Lunes, 23 de mayo de 2005
Por suerte el hurac?n no alcanz? a llegar, si no, quien sabe.

Quiz? la principal lecci?n que nos dej? el frustrado Hurac?n Adri?n es que no estamos preparados los salvadore?os para este tipo de eventualidades. Sin restar m?ritos al esfuerzo que se hizo, en el cual tanto el gobierno como las alcald?as hicieron lo que sab?an, pero estamos lejos de contar con un verdadero plan de emergencia para enfrentar los huracanes.

Los salvadore?os tenemos bastante experiencia para enfrentar terremotos y diluvios, Los terremotos del 2001 y las miles de r?plicas que sufrimos luego, nos volvieron especialistas en el tema, a tal grado que basta con sentir el temblor y ya sabemos de cuantos grados fue y donde est? el epicentro. Igual cuando vienen las lluvias y las subsiguientes inundaciones, todos sabemos para donde correr y cuando hacerlo.
Imagen
Sismografo
Pero con los huracanes la cosa es diferente, algunos recuerdan el Fif?, otros recuerdan el Mitch pero en este ultimo caso lo que sufrimos fueron lluvias. La verdad es que este es un fen?meno nuevo o in?dito para nuestras latitudes, pero la reciente experiencia nos dice que debe haber un plan, pues con los cambios clim?ticos que sufre nuestro planeta ahora hay que prepararse para todo.

Si observamos con detenimiento la preparaci?n de nuestras autoridades, veremos que todos los preparativos eran para enfrentar inundaciones, cuando estas se presentan lo que se hace es sacar a los habitantes de las zonas de alto riesgo (los que viven a las orillas de las quebradas, fundamentalmente) y se les lleva a lugares altos donde las aguas no van a llegar, eso es lo que hicimos en esta ocasi?n.
Imagen
Inundaciones

Pero se les olvid? el detalle que es en los lugares altos donde un hurac?n puede pegar con mas fuerza. Es decir que al llevar a las personas a escuelas e infraestructuras deportivas, las libr?bamos de las inundaciones pero no del hurac?n. Adem?s bastaba ver las escuelas que serv?an de refugios, con las ventanas sin vidrios, los techos de l?mina mal colocadas, para darnos cuenta que muy poco hac?amos para librarles del peligro.

Cuando se presenta un hurac?n, la vida de las personas corre riesgo real. Lo primero que debe hacerse es tener un dise?o de evacuaci?n que no puede ser voluntario. Ac? le preguntaban a la gente si quer?a desalojar, trataban de convencerla y lo l?gico es que nadie abandona f?cilmente su vivienda y deja sus pertenencias. Un dise?o de evacuaci?n en estos casos debe ser obligatorio, las autoridades deben garantizar la seguridad de las pertenencias de los que ser?n evacuados, para librarlas del vandalismo. Pero todos deben salir por la ruta y en los tiempos del plan. No hay opci?n, pues lo que se busca es salvar vidas.
Imagen

En segundo lugar, no podemos convertir en forma autom?tica todas las escuelas, las instalaciones deportivas y casas comunales en refugios anti huracanes. Muchos de ellos no re?nen los requisitos m?nimos para enfrentar este fen?meno, REPITO no se trata de lluvias. Debe de haber una evaluaci?n de cuales son las instalaciones p?blicas que tienen condiciones y cuales se pueden adecuar para que las tengan.

En tercer lugar hay que elaborar un inventario de las instalaciones privadas que si tienen condiciones para ser convertidas en refugios anti huracanes. Por ejemplo los parqueos bajo techo de muchos centros comerciales y supermercados pueden servir en estos casos, pues son s?tanos con plaf?n de concreto como techo, y tiene paredes de cemento y ladrillo.

Esto ?ltimo parece que a nadie se le ocurri? y estos lugares permanecieron vac?os, cuando mas se les pudo necesitar, lo cual es un absurdo que demuestra que no est?bamos preparados.

Tambi?n hicieron falta indicaciones m?s precisas a la poblaci?n. Nos dec?an que compr?ramos candelas, pero no nos dijeron que estas no deben encenderse cuando est? el hurac?n, aunque no tengamos luz. Pues corremos el riesgo de darle fuego a la casa. Nos dijeron que la electricidad y el gas de las cocinas se desconectan solo si abandonamos la casa, pero no nos dijeron que estas es mejor desconectarlas aunque nos quedemos en ellas.
Imagen
Por donde se enchufan estas velas?

Tampoco explicaron con claridad que no podemos abandonar las viviendas en medio del hurac?n, con los fuertes vientos salir a la calle es un seguro suicidio. Nadie explic? cuales son los lugares mas seguros dentro de una casa, a nadie se le ocurri? tampoco decir que los ba?os de muchas viviendas son los lugares m?s seguros con peque?as adecuaciones que les hagamos.

No existi? un plan de evacuaci?n de las zonas altas, donde pueden haber casas en buen estado y con buena construcci?n pero por su ubicaci?n se vuelven vulnerables.

Lo anterior son solo algunas cosas que se?alo sin ser especialista en la materia, pero me parece que el sentido com?n nos indica que debieron hacerse. Posiblemente los conocedores de la materia tiene muchas mas observaciones.

En todo caso, por suerte el hurac?n nunca lleg?. La naturaleza nos ha dado una oportunidad, que puede ser la ?ltima. Ojal? sepamos aprovecharla.

San Salvador, Lunes, 23 de Mayo de 2005.
Publicado por JJmar @ 23:17  | Situacion Actual
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios