizaciones de por ah? y vean de convencerlos para que no vayan a volantear propaganda durante la misa. D?ganles que yo les pido que no conviertan el entierro en un acto pol?tico.

?M?s grave el volado! ?A aquellas horas de la noche ir a buscar "comandantes"!

-C?mo no, Monse?or...

?Ah? nos matan!, nos dijimos Jon Cortina y yo al salir de su despacho. Y nos fuimos decididos a que nos mataran.

Llegamos a Aguilares a medianoche, aquello verdeaba de uniformes. De primeras, buscamos a un hermano de Rutilio.

-?Vos conoc?s a estas horas algunos alba?iles que nos puedan abrir las fosas para el entierro de ma?ana?

Conoc?a. Estaba tambi?n la otra tarea, la de localizar "comandantes"...

-Yo s? por d?nde andan -nos dijo ?l.

Nos fuimos hacia El Paisnal. A la salida y a la entrada de Aguilares, nos pararon los guardias. Nos toc? pasar varias veces esa noche por el mismo lugar donde horas antes hab?an matado a Rutilio.

Empezamos por lo de cavar las fosas... Duro, pues. Con los a?os tuvimos que abrir tantas otras, pero aquella era para enterrar a Tilo y a?n no est?bamos acostumbrados a semejantes tristezas...

Los alba?iles iban ligero, les adelantamos alg?n pisto y nos fuimos a cumplir la otra tarea, la m?s tremebunda.

Santo Dios, andando como dos horas por aquellas oscuranas, subiendo y bajando montes... Hasta que encontramos a unos compas. Yo no s? si ser?an comandantes, pero hablaban con autoridad y algo deb?an ser. Les explicamos lo que mandaba a decir Monse?or Romero. Fue una discutidera. Ellos pensaban volantear, c?mo no, si era el primer sacerdote asesinado en el pa?s y era adem?s Rutilio, al que estimaban tanto.

-Ustedes volantean y despu?s se pueden esconder, pero la gente queda aqu? y luego los de ORDEN vienen a matarlos -les dec?amos nosotros
-?Pero nosotros tenemos que expresar lo que el pueblo siente! -nos dec?an ellos.

Aquello se alargaba. Para ellos no pesaba nada la autoridad de Monse?or Romero. Les era un desconocido... o peor, un usurpador del cargo que muchos de ellos tambi?n hab?an deseado para Monse?or Rivera. Al final se convencieron: durante la misa y el entierro, nada de propaganda pol?tica.

-?Pero cuando echen la bendici?n final, ah? somos libres de volantear! -dijeron decididos.

Hecha la negociaci?n, subimos montes, bajamos montes, desanduvimos caminos y ya amanecido est?bamos de regreso en San Salvador.

Me toc? entonces ir corriendo a dar a hacer las l?pidas de m?rmol que se iban a colocar sobre las tumbas. Cerca del cementerio est?n los artesanos que hacen todas esas cosas f?nebres.

-?Qu? nombres quiere grabar usted en las l?pidas? -me dice el primero al que me acerqu?.


Le ense?? el papelito con los tres nombres...
-?Rutilio Grande? ?Ay no, maistro, lo siento mucho!

En otro taller lo mismo y en otro y en otro. Nadie quer?a grabar aquellas l?pidas. Ten?an miedo, ten?an p?nico.

-Pero si es una cosa as?, peque?ita... D?game, ?qui?n se lo va ver?

Nadie quer?a. Hasta entrando por un recodo all?aaa al fondo, medio escondido, encontr? a un se?or, pelo chirizo, que fue el ?nico dispuesto.

-Pero, por favor, no se lo diga a nadie... ?Y se lo hago sin factura!

Misi?n cumplida, pues. Casi empezaba la misa de cuerpo presente en Catedral.

(Antonio Fern?ndez Ib??ez)

Imagen
Misa en Catedral por Rutilio Grande - 1977

La muerte de Rutilio grande caus? un impacto profundo en la forma de ser de Monse?or Romero, tanto que muchos cat?licos afirman que ahi fue tocado por el Esp?ritu Santo dandole una direcci?n a su vida que lo llevar?a a?os despues a su martirio en la capilla del Hospital Divina Providencia.....

Muri? el padre jon Cortina ejemplo de pastor entregado a su reba?o.

http://www.diariocolatino.com/nacionales/detalles.asp?NewsID=10421
Publicado por hunnapuh @ 17:05  | Situacion Actual
Comentarios (3)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 13 de marzo de 2006 | 22:50
Mi comentario no necesita nombre. El Esp?ritu sopla donde quiere y no se sabe de donde viene ni adonde va. Jon Cortina, Rutilio Grande, Mart?n Bar?, Montes, Ellacur?a, L?pez.... Rueguen por nosotros. Que su sangre nos unifique como granos de la misma mazorca. Que los cristianos no seamos cohetes de solo mirar para arriba y no hacia los lados.Amen.
Publicado por Ignacio
Lunes, 12 de marzo de 2007 | 2:49
Despues de 30 anos del asesinato de Rutilio, las fuerzas satanicas no han podido detener el proceso de liberacion del pueblo salvadoreno. Las muertes de los martires jesuitas, la de Monsenor Romero y todos los sacerdotes y laicos abonan y vitalizan el espiritu nuestro para no desmayar. Amen
Publicado por Invitado
S?bado, 07 de abril de 2007 | 20:39
EL MARTIRIO O MEJOR DICHO LA SANTIDAD DE ROMERO NOS COBIJA EN LOS MOMENTOS M?S DIF?CILES DE NUESTROS PUEBLOS ES POR ESO QUE ?L ES UN MARTIR SANTO, EN LA ANT?GUA ROMA BASTABA EL MARTIRIO PARA SER DECLARADO SANTO, EN CAMBIO HAY TRES DEMONIOS QUE YA EST?N PAGANDO SUS CR?MENES EN EL INFIERNO, SI VIVIERA DANTE EN ESTA ?POCA LOS HUBIERA VISTO EN ALGUNA PAILA DE ESE LUGAR ESTOS SON REAGAN, SOMOZA Y PINOCHET, EST?N OBSERVANDO A RUTILIO Y A ROMERO QUE EST?N JUNTO A DIOS Y QUIEREN QUE SE LES MOJE SI QUIERA UN DEDO CON AGUA PERO NO HAY COMO ELLOS EN VIDA TEN?AN LOS LIBROS SAGRADOS DONDE HAY UN MANDAMIENTO QUE DICE "NO MATAR" ENTONCES EST?N PENANDO SUS CULPAS, LOS MISMO PASA CON EL PRINCIPAL ASESINO INTELECTUAL DE MONSE?OR COMO FUE ROBERTO D'Aubuisson QUE QUIERE COMUNICARSE CON SUS FAMILIARES PARA DECIRLES LO QUE EST? PENANDO PERO YA NADIE LE OYE EST?N QUEM?NDOSE, MIENTRAS ROMERO EST? EN EL CIELO CONVERSANDO CON DIOS Y AYUDADANDO A SU PUEBLO TAL Y COMO LO HIZO EN VIDA.

PAUL