S?bado, 25 de junio de 2005
La confianza en nosotros y la salud.
Imagen

En el comentario anterior se?alaba la importancia de que ganemos confianza en nosotros mismos, y daba algunas disparatadas ideas de c?mo conseguirlo. Para seguir martillando en el tema les expongo a continuaci?n algunas reflexiones sobre como esta puede afectar positiva o negativamente, nuestra salud.

Al ir ganando confianza en nosotros mismos, los miedos y temores van desapareciendo poco a poco, vamos venciendo la timidez y ganando seguridad. Esto nos har? sentirnos mas liberados, veremos como hemos roto cadenas que antes nos ten?an atados y nos volveremos mas tranquilos.

Para mi (Aclaro nuevamente que no soy psic?logo) el primer s?ntoma del cambio es cuando comenzamos a re?rnos de nosotros mismos. Cuando de pronto decimos ?Qu? pendejo fui en tal ocasi?n? y nos re?mos solos. Esto no es un s?ntoma de locura ni de enfermedad mental, aunque los que nos vean as? lo crean, es todo lo contrario, es el primer s?ntoma de salud mental.

Todos en la vida cometemos errores y hacemos pendejadas, algunos pasan la vida avergonzados de lo que hicieron y su timidez es por miedo a repetirlas. Otros aprendemos a re?rnos de ellas, pues solo el que no hace nada es el que no se equivoca.

El miedo a equivocarnos nos vuelve pesimistas, creemos que todo nos puede salir mal, y nos volvemos feligreses de Murphy, que se?ala ?Que todo lo malo que nos pueda suceder, de seguro pasar? y que cree que ?nunca nada es tan malo que no pueda empeorar.? Los pesimistas creen que si un d?a naufragan con tres mujeres en una isla desierta, una de ellas ser? su mujer.
Imagen
Est? comprobado cient?ficamente que el pesimismo, resultado de los miedos, temores e inseguridades, afecta negativamente nuestro sistema inmunol?gico, es decir que nos volvemos mas f?cil presa de cualquier enfermedad. Adem?s nos volvemos mas proclives a sufrir un accidente (confirmando as? las Leyes de Murphy).

Basta con que observemos a cualquier amigo pesimista que tengamos, siempre andan enfermos, cuando no tienen catarro, tienen migra?a, o tienen diarrea. Adem?s les ocurre con frecuencia cualquier tipo de accidentes o percances, a menudo se caen, se queman la lengua con caf? caliente, se deslizan en una c?scara de pl?tano, los muerde el perro del vecino, se machucan el dedo intentando poner un clavo en la pared (para colgar el retrato de su suegra). Lo que no les pasa, les sucede. A nadie le gusta platicar con ellos porque solo de calamidades y desgracias hablan.
Imagen
Mejor me como un gusanito...

En cambio, si vemos a los optimistas y seguros, andan rebosantes de salud, ?no les entra polilla?, nunca les pasa nada malo, pareciera que la vida les sonr?e a cada momento. Se r?en de las vicisitudes de la vida. Pero adem?s, es agradable conversar con ellos, su optimismo nos contagia. En el fondo hasta los envidiamos.

Pero eso no significa que los optimistas no se enfermen nunca, o nunca les pase nada malo. Ellos son seres humanos como nosotros, tienen sus achaques y sus problemas. La diferencia est? en la forma de enfrentar los problemas. Para ellos cada problema o dificultad es un reto y una oportunidad de mejorar, para el pesimista significan la muerte. Es muy com?n el ejemplo de c?mo vemos el vaso, medio vac?o o medio lleno, pero lo seguro es que es el optimista quien se lo toma, y descubre que ten?a un buen ron.

La clave de todo est? en que aprendamos a identificar y desafiar los pensamientos negativos, buscar una forma mas positiva de explicarnos los acontecimientos, y buscar soluciones posibles para los problemas. Esta es la base para comenzar a tener una actitud positiva ante la vida, que sin duda nos dar? mas posibilidades de tener bienestar, salud y ?xito.

Es importante que entendamos que al cambiar nuestra actitud frente a la vida, podremos influir mas positivamente en los acontecimientos que est?n por venir y que no sabemos en que consisten, porque nadie puede predecir el futuro.
Imagen
Haras un viaje....a Mariona

Las estructuras de poder en la sociedad promueven la inseguridad y los temores, pues les conviene el ciudadano pasivo, que no protesta y solo agacha la cabeza. Les da miedo que protestemos cuando nos aumentan el costo de la luz el?ctrica o cuando tiran a cientos de empleados a la calle. Una poblaci?n temerosa es v?ctima de todas las injusticias posibles.

El optimista no se deja joder tan f?cilmente, hace valer su opini?n, act?a frente a los problemas, es mas asertivo. Al final casi siempre se sale con la suya. Tengo un amigo que hace algunos a?os fue despedido injustamente de una gran y poderosa empresa. ?l con valor e inteligencia les meti? pleito en un juzgado laboral, despu?s de varios meses de habilidosa, paciente y tesonera lucha legal, les gan? el juicio. La gran empresa tuvo que darle una jugosa indemnizaci?n y pagarle aparte da?os y costas, con lo cual le sali? gratis el abogado. Ahora tiene una bonita empresa que inici? con los fondos que le dieron. Pas? de ser empleado a ser empresario. El despido fue la gran oportunidad de mejorar su vida.

Posiblemente alg?n d?a, el optimismo lo vendan en c?psulas en las farmacias (con sabores de menta, vainilla y eucalipto), pero mientras ese d?a llega, tenemos que hacer un esfuerzo por lograrlo. Comencemos por hacer un poco de ejercicio, aprendamos alguna t?cnica de relajaci?n, tengamos buen humor y eduquemos nuestra mente. Esa disfunci?n er?ctil puede ser por disfunci?n mental.

Hay una frase popular que dice que ?querer es poder?, por supuesto pong?monos metas realistas. Yo pensaba que el d?a de mi cumplea?os, Hunnapuh y Demander me regalar?an un Mercedes Benz ultimo modelo, con la Pamela Anderson adentro, pero eso no sucedi?.

Imagen
Happy Birthday... jjmar!

No olvidemos la famosa frase de los griegos, ?mente sana en cuerpo sano?. Mente y cuerpo son una unidad indisoluble, no son como los matrimonios modernos. Adelante y tratemos de comenzar a cambiar este d?a.

San Salvador, Viernes, 24 de Junio de 2005.
Publicado por JJmar @ 9:01  | Educacion y Cultura
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios