Domingo, 12 de junio de 2005
Bolivia en su laberinto de crisis.
Imagen

La noticia latinoamericana mas destacada quiz?s sea la situaci?n de Bolivia. En menos de dos a?os, un segundo Presidente ha renunciado y un tercero acaba de tomar posesi?n. Los medios de comunicaci?n destacan el problema de los hidrocarburos y la nueva ley que pretend?a regular su explotaci?n como la causa principal de la renuncia. Talvez sea correcto, pero la realidad boliviana se ha vuelto muy compleja al grado que pareciera un laberinto sin salida que amenaza con una guerra civil y la divisi?n del pa?s.

Despu?s de Venezuela, Bolivia tiene la mayor reserva de gas natural de Am?rica Latina, calculada en 53 trillones de pies c?bicos. Y se considera la ?ltima oportunidad que tiene ese pa?s para superar sus graves problemas sociales y econ?micos.

En 1996, el Presidente Gonzalo S?nchez de Losada, privatiz? de hecho el recurso energ?tico cuando permiti? a las transnacionales la explotaci?n del gas. Inmediatamente acudieron la empresa espa?ola Repsol, la brasile?a Petrobras, la francesa Total, la estadounidense Exxon, las brit?nicas British Petroleum y British Gas , entre otras. Las cuales firmaron unos setenta contratos con el Estado boliviano para la explotaci?n del recurso natural.
Imagen
Asi es la tajada que me toca
La privatizaci?n gener? descontento social, debido a los bajos ingresos que Bolivia recibir?a a cambio. Pero la situaci?n se comenz? a volver explosiva cuando en el 2002 las empresas espa?olas y brit?nicas fundaron un consorcio, que de manera conjunta exportar?an el gas a los EUA y M?xico.

Este proyecto inclu?a un gasoducto y plantas para licuar el gas en Chile, tambi?n el uso de un puerto chileno para su exportaci?n. Ac? fue donde explot? el sentimiento nacionalista de los bolivianos. En el a?o de 1879, hubo una guerra entre Chile y Bolivia, en la cual este ?ltimo perdi? su acceso al mar que qued? como territorio chileno. Adem?s los Bolivianos tuvieron otra guerra con su vecina Paraguay, disput?ndose las tierras donde ahora se encuentra esta riqueza natural.
Imagen
El recuerdo doloroso de estas dos guerras, encendi? los sentimientos, las protestas populares se extendieron y llevaron a la renuncia al presidente S?nchez de Losada en octubre del 2003. En ese momento explot? un polvor?n que tiene convulsionada a Bolivia hasta estos d?as.

Pero el problema boliviano era mas complicado que la mera situaci?n del gas, detr?s estaba la pobreza acumulada, las grandes migraciones del campo a las ciudades, el desempleo creciente, en una sola frase el modelo econ?mico implementado desde hace dos d?cadas entraba en crisis.

En 1985 se inici? en Bolivia un proceso de grandes consensos pol?ticos entre las ?lites de poder econ?mico y los partidos pol?ticos. Acordaron la implementaci?n de la econom?a de mercado, un programa de reformas sociales, pol?ticas de corte liberal para modernizar el Estado y alianzas en el Congreso para garantizar la gobernabilidad.

Estos consensos se comenzaron a debilitar a lo largo de la d?cada de los 90 cuando no produjeron los resultados esperados de desarrollo y estabilidad econ?mica y reducci?n significativa de la pobreza. Por ello, al estallar la crisis de octubre del 2003, tambi?n estaba a la base un modelo fracasado. Casi dos d?cadas de econom?a de mercado solo hab?an enriquecido a una peque?a ?lite.

Pero adem?s, estas dos d?cadas dividieron al pa?s. Por una parte una Bolivia mas pr?spera, la de los llanos, ubicada en el oriente y sur del pa?s con una econom?a basada en la agroindustria y con todo el potencial de los hidrocarburos. Por otra parte, la Bolivia del altiplano, pobre, con una econom?a basada en la agricultura de subsistencia y en la miner?a, que ha venido en crisis al menos desde 1980 cuando la ca?da de los precios del esta?o tir? al desempleo a 25,000 obreros.

Lo mas grave es que estas ?dos Bolivias? tienen visiones diferentes de cual debe ser el futuro de su pa?s.

La Bolivia de los llanos, desde la ciudad de Santa Cruz, la cuarta en importancia poblacional, dirigida por una ?lite de comit?s empresariales y agroindustriales con el apoyo de las transnacionales y con un important?simo apoyo popular local, se oponen a la nacionalizaci?n de los recursos energ?ticos. Exigen para ellos buena parte de los beneficios de los recursos del gas natural, que se encuentra en su territorio y demandan la autonom?a regional.

Han convocado a un refer?ndum auton?mico para el 12 de agosto, se?alando que lo llevar?n a cabo a?n sin el consentimiento del gobierno. De esta forma buscan legitimar y dar fuerza a sus demandas.
Imagen
La Bolivia del altiplano, con sus enormes contingentes de masas empobrecidas, representadas por una multiplicidad de agrupaciones pol?ticas y sociales, con poca coordinaci?n entre ellas; exigen la nacionalizaci?n del gas natural, asegurar una distribuci?n mas equitativa de la riqueza y reformas a la Constituci?n para dar mas derechos a la poblaci?n ind?gena que constituye el 90% del pa?s.

Ven con mucha desconfianza las exigencias de autonom?a de Santa Cruz, Las consideran demandas de la oligarqu?a econ?mica, para mantener sus privilegios, apoderarse de las riquezas naturales y finalmente separarse del pa?s.

Uno de los sectores mas radicalizados proviene de El Alto, una meseta a pocos kil?metros de la paz, donde viven unas 750,000 personas en situaci?n de extrema pobreza. Muchos de ellos llegaron all? huyendo de las condiciones de miseria que impera en las zonas rurales. Constituyen la inmensa masa que participa en las protestas de La Paz (la capital del pa?s) y fueron un factor determinante en la renuncia de S?nchez de Losada en el 2003.

Otro importante sector es el Movimiento al Socialismo (MAS), dirigido por el famoso l?der cocalero Evo Morales, originario de la regi?n de Chapare en el centro de Bolivia. El MAS fue el segundo partido con mas votaci?n en las elecciones del 2002. Aunque Evo Morales es menos radical que los sectores de El Alto, no es bien visto por los EUA, pues se opone a cualquier intervenci?n de los EUA, especialmente en la erradicaci?n de las plantaciones de coca.
Imagen
Evo Morales

Tambi?n son claves los grupos ind?genas, especialmente los de la zona del altiplano. Ac? se destaca el l?der Felipe Quispe, ind?gena Ayumara, promueve la formaci?n de un Estado Ayumara, est? en contra de la ?lite blanca que dirige Bolivia y su partido el Movimiento Indigenista Pachakuti tiene seis puestos en el Congreso.

La Confederaci?n Obrera de Bolivia (COB) es otro de los sectores sociales importantes aunque han perdido fuerza, por el creciente desempleo sufrido en las ?ltimas d?cadas en el pa?s y el golpe de la ca?da de los precios del esta?o.
Imagen
Felipe Quispe - Somos la republica Ayumara
Esta es la situaci?n que tiene a Bolivia al borde de una guerra civil, y el contexto en que toma posesi?n el nuevo Presidente Eduardo Rodr?guez. Lo cual da una idea de la magnitud de la tarea que debe emprender.

Seg?n la Constituci?n de Bolivia, el nuevo presidente debe convocar a elecciones en 150 d?as. Pero estas elecciones son solo para elegir Presidente y Vicepresidente del pa?s. Constitucionalmente no procede todav?a la elecci?n del Congreso, pues culmina su per?odo en 2007.

El parlamento ha perdido credibilidad, est? desprestigiado y ya no responde a la correlaci?n pol?tica actual. Por tanto es parte de la situaci?n de crisis y no factor de soluci?n a esta.

No hay soluci?n f?cil ni simple para esta compleja crisis. En ciento cincuenta d?as que faltan para que hayan elecciones muy poco puede hacerse. Pero se pueden sentar las bases fundamentales para iniciar el proceso de soluci?n de la crisis.

Un primer paso podr?a ser la b?squeda de que hallan tambi?n elecciones para el Congreso, de manera que este poder del Estado pueda ser renovado y refleje la nueva correlaci?n pol?tica existente en el pa?s.

El presidente debe iniciar de inmediato la elaboraci?n de una propuesta nacional que unifique a Bolivia. Donde se aborde el problema de sus recursos naturales, donde se aborde el nuevo modelo de desarrollo econ?mico que debe implementarse en los pr?ximos a?os, donde se plantee una profunda reforma pol?tica del Estado Boliviano y su Sistema de Partidos. Estos como puntos importantes, pero a lo mejor no los ?nicos.

El nuevo gobierno debe ser generador de confianzas para ganar la suficiente autoridad, para que las posiciones radicales de los grupos que han dividido al pa?s se muevan hac?a planteamientos que unifiquen la naci?n. Solo as? se abrir?n posibilidades de iniciar un debate donde todos est?n representados, y pueda haber acuerdos.

Abrir de inmediato un di?logo nacional talvez no sea lo mas conveniente, pues no hay condiciones para iniciarlo. Di?logos en contextos adversos, son de sordos y pueden agotar innecesariamente este valioso instrumento. El trabajo ahora, debe ser crear las condiciones para que se pueda hacer mas adelante. Esa quiz? sea de las primeras tareas del nuevo gobierno.

Si bien las soluciones deben estar en manos de los Bolivianos, no se debe descartar el rol que puede jugar organismos regionales como la OEA, que puede dar una valiosa contribuci?n en la soluci?n a la crisis.

Pero tambi?n est?n las transnacionales, que tienen responsabilidad en el conflicto Boliviano. Deben reflexionar y darse cuenta que echarle mas le?a al fuego, puede poner en riesgo sus inversiones y sus futuras ganancias. La situaci?n del mundo de alguna manera ha cambiado, ya no pueden seguir pensando que promoviendo y financiando guerras y divisiones de pa?ses, aseguran su control.

En estos tiempos, la estabilidad pol?tica de un pa?s es mejor garant?a que la convulsi?n social o la guerra. De una conflagraci?n interna en Bolivia, pierde el pa?s, pero tambi?n ellos pueden perder los tres mil quinientos millones que ya han invertido y un negocio de cientos de millones de d?lares en el futuro.

Los pa?ses de origen de las transnacionales tambi?n pueden contribuir a la soluci?n. Naciones Europeas como Espa?a, Gran Breta?a y Francia; o el Brasil de Lula, no pueden permitir que el pa?s mas pobre de Sur Am?rica se vaya a la guerra civil, con sus empresas involucradas.

Ojal? que la inteligencia ilumine a los bolivianos, ojal? que lograran hacer de esta crisis una gran oportunidad para su desarrollo econ?mico y la superaci?n de la pobreza. Como Latinoamericano, esa es mi esperanza.

San salvador, S?bado, 11 de Junio de 2005.
Publicado por JJmar @ 9:01  | Internacional
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios