Viernes, 13 de mayo de 2005
Con las lluvias comienza la inundaci?n de San Salvador.

Cuando llega mayo, todos esperamos con ansias el inicio del per?odo de lluvias. Despu?s de seis meses de clima seco, y despu?s de los calores de marzo y abril, las lluvias de mayo refrescan nuestro ambiente. Hay un dicho popular que dice ?te esperaba como agua de mayo?, cuando uno espera algo con mucho deseo o inter?s.

En el campo, tambi?n la lluvia es esperada con ansias, la ven llegar con alegr?a, es sin?nimo de vida, de trabajo en la siembra, de futuras tortillas y atoladas, de esperanza. Se recuerda a San Isidro Labrador, patrono de los agricultores, ?San isidro labrador, quita el sol y pon el agua?, rezan nuestros campesinos. Cuando llueve mucho ?San Isidro Labrador, quita el agua y pon el sol.?
Imagen
....Pon el quita y agua el sol.. UPS!

Pero este panorama ha ido cambiando en nuestra capital San Salvador. Ahora las lluvias son motivo de angustia para decenas de miles de familias en condiciones de pobreza, que viven api?adas en las colonias marginales y barrios populares. Las lluvias generan correntadas de agua sin control que inundan sus humildes viviendas y destruyen sus escasas pertenencias.

Pero tambi?n las lluvias son sin?nimo de enfermedades. Desde siempre las primeras lluvias nos han tra?do diarreas, especialmente para los cipotes. Popularmente le hemos llamado ?el mal de Mayo?, que consiste en diarrea con retorcijones que sufrimos en estas ?pocas.

Pero ahora los virus y microbios como que se han puesto mas bravos, ya no basta la Yodoclorina o los tradicionales ?tapones de olote? populares como la sopa de guineos verdes, o las horchatas de maicena para curarlas. Resulta que necesitamos cada vez antibi?ticos mas fuertes. A lo anterior se agrega las epidemias de Dengue cl?sico y dengue hemorr?gico, que todos sufrimos a consecuencia de las plagas de zancudos.

Es decir que en nuestra ciudad capital, el significado de las lluvias de mayo ha venido cambiando poco a poco. Ahora las lluvias equivalen a inundaciones, perdida de bienes materiales, enfermedades. Es decir se agudiza aun mas la problem?tica social existente.
Imagen

La actitud de nuestras autoridades es salir a paliar de alguna manera las consecuencias, pero sin analizar las causas que las generan y mucho menos contar con plan de soluciones verdaderas.

Los actuales problemas que padecemos, tienen factores diversos que los generan. Por una parte el sistema de recolecci?n de aguas lluvias de la capital est? colapsado desde hace muchos a?os y no tenemos un plan para reconstruirlo. Es mas, ni siquiera tenemos un eficiente sistema de mantenimiento y limpieza del mismo; hay inundaciones provocadas por la simple acumulaci?n de basura en los tragantes de aguas.

La ausencia de planificaci?n en el crecimiento urbano ha generado la proliferaci?n de colonias y residenciales por todos lados a criterio y gusto de las empresas constructoras de viviendas, que simplemente resuelven los problemas de aguas lluvias por la ruta de menor costo, que es tirar el agua a la barranca mas cercana a la urbanizaci?n que construyen.

Tenemos como pa?s un problema estructural, que es la emigraci?n del campo a la ciudad. Enormes contingentes de poblaci?n, que empobrecida o sin empleo llega a nuestra gran urbe a buscar las oportunidades que no encuentra en sus lugares de origen. Estos grupos pasan a integrar los ya agrandados cinturones de pobreza, construyendo viviendas (si es que se les puede llamar as?) en lugares de alto riesgo como son las orillas de barrancas y quebradas. Este es el sector mas vulnerable a las inundaciones y a las enfermedades.
Imagen
Rio Acelhuate

Por otra parte la falta de sistemas preventivos de salud, agravan las enfermedades en esta ?poca. El gobierno se lava las manos acusando a la poblaci?n de no tomar las medidas necesarias para evitarlas, pero esto es pura demagogia gubernamental. La falta de agua potable en decenas de miles de viviendas obliga a la poblaci?n a almacenar agua, con el consiguiente efecto de proliferaci?n del zancudo transmisor del dengue. La falta de programas educativos de salud, agrava mas estos problemas.

Las soluciones no son f?ciles, pero a la larga ser?an mas eficientes y mas baratas que lo que hacemos ahora, que es enfrentar las consecuencias. Se necesita un verdadero plan de desarrollo urbano, que ordene el crecimiento de las ciudades. Se necesita reconstruir la red de recolecci?n de aguas lluvias y negras. Se necesita proveer de agua potable a todos los barrios y colonias de la ciudad. Se necesita la acci?n del Ministerio de Salud en los programas de educaci?n de la poblaci?n.

Se puede alegar que lo anterior requiere millones de d?lares para su implementaci?n, pero hay que pensar que muchas cosas pueden hacerse con el apoyo de las comunidades, con el trabajo conjunto con organizaciones no gubernamentales, orientando recursos estatales de ?reas poco necesarias como propaganda en medios, vi?ticos a funcionarios que viajan al exterior etc.

El dinero se puede obtener de prestamos blandos que para este tipo de obras de beneficio social est?n disponibles. Solo pensamos en cr?ditos cuando nos hablan de construir grandes carreteras, pero no lo hacemos con estas obras de inmenso beneficio social.

Si comenz?ramos ahora, en unos a?os tendr?amos resuelto una buena parte del problema y la ?poca de lluvias volver?a a tener el significado original que se?alamos al principio. De lo contrario, en unos a?os, el problema ser? mas grave aun.

San Salvador, 13 de Mayo de 2005.
Publicado por JJmar @ 12:30  | Situacion Actual
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios