Mi?rcoles, 27 de julio de 2005
Despues del ?ltimo Art?culo de JJMAR solo queda poner como ep?logo este bello poema de Oswaldo Escobar Velado.

Con el permiso de Demander.

PAR?BOLA DE LO QUE ES HABLAR DEL NI?O

Hablar del Ni?o es pronunciar la tierra.
La tierra alta y llena de campanas
para olvidar la guerra.

Es como hablar de aromas de manzanas.
Como encontrar la fiesta verdadera
en la sonoridad de las ma?anas.

Es como aprisionar la primavera
sin dejarla escapar de los rosales.
Asirla fuerte y conservarla entera.

Es retener la miel de los panales.
La m?sica redonda de los nidos.
Es como hablar a Dios con los ideales.

Es abolir los hombres perseguidos.
Hacer y levantar todo el futuro.
Es como hablar a Dios con los sentidos.

Hablar del Ni?o es olvidar lo oscuro,
y tomar la verdad iluminada
por el perfume de su nardo puro.

Es levantar con fuerza agigantada
su bandera de ni?o sorprendido
ante un mundo de sangre huracanada.

Hacer que el campo cante conmovido
su cosecha, su fiesta y su estatura.
Y que duerma la p?lvora su olvido.

Que la ciudad se llene de blancura
con palomas de alas musicales
y con himnos venidos de la altura

Con palomas de paz y de rosales.
Con palomas de nardos requeridos.
Es como hablar a Dios con los sentidos.
Es como hablar a Dios con los ideales.

Es olvidar los llantos conmovidos.
Hacer que los claveles de la risa
iluminen el d?a enrojecidos.

Hablar del Ni?o es huir de la ceniza.
De la muerte que es sombra destituida
por el ?ngel del beso y la sonrisa.

Es quitar hambre de su boca herida.
Es borrar penas del rostro adolescente.
Que su mano temblando ya no pida.

Es darle al ni?o luz para su frente.
Hacer su vida luminosa y clara.
Soltar sus golondrinas en torrente.

Ver la dicha subi?ndole a la cara.
Y sentirlo feliz con la ambros?a
del verso que por ?l hoy se acitara.

Es detener el milagroso d?a
de la felicidad y del contento.
Es como hablar a Dios con alegr?a.

Es como aprisionar el sol y el viento.
La mies del campo, la m?sica que danza
en mariposas de contentamiento.

So?ar los d?as claros de bonanza.
Los altos horizontes de una sierra.
Es como hablar a Dios con esperanza.

Arar el campo y suprimir la guerra.
Tomar una campana y que su aroma
sonore sus claveles en la tierra.

Abrir el pecho azul de una paloma.
Tomar un lirio, angelicar la rosa
y embriagarnos el alma en su redoma.

Abrir una ventana rumorosa
para que el sol en ella se revierta
con sus alas de tenue mariposa.

Platicar con la aurora que despierta,
sobre las golondrinas del verano.
Olvidarse de tanta cosa muerta.

Traer el mar entero en una mano.
Y darle al ni?o el mar para su gozo
hasta cansar su coraz?n temprano.

Es como hablar a Dios con alborozo.
Hablar con alegr?a y dar la idea
de que el mundo es azul para el retozo.

Es hacer que se olvide la pelea.
Que el ?ngel de la paz encienda rosas.
Y que en la tierra amarga de Corea
vuelen de los fusiles mariposas.


OSWALDO ESCOBAR VELADO
(1919-1961)

Publicado por hunnapuh @ 17:00  | Poemas y otras hierbas
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 23 de octubre de 2007 | 18:36
:me parese que es muy especial y como me gustaria tener todas las ideas y creatividades que ustedes tienen los felicito por su exito y que sigan haciAmorAmor