S?bado, 27 de agosto de 2005
El Tratado de Libre Comercio de EUA, Centroam?rica y Rep?blica Dominicana, acerc?ndonos a su conocimiento.
Imagen

En dos comentarios anteriores, en que nos hemos referido a la reciente aprobaci?n del Tratado de Libre Comercio de EUA con Centroam?rica y Rep?blica Dominicana, hemos se?alado que uno de los problemas es el desconocimiento de su contenido y el debate excesivamente polarizado e ideol?gizado que aporta muy poco a su conocimiento y entendimiento concreto. En estas l?neas pretendo explicar algunos elementos generales de tipo hist?rico que nos acerquen a su comprensi?n.

Comenzaremos por se?alar que todos los Tratados de Libre Comercio (TLC) pretenden dinamizar y aumentar el comercio entre los pa?ses que los suscriben, estableciendo reglas claras para el intercambio comercial. Es decir que son instrumentos de la actividad econ?mica. En un TLC definimos que queremos comprar y que queremos vender, as? como bajo que reglas haremos el intercambio al o a los pa?ses con los que suscribimos el convenio.

Lo anterior significa que previo al acuerdo, cada pa?s debe saber que pretende vender y comprar. Debe conocer su legislaci?n, especialmente la que regula esta materia, as? como la legislaci?n de los pa?ses con los cuales firmar? el convenio y las condiciones concretas de los sectores productivos, comerciales o financieros que se involucrar?n en los procesos.

En el caso de Centroam?rica, a lo largo de nuestra historia, hemos buscado la integraci?n regional, para ello hemos firmado m?ltiples acuerdos de integraci?n pol?tica y econ?mica. Baste se?alar que ente 1840 y 1940, los centroamericanos firmamos unos veinte acuerdos de libre comercio y otros diecisiete de integraci?n pol?tica. Es decir que cuando hablamos de TLC, no estamos frente a un fen?meno nuevo en el pa?s o en la regi?n. Tenemos una experiencia acumulada, tanto en la direcci?n econ?mica como en la pol?tica.
Imagen

Modernamente estos procesos de integraci?n pol?tica y econ?mica los iniciamos en la d?cada de los cincuenta cuando naci? la Organizaci?n de los Estados Centroamericanos (ODECA) y en 1960 con la firma del Tratado General de Integraci?n Econ?mica Centroamericana. Esta motivaci?n econ?mica que naci? en los sesenta, se mantuvo hasta mediados de los a?os ochenta, en que la profunda crisis, econ?mica, pol?tica y social que asolaba la regi?n y amenazaba con la regionalizaci?n de los conflictos armados existentes, oblig? a retomar los causes pol?ticos e imprimir cambios econ?micos.

Es a partir de la d?cada de los ochenta en que se firman los primeros convenios de la regi?n con los EUA. En 1983 se establece la Iniciativa de la Cuenca del Caribe (ICC) que permite a los pa?ses centroamericanos exportar mercanc?as a los EUA sin pagar aranceles. Esto se basaba en una idea, ahora considerada cl?sica, de las teor?as de desarrollo de la ?poca, que consideraba que era mejor privilegiar el intercambio comercial frente a la cooperaci?n. Esta idea se hab?a generalizado luego de haber sido aplicada exitosamente en la reconstrucci?n europea, despu?s de la Segunda guerra Mundial.

En esta misma ?poca se celebraron las famosas reuniones de los Presidentes de Centroam?rica conocidas como Esquipulas I y II. Ac? surgi? una nueva racionalidad pol?tica, una nueva visi?n integral del proceso de integraci?n regional, que de alguna manera se mantiene hasta la actualidad, aunque con menos fuerza debido al aumento de la importancia de las agendas econ?micas de los pa?ses de la regi?n e internacional.
Imagen
Esquipulas

La ICC brind? importantes aportes a las econom?as centroamericanas, pues permiti? el aumento y la diversificaci?n de exportaciones no tradicionales; Los nuevos empresarios vinculados al comercio modernizaron su mentalidad exportadora y se intensific? el comercio entre la regi?n centroamericana y el caribe con los EUA. Adem?s la regi?n inici? la apertura de comercio con terceros pa?ses.

Para desarrollar el comercio, nuestros pa?ses van desmantelando la estructura arancelaria, de esta manera desaparece el principal instrumento de protecci?n de nuestra planta productiva, que exist?a en esa ?poca. Los aranceles comunes centroamericanos bajan en este per?odo de un promedio del 15% al 5%, con el consabido impacto en la recaudaci?n fiscal. As? va desapareciendo el anterior modelo de desarrollo basado en la sustituci?n de importaciones y de promoci?n de agro exportaciones tradicionales.

Es en este contexto, en que entramos a la d?cada de los noventa, en la cual se va desactivando la grave crisis regional de los ochenta, a partir de la culminaci?n de exitosos procesos de negociaci?n pol?tica entre los actores confrontados. Pero es tambi?n en esta d?cada cuando nuestros pa?ses sienten con mayor fuerza el impacto del proceso mundial de globalizaci?n.

Es tambi?n en los noventa cuando se produce un fen?meno econ?mico de alcance mundial. Nace la Organizaci?n Mundial del Comercio (OMC), este era un sue?o no realizado por los pa?ses capitalistas desarrollados desde la Segunda Guerra Mundial. Con el nacimiento de la OMC culmina el mecanismo transitorio creado en 1948, que conoc?amos como GATT. El nacimiento de la OMC, acelera los procesos de globalizaci?n comercial a escala planetaria y convierte los Tratados de Libre Comercio en los instrumentos comerciales de ultima generaci?n que pasan a ser un v?nculo estrat?gico con las nuevas realidades econ?micas.
Imagen

En la d?cada de los noventa, nuestro proceso de integraci?n regional adquiere nuevos br?os y se revitaliza. En 1990, los Presidentes centroamericanos acuerdan el Plan de Acci?n Econ?mica para Centroam?rica (PAECA), con el cual se pretend?a retomar la integraci?n econ?mica de la regi?n al mas alto nivel pol?tico, adoptando una visi?n de gesti?n macroecon?mica y de regionalismo abierto.

En el a?o de 1991(Octubre) nace el Parlamento Centroamericano (PARLACEN) que se presenta como una novedad, al estilo de la Uni?n Europea. Adem?s es el ?nico organismo regional electo por los pueblos en elecciones generales por pa?s. Lamentablemente el car?cter estrictamente consultivo del PARLACEN, no le ha permitido su satisfactorio desarrollo y se est? convirtiendo en un elefante blanco, que es necesario revitalizar, y se podr?a comenzar d?ndole iniciativa de ley en todos los pa?ses de la regi?n en materia de integraci?n.

En 1992 nace la Corte Centroamericana de Justicia. En 1993 se suscribe el Protocolo de Guatemala al Tratado General de Integraci?n Econ?mica Centroamericana que hab?a surgido en 1960, pero con una visi?n eminentemente econ?mica, dando as? una visi?n integral del proceso. Nueve meses antes del Tratado General, Guatemala, El Salvador y Honduras, hab?an firmado el acuerdo conocido como el Tripartito del Norte, donde garantizaban la libre circulaci?n de personas, bienes y capitales entre los tres pa?ses.

Como podemos observar, los primeros a?os de la d?cada de los noventa fueron de una intensa actividad de integraci?n regional. Se produc?an veloces cambios en la historia de Centroam?rica, que de alguna manera estaban ligados a la nueva din?mica econ?mica mundial.

Es en este per?odo donde comienzan a pesar las limitaciones que ten?a el ICC firmado con EUA. Si bien hab?a tra?do los beneficios antes se?alados y hab?a permitido a peque?os empresarios volverse exportadores de nuevos productos y en algunos casos, abandonar la econom?a agr?cola de subsistencia, ten?a serias deficiencias que comenzaban a afectar el desarrollo del comercio. El ICC era en el fondo un instrumento unilateral de EUA, quien ten?a prerrogativas de revocatoria o suspensi?n temporal de las exportaciones de nuestros pa?ses hacia EUA. Esto imped?a que se alcanzaran plenamente sus beneficios. Pero adem?s generaba incertidumbre, y esta paralizaba nuevos negocios y nuevas inversiones locales. Hab?a por tanto, poca claridad y seguridad en las reglas, lo cual generaba desconfianza en el largo plazo.

Se presentaron m?ltiples problemas por medidas arbitrarias que golpeaban las exportaciones de nuestros pa?ses, en muchos casos hubieron cuantiosas perdidas en empresas que exportaban productos perecederos. Hab?an empresas (Vestuario y textiles) que prefer?an pagar aranceles para obviar la inflexibilidad de ciertas reglas del acuerdo. Aunque tambi?n hay que reconocer que en el 2000 se acordaron la ampliaci?n de ciertas reglas, dando beneficios mutuos.

Por ello podr?amos considerar el ICC como un antecedente reciente del Tratado de Libre Comercio de EUA con CA y Rep?blica Dominicana.

Culminamos ac? la parte hist?rica, que aunque incompleta, puede darnos una visi?n de los antecedentes del TLC y acercarnos a su mejor conocimiento. Ojal? podamos mas adelante continuar con este tema.

Ayutuxtepeque, S?bado, 27 de Agosto de 2005.
Publicado por JJmar @ 16:00  | Situacion Actual
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 06 de mayo de 2012 | 12:55
Quiero saber cual es el estado actual de la economía de Republica Dominicana